Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

"Gorda, nos reventaron la casa": la pesadilla de una familia de Arturo Seguí

Habían cumplido con una extensa jornada de actividades solidarias y al retornar a su hogar se encontraron con todo revuelto, destrozos y varios faltantes

Una pareja de Arturo Seguí que había cumplido ayer con una extensa jornada de actividad solidaria vivió una verdadera pesadilla cuando al regresar a su casa se encontró con que habían sido víctima de un violento robo.

Era cerca de las 16.30 cuando ambos regresaron de la localidad de El Pato, luego de realizar actividades como parte de una entidad sin fines de lucro que se dedica a ayudar a escuelas, hogares y comedores infantiles a través de donaciones y diversas tareas de colaboración. 

"Gorda, nos reventaron la casa", fue lo primero que le dijo Roque, el propietario de la vivienda, a su esposa, Mariana. 

Al ingresar a la finca, en 415 entre 151 y 152, donde viven con sus dos hijas, una de ellas menor de edad, se encontraron con todas habitaciones revueltas. El panorama era un caos porque había ropa tirada por todos lados y  varios muebles estaban destrozados, según describió Mariana.

Además, destrozaron una puerta y una moto. Entre lágrimas y en medio de un estado de angustia, Mariana aseguró a este medio que, al parecer, los ladrones buscaban dinero y no encontraron nada. En principio sabe que se llevaron dos revólveres y dos bicicletas.

Por lo ocurrido la mujer dijo que "no dormí en toda la noche, tuvimos que mandar a las nenas a la casa de un vecino que nos prestó la casa porque acá todavía es un caos".

Tras el grave hecho de inseguridad, la damnificada afirmó que radicó la denuncia policial y que desde ayer estaban esperando la llegada de la Policía Científica para determinar si hubo más faltantes. Por este motivo, prefirió dejar la casa en el mismo estado que la dejaron los atacantes.

"Sabemos que los que robaron son banditas de acá de la zona. Son todos menores. Entran y salen, la policía no puede hacer nada. No es la primera vez que nos roban, pero esta vez la angustia que tenemos es total. Estamos muy mal hoy", lamentó la mujer.
 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...