Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

Turquía redobla su ofensiva contra los kurdos en Siria y crece el temor por los civiles

Ayer hubo una lluvia de bombardeos y ataques de artillería 

Turquía redobla su ofensiva contra los kurdos en Siria y crece el temor por los civiles

Tropas turcas capturaron hoy al menos una localidad en el norte de Siria luego de una lluvia de bombardeos y ataques de artillería que ayer dio paso a una ofensiva terrestre transfronteriza contra combatientes kurdo-sirios que amenaza con desatar una crisis humanitaria.

En escenas con las que el mundo ya se ha familiarizado tras ocho años de guerra en Siria, aterrados resientes de localidades fronterizas con Turquía huían hoy en vehículos, motos y hasta a pie con colchones y otras pertenencias, y el organismo de la ONU para los refugiados (Acnur) dijo que decenas de miles de personas se estaban desplazando.

Muchos de esos civiles ya habían dejado sus hogares en otras partes de Siria huyendo del grupo islamista Estado Islámico (EI).

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha enfrentado críticas por la tácita luz verde que dio a su par turco, Recep Tayyip Erdogan, para lanzar un asalto visto como una traición a las milicia árabe-kurda Fuerzas de Siria Democrática (FSD), que durante años peleó contra el EI en esa zona aliada con tropas norteamericanas.

En el segundo día de la operación, el canciller turco, Mevlut Cavusoglu, dijo que la intención de las tropas es adentrarse en Siria unos 30 kilómetros y que la ofensiva terminará cuando todos "los terroristas hayan sido neutralizados", en alusión a los combatientes kurdos de las FSD.

Turquía lanzó su invasión tres días después de que Trump replegara a las tropas estadounidenses de sus posiciones a lo largo de la frontera turco-siria.

La decisión de Trump le valió críticas de demócratas y republicanos que dicen que ha puesto en riesgo a los kurdos y a la estabilidad regional y socavado la credibilidad de Estados Unidos.

Las FSD fueron el único aliado de Estados Unidos en su campaña contra el EI en Siria.

Trump urgió a Turquía mostrar moderación en su ofensiva.

Pero los primeros bombardeos mostraron pocas señales de mesura.

El Ministerio de Defensa turco dijo que sus aviones y artillería alcanzaron ya 181 blancos.

Las milicias kurdas dijeron que, sin embargo, Turquía no hizo muchos avances en los varios frentes que abrió.

Erdogan dijo hoy que 109 "terroristas" fueron muertos hasta ahora en la ofensiva, pese a que las informaciones provenientes de la zona no indicaban ni nada remotamente cerca a un número tal de víctimas.

Erdogan también advirtió a la Unión Europea (UE) que no se refiera a la ofensiva como una "invasión", y la volvió a amenazar con "abrir las puertas" para permitir que millones de refugiados sirios inunden Europa.

En tanto, las fuerzas kurdas han interrumpido todas sus operaciones contra el EI para enfrentarse a las tropas turcas.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo hoy que Turquía está creando un doble riesgo: una crisis humanitaria y "ayudar al Estado Islámico a reconstruir su califato".

Turquía considera "terroristas" a los milicias kurdas de Siria por sus vínculos con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), una organización separatista que pelea desde hace 35 años contra Turquía. El conflicto ha dejado decenas de miles de muertos.

Turquía dice desde hace años que no tolerará la virtual autonomía que los kurdos arrancaron a Siria al ritmo de la compleja guerra iniciada en 2011.

La operación turca busca abrir un corredor a lo largo de la frontera -al que Turquía llama "zona segura"- libre de milicias kurdas.

Ankara dice que reasentará allí a unos 2 millones de refugiados sirios que hay en su territorio, la mayoría de ellos árabes, no kurdos, con lo que alteraría dramáticamente la demografía de la región, por ahora de mayoría kurda.

La ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que tiene informantes en toda Siria, dijo que siete civiles murieron desde que Turquía lanzó su ofensiva.

Turquía informó hoy que cuatro civiles murieron y 70 resultaron heridos por la caída de cohetes lanzados desde Siria en dos localidades turcas cercanas a la frontera.

El comandante Youssef Hammoud, vocero de las fuerzas rebeldes sirias aliadas de Turquía en la operación, dijo que sus combatientes capturaron hoy la localidad de Yabisa, ubicada cerca de uno de los principales objetivos de la ofensiva, la ciudad de Tal Abyad.

La agencia de noticias estatal turca Anadolu dijo que los combatientes sirios tomaron una segunda localidad, Tel Fander.

El Observatorio dijo que más de 60.000 personas han dejado sus casas desde ayer.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla