Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EL ACUERDO CON IRÁN SOBRE EL ATENTADO

Tras la polémica, el presidente de la AMIA se disculpó y pidió licencia

En una carta, Agustín Zbar asumió que fue “un error” reclamar desistir de la querella contra Cristina Kirchner. Su alejamiento dijo que era por “tiempo indefinido”. Pero familiares de las víctimas quieren que renuncie

El presidente de la AMIA, Agustín Zbar, solicitó ayer una “licencia indefinida” de su cargo después de la polémica que se desató la última semana cuando su institución pidió retirar la querella contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, y otros acusados, por el pacto con Irán sobre el atentado a la sede la mutual judía.

“Quiero expresar mis disculpas sinceras, y sin ningún atenuante, por los hechos y las expresiones equívocas de la última semana”, señaló una carta que Zbar dirigió a la “Comisión Directiva de AMIA, a la comunidad, y a la sociedad en su conjunto”.

Fuentes de la AMIA señalaron que la Comisión Directiva “se encuentra evaluando la carta” y “en breve” emitirá un comunicado al respecto. Al cierre de esta edición no se había difundido.

Sin embargo, familiares de las víctimas del atentado, también con otra carta a la que tuvo acceso este diario, rechazaron las disculpas del dirigente y pidieron su renuncia “indeclinable”.

“NO CAMBIÉ”

“Durante más de 20 años he sostenido que los responsables del atentado son la organización terrorista Hezbolá y altos funcionarios del gobierno iraní. No he cambiado de posición. Es lo que sostuve siempre, y así lo he expresado de manera pública y privada”, agrega en la carta que difundió ayer la mutual judía.

“Con respecto al nefasto Memorándum de Entendimiento con Irán, la AMIA reclamó por su inconstitucionalidad, y logró el fallo de Cámara que así lo ha declarado. Es un logro del que estoy orgulloso como judío argentino, y que sigo exaltando. Ese pacto significaba la baja de las alertas rojas de Interpol y la muerte de la causa”, consideró Zbar en la nota en la que pide licencia “por tiempo indefinido”.

“También he manifestado que el fiscal Alberto Nisman (Z”L) entregó literalmente su vida por la causa AMIA. Con respecto a su denuncia, el hecho investigado es el móvil de ese memorándum. Esa causa impulsada por la DAIA se encuentra en etapa de juicio oral, y lo investigado es un delito de orden público, por lo que no hay ninguna posibilidad de que la causa no prosiga”, consideró enseguida.

“Entendí erróneamente que era mejor para preservar a la comunidad de una contienda política de orden nacional, que esa causa en etapa de juicio oral prosiguiera sin la participación de la comunidad como querellante. Por eso impulsamos ese pedido a la DAIA”, agregó Zbar.

Sostuvo que “muy lejos” de sus intenciones “estuvo lavar la responsabilidad de los asesinos y todos sus cómplices. Solo perseguía enfatizar que en el futuro fuera el propio Estado quien persiga las condenas”.

“Lamento inmensamente que este pedido haya traído más dolor enojo y divisiones”, expresó en la nota difundida por la AMIA.

Zbar subrayó que asume “absolutamente la responsabilidad del error cometido” y pidió “nuevamente disculpas” al informar que ha pedido “de manera indeclinable una licencia por tiempo indefinido” como presidente de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) luego del pedido que hizo a la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) y que fuera rechazado por diferentes referentes de la comunidad judía.

El conflicto escaló de manera rápida desde el jueves, cuando la AMIA hizo el polémico pedido a través de otra carta dirigida a la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), brazo institucional y político de la comunidad judía argentina que agrupa a decenas de instituciones en Argentina, incluida la AMIA, y parte acusadora del proceso judicial abierto.

Aunque Zbar matizó las intenciones de la AMIA más tarde en declaraciones a medios argentinos, las voces críticas resonaron entre la comunidad al considerar que lo que pretendía era dejar pasar a los posibles culpables del atentado de 1994, que todavía no tiene ningún responsable aunque los judíos de Argentina se lo atribuyen a Irán y al grupo terrorista Hezbolá.

FUERTE RÉPLICA

Horas después de conocida la carta de Zbar se conoció una misiva firmada por el padre de Paola una de las víctimas del atentado, Luis Czyzewski y su mujer Ana María Blugerman, en la que reclaman la renuncia del presidente de la AMIA y “no el uso de licencia”. Y fueron más allá: “Su Comisión Directiva no es merecedora de los cargos que ocupan”.

Y concluye: “Con respecto a su disculpa, su conciencia le dirá lo que debe hacer, y si otras personas la aceptan, lo entendemos. Nosotros, no”.

El tratado de cooperación entre Argentina e Irán fue denunciado por el fiscal Alberto Nisman en enero de 2015, al considerar que la entonces mandataria y parte de su equipo habían impulsado el acuerdo, no para aclarar el ataque terrorista, sino para encubrir a los sospechosos iraníes, entre ellos ex altos cargos del país persa.

Cuatro días después, Nisman apareció muerto en su casa con un disparo en la cabeza, en circunstancias que aún se investigan pero que según la Justicia apuntan a un homicidio.

 

“No quiere”
El diputado nacional de Cambiemos Waldo Wolf calificó como “inexplicables”, los motivos que llevaron a la dirigencia de la AMIA a pedir que se retirara la querella contra la ex presidenta y aseguró que el kirchnerismo “no quiere que se investigue” el encubrimiento del atentado a la mutual judía, ocurrido en 1994.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla