Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

El caso Odebrecht golpea a los últimos mandatarios de Perú

Además de Alan García, otros cuatro ex presidentes enfrentan causas judiciales en Perú.

Con Pablo Kuczynski, detenido este mes y que ayer fue internado por un cuadro cardíaco, ya son dos los ex mandatarios peruanos presos, después de que en enero pasado Alberto Fujimori fuera devuelto a la cárcel para terminar de cumplir una condena de 25 años por crímenes de lesa humanidad durante su gobierno (1990-2000).

Los otros dos ex presidentes bajo investigación judicial y que pueden terminar tras las rejas son Alejandro Toledo (2001-2006) y Ollanta Humala (2011-2016).

Todos los ex mandatarios electos que gobernaron Perú tras el fin del régimen militar en 1980 tienen causas judiciales. Tres, además del fallecido García, están salpicados por el escándalo de las dádivas de Odebrecht a políticos; y Fujimori, por violaciones de los derechos humanos y corrupción.

Humala y Kuczynski tienen prohibido salir del país -García también la tenía-, mientras que Toledo huyó a EE UU, donde enfrenta un pedido de extradición. El fallecido presidente interino Valentín Paniagua, que gobernó ocho meses entre la caída de Fujimori y la elección de Toledo (noviembre 2000 - julio 2001) es única excepción.

La constructora brasileña Odebrecht admitió ante la justicia de EE UU que había pagado 29 millones de dólares en sobornos durante tres gobiernos peruanos, incluido el segundo de García.

En diciembre pasado, la compañía firmó un acuerdo de cooperación por el cual accedió a pagar una multa al Estado peruano y a entregar testimonios que pueden comprometer todavía más a los ex presidentes y a otros políticos y funcionarios peruanos.

Humala y su esposa Nadine estuvieron nueve meses en prisión preventiva por el caso Odebrecht. Fujimori estuvo un año libre, luego de que Kuczynski lo indultara en la Navidad de 2017, pero volvió a prisión en enero después de que la justicia peruana anulara el perdón presidencial por cuestiones de forma. Aunque el ex presidente Fujimori no está involucrado en el caso Odebrecht, sí lo está su primogénita, la líder opositora Keiko Fujimori, presa desde el 31 de octubre acusada de recibir aportes ilegales de la constructora brasileña para la campaña en 2011. (AFP)

Conectate con lo que te interesa
"La verdad construye diálogos objetivos."
Formá parte de la verdad.
Suscribite.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...