Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Son de Quilmes y Berazategui

Trajo a su sobrino desde el Conurbano para “hacer unos pesos” con un robo y cayeron

El tío tiene antecedentes, pero el joven no. “No sabía que iba a hacer una salidera”, dijo el muchacho. Intentaron huir en 7 y 54

Trajo a su sobrino desde el Conurbano para “hacer unos pesos” con un robo y cayeron

Las cámaras registraron el momento en que el bora se atascó en el tránsito de 7 y 54 / captura de video

“Me dijo que veníamos a La Plata para hacer algunas cagadas, pero nunca pensé que fuera algo tan grande”, les comentó a los policías un joven de 24 años que ayer fue detenido junto a su tío por cometer una salidera bancaria a pocos metros de la jefatura departamental de la Ciudad e intentar escapar atravesando el enloquecedor tránsito de la avenida 7, en horario pico.

Él, oriundo de Quilmes, no tiene antecedentes penales. Su tío, de 43 años y Berazategui, sí: “Estuvo preso por robo varias veces”, confirmó una fuente oficial, agregando que este hombre ratificó la versión de su sobrino al argumentar que “lo traje (a la Ciudad) para conseguir un poco de plata y salir del paso”.

Hay que aclarar que estos dichos no tienen rigor de confesión ni validez legal, excepto que los repitan en la indagatoria ante el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta, que ordenó aprehenderlos por robo agravado.

El hecho sucedió después del mediodía de ayer, cuando una mujer salió del banco de 13 entre 59 y 60 con los 10 mil pesos que acababa de extraer y caminó hasta la calle 61, sin advertir que dos hombres estaban pendientes de sus movimientos.

Fue en la esquina de 13 y 61 donde notó de prepo su presencia, con alguien que la empujó por detrás en el mismo momento que otro le arrebataba de un tirón su cartera.

Alerta

La secuencia duró un par de segundos, luego de los cuales los ladrones escaparon corriendo para subirse igual de rápido a un automóvil Volkswagen Bora de color negro que habían estacionado cerca y en el que emprendieron la fuga.

Entre sorprendida y asustada, la víctima pidió ayuda. Tras un llamado al 911 llegaron los primeros móviles, que desplegaron un operativo cerrojo por las inmediaciones con la descripción del coche y los responsables.

Fue personal de la DDI a cargo del comisario inspector Néstor Muñoz el que visualizó al Bora en 7 y 63, aunque la interceptación no fue inmediata.

“Ante la voz de alto los sospechosos escaparon por 7 en dirección a 60, en contramano”, relató un vocero, por lo que se inició una persecución que terminó en Plaza San Martín, con el auto embotellado entre autos, micros, motos, bicicletas y peatones; el caos habitual de cualquier día de semana, a esa hora, en ese lugar.

Sin ninguna chance de recurrir a la paciencia, los ladrones abandonaron el Bora en 7 y 54, para escapar corriendo hacia la plaza.

Si tenían algún arma, la descartaron en algún momento del escape. Los policías que los detuvieron a los pocos metros no les encontraron ninguna, ni a ellos, ni dentro del auto.

Sí recuperaron la cartera con la plata y las pertenencias de la damnificada, quien las reconoció enseguida. El auto, en tanto, es del padre del joven (hermano del otro detenido) y no presenta pedido de secuestro.

El fiscal Condomí Alcorta indagará hoy a los acusados.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla