Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
HORROR EN ZÁRATE

Mató a su esposa y se suicidó en su casa: los encontró su hija adolescente

Ambos presentaban heridas de bala en la cabeza. El detonante habría sido que ella quería separarse, pero el marido no lo aceptaba

El hombre que el viernes mató a su esposa de un balazo en la cabeza en la localidad bonaerense de Zárate y luego se disparó en la sien, murió ayer en un centro de salud de la zona donde permanecía internado en grave estado, informaron fuentes policiales y judiciales.

Los investigadores no tienen duda de que se trató de un femicidio seguido de suicidio, ya que la pareja integrada por Betina Silvana Mancini (38) y Gabriel Alejandro Ortigoza (40) estaba pasando por un conflicto matrimonial aparentemente porque la mujer se quería separar y el hombre no soportaba esa situación. El hecho fue descubierto por la hija de 16 años del matrimonio cuando llegó a su casa y halló a sus padres baleados en una habitación. Ambos estaban tirados en el piso con heridas a la altura de la sien pero con signos vitales, y con una pistola entre medio de los dos.

Ambos fueron trasladados de inmediato al hospital de Zárate pero a las 17.40 la mujer murió. Mancini, que era peluquera muy querida por los vecinos, tenía un orificio de entrada a la altura de la sien, sin orificio de salida, al igual que su marido.

Por su parte, Ortigoza, quien se desempeñaba laboralmente en una cabina de peaje, sobrevivió algunas horas hasta su fallecimiento.

En tanto, en la vivienda, personal de la Policía Científica secuestró una pistola calibre .32 Selmi, con un cargador colocado con cuatro cartuchos intactos, otro alojado en la recámara y dos vainas servidas. No había desorden y la única que ingresó fue la hija del matrimonio -quien aclaró que la puerta de calle se encontraba cerrada con llave-, por lo que se descartó que se tratara de un robo o la participación de un tercero.

Posteriormente, en el auto de Ortigoza fue encontrada una carta escrita a mano, al parecer dirigida a sus hijos, que decía: “Yo sé que nunca van a perdonarme, pero quiero que ustedes digan todo, como eran las cosas. Siempre los voy a amar”.

La pareja tenía además otro hijo de 15 años, y el posible detonante del femicidio fue que la víctima le había pedido el divorcio a su marido y que se fuera de la casa familiar.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla