Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Más que la gloria se juegan parte de la historia del tenis
Más que la gloria se juegan parte de la historia del tenis

Por: IGNACIO ANDRADA (*)

12 de Julio de 2019 | 04:32
Edición impresa

No debe haber otro deporte individual en que dos deportistas se encuentren tantas veces como lo han hecho Roger Federer y Rafael Nadal a lo largo de la historia. A tal punto que se ha transformado en un clásico del tenis de la Era Abierta y en la mayoría de las ocasiones se han visto frente a frente en instancias finales como ocurre ahora en las semifinales de Wimbledon.

Creo que más por la gloria tanto Federer como Nadal juegan por la esencia de la propia historia del tenis y del deporte en general. Esa historia que han sabido cultivar ambos protagonistas tanto fuera como dentro de la cancha, ya que se respetan como jugadores de tenis y como personas.

El césped es la superficie en donde Federer tiene más chances de ganarle a Nadal y así lo indican las estadísticas entre ambos; aunque analizando a los dos como llegan a esta semifinal de Wimbledon, lo encuentran a Rafa en un estado de paridad absoluta como hace muchos años que no sucede.

Entre otras cosas a Nadal lo puede llegar a beneficiar el estado en que se encuentran las canchas a esta altura del torneo, donde en el fondo están literalmente “peladas” y ese sector son de tierra. Además, Rafa tratará de jugar puntos largos para hacerlo correr a Federer y quitarle piernas.

En el caso de Federer deberá estar preciso en el saque y jugar puntos cortos, son peloteos largo desde el fondo de la cancha para contrarrestar la mayor potencia de Nadal.

Creo que se si hace un partido largo, los casi 38 años a Federer le pueden llegar a pasar facturas, pero quizás sabiendo que está entrando en la etapa final de su carrera y por ahí puede ser uno de sus últimos partidos en Wimbledon de ahí puede sacar energía suficiente ante un Nadal, que físicamente está perfecto y se reinventa en su juego.

El final esta abierto; mientras de Novak Djokovic, que se encuentra a la “sombra” de estos dos monstruos, espera agazapado.

 

(*) Entrenador de tenis

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla