Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Piden inversiones para que el servicio se adapte a la creciente demanda de la zona

Usuarios furiosos por electrodomésticos quemados y baja tensión en Sicardi

Aseguran que el problema afecta también a Garibaldi, Correas y Arana. La mayoría tiene un tensiómetro para ver qué equipo enchufa

“Cuando baja la tensión se apaga el alumbrado público y da miedo salir de la casa; con los vecinos nos pusimos de acuerdo en no encender los electrodomésticos para que la luz no se corte del todo” Lucía 19 y 654

“​​​​​​​En esta zona es común que haya bajones de tensión; en invierno ya pasó varias veces y no encienden los televisores, ni las heladeras. Es mas habitual que ocurra eso a que corten por muchas horas la luz”. Jesús Verá 18 bis y 654

“Cuando baja tanto la tensión es un problema porque los electrodomésticos no arrancan, las luces de la calle no encienden y todo el barrio queda completamente a oscuras; a veces a eso lo sigue un corte total”  Santa Benítez 18 bis y 654

Sufrir pequeños cortes de luz, que de pronto se apaguen las luces del alumbrado público o que solo enciendan las lámparas de la casa, pero no los artefactos, son algunas de las complicaciones que padecen por estos días los vecinos de Parque Sicardi, Villa Garibaldi, Arana e Ignacio Correas. El problema no es nuevo para ellos, se repite cuando se registran temperaturas extremas, ya sea frío o calor, y por eso el domingo por la noche se reunieron en la curva de Arana para exigir que Edelap “deje de emparchar” las redes y haga la obra que demanda la zona.

“Estos son barrios electrodependientes porque no hay otros servicios, entonces no puede ser tan precario todo, mas aún cuando se nos cobra facturas que rondan los dos mil o tres mil pesos”, contó Lucía, una de las vecinas que se sumó a las denuncias por los cortes y las variaciones en la tensión eléctrica.

Según contaron los vecinos, desde el jueves pasado hubo una seguidilla de cortes y bajones de tensión que alteró el funcionamiento de los electrodomésticos.

“El viernes tuvimos seis cortes seguidos y como no hay manera de que cada artefacto tenga un estabilizador, tuvimos que desenchufar todo para evitar que se quemen los equipos”, contó un vecino.

Una mujer consignó que como consecuencia de los vaivenes de la tensión a su madre, domiciliada en 7 y 650, se le quemó la heladera y a otras personas de la zona también se le estropearon lavarropas, computadoras y televisores.

La gente consultada por EL DIA coincidió en que casi nunca obtienen alguna explicación por parte de Edelap que les permita saber las razones de los cortes y la duración estimada de cada interrupciones.

PROTESTA POR INVERSIONES

En ese marco, el domingo pasado vecinos de Villa Garibaldi, Arana e Ignacio Correas se reunieron en 637 y 136, donde la empresa instaló unos generadores para pedir “respuestas duraderas”.

Se escucharon muchos reclamos, los vecinos de 19 y 654 sostuvieron que el domingo cuando cayó la tarde las calles se quedaron totalmente a oscuras y en los domicilios a duras penas encendieron una o dos lámparas.

Por temor a que la luz se cortara del todo la gente se envió mensajes de WhatsApp para ponerse de acuerdo en no encender los electrodomésticos y mucho menos los equipos aclimatadores.

“La tensión estaba tan baja que temimos que saltara todo el sistema si intentábamos encender los televisores o las heladeras, entonces quedamos por horas apenas iluminados por una o dos lamparitas en cada vivienda”, apuntó Lucía, vecina de 19 y 654.

Los vecinos están convencidos que Edelap ya no puede “emparchar” transformadores como el de 90 y 139, a raíz del crecimiento poblacional que se registró durante los últimos años en esa región. En ese contexto, se solicitó un plan de obras e inversión en las instalaciones para que se provea un servicio adecuado a la demanda.

Quienes pudieron hacer mediciones constataron que por momentos la energía fue de 65 a 95 voltios, menos de la mitad de lo que se necesita para poner en marcha los electrodomésticos, que debe ser 220 voltios.

También se dio la particularidad de que hubo casas con sectores absolutamente a oscuras y otros ambientes con baja tensión.

En 18 bis y 654 un vecino constató 70 voltios de energía en su hogar.

“Hubo vecinos a los que se les quemó la bomba de agua y además de no tener luz se quedaron sin agua porque en esta zona no hay agua corriente”, agregó un vecino.

Otra particularidad es que la mayoría de los vecinos tiene un tensiómetro en la vivienda para medir el voltaje que reciben y eligen qué electrodoméstico encender.

Desde hace varios días, los vecinos cuentan que el voltaje que reciben va de los 70 a los 95 y con mucha suerte llega a los 130 voltios.

Roberto, otro vecinos afectado por la baja tensión, asegura que “es una locura vivir así. Es una bomba de tiempo porque en cualquier momento los equipos quedan fuera de servicio.

Desde Edelap, voceros consultados respondieron que en “la zona de Sicardi, Garibaldi, Correas y Arana hoy -por ayer- se estuvo trabajando en maniobras en la red de alimentación de la zona para normalizar el servicio”.

En pleno centro

Un domicilio situado a pasos de la Terminal de Ómnibus estaba por cumplir ayer, al cierre de esta edición, 24 horas ininterrumpidas sin luz.

Perteneciente a un profesional que, por su labor, requiere del uso de internet, la vivienda de 4 entre 42 y 43 que se quedó a oscuras anteayer a las nueve de la noche era la única de todo el barrio en esa condición, según señaló el usuario afectado por el prolongado corte de energía.

Desde Edelap se indicó que se trataba de un caso “puntual” y que una cuadrilla estaba yendo al lugar para dar solución al inconveniente.

LOS HORNOS SIN AGUA NI LUZ

Por otra parte, vecinos de Los Hornos se quejaron porque desde hace varios días que sufren cortes de luz y esto los deja sin servicio de agua al quedar fuera de servicio las estaciones de alimentación de la zona.

Por ejemplo, vecinos de 138 entre 69 y 70, aseguraron que “algunos vecinos tuvieron reiterados cortes de luz porque están en una fase que tiene problemas permanentemente. Pero otros tenemos servicio con menos cortes. Estos problemas en la red afectan a los equipos que alimentan del servicio de agua a la zona y por esta razón nos quedamos con baja presión o directamente no sale una gota de las canillas”, aseguraron los usuarios afectados.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla