Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Los acusan de degollar a sus tíos, en tolosa

Tramo final del juicio a los hermanos por el doble crimen

El juicio oral y público a los hermanos Germán y Horacio Ludueña, procesados bajo sospecha de haber degollado, en junio de 2015, a sus tíos María Ester Paz (71) y Aldo Teodoro Zárate (76), continuará hoy a las 10, en los Tribunales de 8 y 56, con la declaración de los últimos testigos, los alegatos y posiblemente la declaración de los acusados.

El doble crimen ocurrió en la casa de las víctimas, de 2 entre 521 y 522, Tolosa. Se presume que el móvil homicida sería, justamente, la herencia de esa vivienda.

Los primeros testigos del caso, que declararon ante el Tribunal Oral en lo Criminal II de La Plata -integrado por los jueces Claudio Bernard, Silvia Hoerr y Liliana Torrisi- cargaron contra los imputados, al ubicarlos en la escena del crimen para la fecha del hecho.

Una vecina dijo que un joven, quien se identificó como sobrino del matrimonio y residente en Los Polvorines, fue a preguntarle si sabía algo sus tíos, introduciendo la hipótesis de la muerte y posible asesinato, mucho antes de que trascendiera el doble crimen.

Los vecinos del lugar los ubican en las inmediaciones de la casa días antes de conocerse el horror.

Otro vecino contó que le había llegado la versión del supuesto “odio” que tendrían los acusados contra su “tío Aldo”, porque se había quedado con parte de la herencia que le correspondía a su hermana, que es la madre de los hermanos ahora sentados en el banquillo de los acusados.

Los imputados aseguran que para la fecha del hecho estaban en Mendoza capital y que se entregaron en una comisaría de esa ciudad.

Voceros de la investigación afirman que ambos imputados habrían dicho que ellos entraron a la escena del crimen, vieron a sus tíos degollados y se fueron a Mendoza sin decirle nada a nadie, pero negaron rotundamente ser los autores.

Al juicio llegó detenido sólo Germán, pues una huella dactilar suya fue hallada en el auto que estaba en la escena del crimen, propiedad de su tío.

Hoy, luego de los últimos testigos (restan 4) podrían alegar el fiscal de juicio, Martín Chiorazzi, y la defensora oficial de ambos imputados, Victoria Palomino.

Luego los imputados tendrán la última oportunidad de decir algo antes de que el Tribunal pase a deliberar sobre el veredicto.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla