Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
En el marco de la 42º fiesta provincial

Berisso late al ritmo de los inmigrantes y se reedita la emoción del desembarco

Entre música, baile y patio de comidas típicas, el domingo tendrá lugar uno de los momentos más conmovedores del evento

Berisso late al ritmo de los inmigrantes y se reedita la emoción del desembarco

La explanada del puerto, tradicional escenario de los festejos / archivo

“Quiero la alegría de un barco volviendo”, cantaba la voz desgarrada de Chavela Vargas. Y en Berisso, cada septiembre, desde hace 42 años, hay un barco que vuelve. Es el que transporta a los cientos de representantes de las distintas colectividades que entre fines del siglo XIX y principios del XX, dejando atrás las penurias del período de guerras, llegaron (para quedarse) a la Región.

Pasado y presente confluyen en ese desembarco simbólico que, en el marco de la 42º Fiesta Provincial del Inmigrante, se reeditará este domingo, desde las 15, en el Puerto La Plata (Av. Montevideo y calle 2). Allí, cuando suene la bocina del ferri, hombres y mujeres, niños y niñas bajarán de la embarcación, ataviados con trajes de época, objetos de otros tiempos y valijas de utilería, pero cargadas de emociones.

“Yo desembarqué el año pasado con ropa de mi abuela y es muy emotivo representar su cultura, ponerse en la piel de quienes vinieron sin nada a un país que no conocían”, dijo Irina Oslovsky, joven representante de la colectividad bielorrusa que visitó la redacción de EL DIA junto a sus pares de Cabo Verde, Marianela Bettencourt; de Croacia, Ángela Herrera y de Italia, Adrián Schell.

“Ahora lo contamos como un cuento, pero hay que pensar en la realidad que vivieron ellos”, reflexionó Adrián, cuyos bisabuelos arribaron a la naciente Capital del Inmigrante tras la Primera Guerra Mundial.

Para Ángela, ver a cerca de 400 personas de tres o más generaciones a bordo del buque, es “un viaje único a otra época”. Un viaje hecho “con mucho respeto y orgullo, tratando de representar a quienes llegaron sin nada más que sus ilusiones”, sumó Marianela.

La épica de esa representación es, acaso, “el momento más importante de la fiesta más grande de la Provincia”, cuya cargada agenda inauguró el pasado 4 de septiembre y continuará hasta el 13 de octubre.

Como parte del cronograma, mañana, a las 20.30, el Teatro Cine Victoria (Montevideo, entre 12 y 13) será escenario para la presentación de las representantes culturales, cuya coronación se realizará el sábado 12 de octubre, antes del desfile de clausura, que tendrá lugar al día siguiente. “Ya no hablamos de reina -explicó Irina- sino de embajadora cultural, no se elige belleza, sino que lo que se destaca es el atuendo típico y la historia de cada representante”. Todo un signo de los tiempos.

uN DOMINGO CARGADO DE ACTIVIDADES

Para el domingo, la Asociación de Entidades Extranjeras berissense (AEE) ultima los detalles de lo que será un día con múltiples actividades: a las 9 se correrá la maratón del Inmigrante y desde las 12, el público podrá esperar el desembarco entre espectáculos musicales y degustando bebidas y platos típicos de cada colectividad, como parte de un patio gastronómico que se extenderá hasta las 20, varias horas después del arribo simbólico.

Con la experiencia de los años previos, los organizadores calculan que pasarán por la Fiesta más de 100.000 personas y que la mayor concentración se da en dos fechas clave: en el desembarco y en el desfile de clausura.

“Cada año viene más gente, como espectadora o porque quiere subir al barco, pero tenemos que limitarnos a la capacidad del ferri, en el que entran unas 400 personas”, explicó Ángela, que como el resto de sus pares en las distintas comunidades espera cada septiembre para ponerse en el traje y la piel de aquellos primeros inmigrantes. Y que, como ellos, se emociona con la alegría del barco que vuelve. Por eso, destacó que jóvenes y adultos mantengan en pie “un evento cultural que lleva 42 años de vida. Ojalá que siga por mucho tiempo más”.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla