Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Desde los ángeles al mundo

Emmys: con algunas sorpresas, se entregaron los premios a lo mejor de la televisión estadounidense

El Microsoft Theatre fue el escenario de la 71º edición de las estatuillas, en la que “GOT” fue favorito más en la previa que en los papeles

Emmys: con algunas sorpresas, se entregaron los premios a lo mejor de la televisión estadounidense

el elenco de “got” tras subir a escena para presentar una categoría

Desde el anuncio de sus 32 nominaciones, “Game of Thrones” iba a ocupar un lugar preponderante en la edición número 71 de los Emmy Awards. Le seguían como favoritas “The Marvelous Mrs. Maisel” y “Chernobyl”.

La entrega de los premios de la Academia de Televisión estadounidense se realizó en el Teatro Microsoft de Los Ángeles.

La ceremonia de entrega de los galardones -al igual que los últimos Oscar- no contó con ningún artista como maestro de ceremonias (por primera vez en 16 años). Las diferentes estrellas presentes se fueron repartiendo el anuncio de las categorías.

Pero sin duda la gran sorpresa de la noche se dio cuando apareció Homero Simpson de gala, con la música tradicional de la serie, como el principal animador. “Muchas gracias, este es uno de mis sueños más imposibles”, señaló el padre de la familia Simpson, cuando de inmediato le cayó un piano encima y terminó su participación, desatando las risas entre los presentes.

Otro dato que confirmó el protagonismo de la serie de HBO fue la conversación detrás del escenario, en la que aparecía un vaso de Starbucks y el comediante Anthony Anderson exclamó “¡Esto no es Game of Thrones!” (por el recordado blooper durante la última temporada).

Luego, el actor Bryan Cranston de “Breaking Bad” apareció para hablar de las maravillas de la pantalla chica actual: “La televisión nunca fue tan grande, nunca importó más y nunca ha sido tan buena”.

De inmediato, comenzó la entrega (que al cierre de esta edición continuaba desarrollándose).

El primer premio fue para actor de reparto en comedia, que se llevó Tony Shalhoub para “The Marvelous Mrs. Maisel”. Su compañera Alex Borstein obtuvo el galardón a “Mejor actriz secundaria” por la misma comedia, y su reacción al enterarse del triunfo fue recibida con gracia, ya que la artista estadounidense tomó una pequeña botella -de lo que parecía ser alcohol- y bebió un sorbo frente a la cámara.

La estatuilla a “Mejor actor en comedia” fue para Bill Hader por “Barry” y Phoebe Waller-Bridge se fue con doblete: “Mejor Guión en Serie de Comedia” por “Fleabag” y “Mejor actriz de comedia” por la misma ficción, dando la sorpresa al imponerse en una categoría en la que Julia Louis-Dreyfus era la favorita, pues ya había ganado seis Emmy anteriores por su papel de Selina Meyer en “Veep”.

El reality “RuPaul’s Drag Race” ganó como “Mejor programa de competición”.

Momento especial

El teatro estalló en aplausos cuando anunciaron al elenco de “Game of Thrones”, que previa presentación con un compilado de imágenes de la serie, irrumpió en las tablas.

Con un discurso compartido entre los principales actores de la serie basada en los libros de George R.R. Martin, creada por David Benioff y Dan Weiss, se anunció la categoría a “Mejor Actriz de reparto en Mini series o película”. Patricia Arquette recibió el galardón por “The Act” y anunció: “No puedo creer recibir este honor con esta gente tan talentosa”.

Johan Renck obtuvo su premio como “Mejor director de miniserie” por “Chernobyl” y la serie fue premiada a “Mejor guión de miniserie” (para Craig Mazin).

Ben Whishaw ganó como “Mejor actor de reparto en miniserie” por “A Very English Scandal” y Jharrel Jerome se alzó con el premio a “Mejor actor en una miniserie o película para televisión” por “Así nos ven”.

“BlackMirror: Bandersnatch” ganó por “Mejor película televisiva” y Michelle Williams fue la “Mejor actriz de Miniserie” por “Fosse Verdon”, quien realizó un pedido por “la igualdad salarial”.

La primera estatuilla para “GOT” llegó gracias a Peter Dinklage, que triunfó como “Mejor Actor de Reparto en Serie Dramática” por su interpretación como Tyrion Lannister. Sus compañeras mujeres no pudieron repetir su logro porque Julia Garner, de “Ozark” se alzó con el galardón a “Mejor actriz de reparto en drama”.

Fue inesperado el Emmy a Billy Porter como “Mejor actor de serie dramática” por “Pose” que, al igual que Jodie Comer (“Mejor actriz dramática” por “Killing Eve”) estaban nominados por primera vez.

Al cierre de esta edición, se aguardaban el resto de las categorías principales.

Apareció Homero
Por primera vez en 16 años, la entrega de los premios no contó con un maestro de ceremonias. La sorpresa la dio Homero Simpson, que por algunos segundos cumplió el rol de animador, hasta que le cayó un piano encima y generó la risa de todos los presentes en el teatro.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla