Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Política y Economía |En berisso
Batalla campal con “más de 200 tiros” y 3 heridos en un choque entre afiliados de la Uocra

Ocurrió en la madrugada de ayer, en 157 entre 26 y 27, tras una olla popular. Un hombre vinculado a Medina, grave. No hay detenidos

Batalla campal con “más de 200 tiros” y 3 heridos en un choque entre afiliados de la Uocra

La tensión en torno a la uocra se trasladó a berisso / archivo

13 de Julio de 2020 | 05:05
Edición impresa

Otro enfrentamiento entre afiliados de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), seccional La Plata, terminó en una verdadera batalla campal, a los tiros y con al menos tres heridos. Uno de ellos, en grave estado, peleaba por su vida al cierre de esta edición.

Todo empezó pasada la medianoche de ayer, cuando el sueño de cuarentena de quienes habitan la zona de 157 entre 26 y 27, en Villa Roca, de Berisso, fue alterado por los balazos. No en vano, algunos lugareños hablaron de una “guerra” en la que contaron “más de 200 disparos”.

“Se tiraron de todo y hubo varias detonaciones de arma de fuego”, describieron otros vecinos de esa barriada, y que las cosas se habrían desmadrado luego de una olla popular. Precisamente esa “olla” habría sido el detonante del cruce entre hombres que responderían a dos sectores en pugna desde hace tiempo: uno, referenciado en el actual interventor de la Uocra, Carlos Vergara, y otro, en el ex secretario general del gremio, Juan Pablo “Pata” Medina, preso por los delitos de asociación ilícita, coacción agravada y extorsión reiterada.

“Fue una disputa por la territorialidad, como siempre”, coincidieron fuentes policiales y judiciales sobre los hechos que terminaron con tres internados en el Hospital Larraín: Marcos Nahuel Rodríguez, de 19 años, que ingresó con heridas superficiales en una pierna por impacto de balas y ya fue dado de alta; y Sergio Sosa, de 29, víctima también de arma de fuego en el pie izquierdo. Eran cerca de la 1 y faltaba poco para que el centro de salud se convirtiera también en campo de batalla y, según voceros policiales, entrara en escena Brian Medina -nieto del “Pata”-, quien enterado del enfrentamiento en torno a la olla popular viajaba rumbo al lugar de los hechos, hasta que, siempre según el relato policial, un accidente automovilístico lo obligó a recalar en la guardia del Larraín. Allí, se habría trenzado con uno de los heridos, a tal punto que se requirió refuerzo policial de Ensenada para restablecer el silencio hospitalario.

Casi dos horas después, hacia las 3, nuevos disparos sacudieron la larga madrugada berissense, con otro herido llevándose la peor parte: César Alberto Navarro, de 31 años, alcanzado por balas que terminaron en su abdomen, provocándole lesiones “de extrema gravedad” y por las que debió ser operado dos veces en pocas horas. Al cierre de esta edición, permanecía en terapia intensiva.

Tan delicado era el estado de salud de Navarro, ligado a la anterior conducción del gremio, que ayer el propio Medina pidió por él en una serie de mensajes de Twitter en los que, además, arremetió contra el interventor: “Pedimos a toda la familia Uocra que se mantenga en oración por nuestro compañero César “Titi” Navarro””, escribió desde su encierro domiciliario en Villa del Plata, luego de haber liderado durante 16 años la seccional platense de la Uocra. La misma red social le sirvió al ex mandamás del sindicato para “aclarar que acá no se trata de ninguna interna gremial, sino de una emboscada de personas armadas que responden a la intervención de Vergara y [el dirigente, Juan Manuel] Enriquez”.

En ese sentido, se despachó con una acusación temeraria, al apuntar al “uso de barrabravas de la Región como sicarios en contra de grupos de compañeros que lo único que estaban haciendo es una olla popular para pelear el hambre de un barrio de trabajadores”.

En tanto que fuentes cercanas a la intervención del sindicato evitaron hablar de “interna” y se limitaron a decir que el confuso episodio no responde “a un tema gremial ni institucional” que amerite un comunicado de la comisión normalizadora. “Lo consideramos como un hecho delictivo y que actúe la Justicia, en consecuencia la Fiscalía la que deberá informar”.

Sin detenidos, la UFIJ Nº 15 es la que interviene en la causa caratulada como “abuso de armas y lesiones”.

Mientras se busca determinar el verdadero móvil de los enfrentamientos, lo que cundía anoche en Berisso era el temor, más que la sorpresa. Porque, tal como coincidían vecinos, fuentes policiales y judiciales, cruces como el del sábado proliferan en antecedentes: “A las piñas o a los tiros, con los mismos protagonistas”, ilustraban.

El choque entre facciones tuvo en septiembre del año pasado uno de sus capítulos más recordados, en medio de incidentes en el predio de la refinería YPF.

Pero el del sábado desveló un novedoso condimento: junto con la aparente disputa por el poder, la interna gremial habría agregado un conflicto por la asistencia alimentaria en medio de la necesidad. Según se desprende de las declaraciones policiales que aparecen en la causa, pocas cuadras de distancia separan a dos comedores comunitarios que funcionan en Villa Roca: uno administrado por afiliados vinculados a la intervención de la Uocra; otro, por quienes siguen a Medina.

“Acá hay hambre y poder, donde el hambre parece importar poco. Hambre de poder lo llamamos nosotros”, ironizaban con tristeza desde la barriada berissense.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla