Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
El Mundo |“YA NO SERÁ LA LOCOMOTORA”, AFIRMAN EXPERTOS
EE UU, un eslabón débil que hace peligrar la recuperación global tras el COVID-19

La floja respuesta a la pandemia hace dudar de su futuro económico y capacidad de impulsar el crecimiento mundial

EE UU, un eslabón débil que hace peligrar la recuperación global tras el COVID-19

Dudas sobre el futuro económico de estados unidos / web

13 de Agosto de 2020 | 02:17
Edición impresa

Los consumidores chinos están comprando de nuevo autos de lujo alemanes. Las plantas de ensamblaje europeas se ven cada vez más activas. Ahora la economía mundial espera que EE UU controle su brote de coronavirus para impulsar la recuperación general, pero nada hace pensar que eso vaya a suceder pronto.

La floja respuesta de EE UU a la pandemia y sus idas y venidas en torno a un plan de estímulo plantean dudas acerca de sus perspectivas económicas y lo dejan como el principal peligro para la recuperación global.

Tras imponer restricciones, muchos estados norteamericanos declararon una victoria prematura y empezaron a reactivar sus economías antes de tiempo, provocando un rebrote del COVID-19. Las infecciones confirmadas están subiendo en la mayoría de los estados y muchos negocios tuvieron que replantearse las cosas e incluso cancelar sus planes de reapertura.

LA ECONOMÍA MÁS GRANDE

Si bien ya no domina el comercio mundial como hace 20 años, EE UU aún tiene la economía más grande, que representa el 22 por ciento de la producción mundial, comparada con el 14 por ciento de China, según el Banco Mundial.

Por eso, su manejo de la pandemia y de su economía es vital para empresas como Officina del Poggio, que produce carteras de lujo en Bolonia, Italia, y que vende en EE UU el 60 por ciento de sus bolsos inspirados en motocicletas.

La propietaria de la firma Allison Hoeltzel Savini señaló que casi no hubo ventas durante el segundo trimestre del año. Ya había sufrido un duro golpe cuando Barneys, su principal cliente, se declaró en bancarrota y no pagó por la colección de primavera-verano que ya había entregado.

Hoeltzel Savini agregó que tuvo que congelar las contrataciones y que no ha podido viajar a EE UU para promover las ventas, como todos los años. Se recuperó un poco contactándose con los clientes a través de boletines y de las redes sociales durante el pico de la pandemia en Italia, pero mira el futuro con cautela, ya que el mercado estadounidense sigue bajo.

“Me preocupa mucho la próxima temporada. No sé si los clientes harán pedidos”, expresó.

La misma situación enfrenta Shenzhen Aung Crown Industrial Ltd., que produce gorras de béisbol. La empresa vende el 60 por ciento de su producción en EE UU. “No podemos darnos el lujo de perder el mercado estadounidense”, dijo la gerente general Kailyn Weng. Es irremplazable, ya que “cuesta encontrar mercados que puedan adquirir grandes cantidades de gorras de alta calidad”.

PANORAMA SOMBRÍO

Es poco probable que EE UU saque a la economía mundial del pozo en que se encuentra, como hizo en el pasado.

“EE UU no será la locomotora” de la recuperación, dijo Nariman Behravesh, principal economista de la firma investigadora IHS Markit.

Si EE UU hubiese manejado mejor el brote de coronavirus, “la recuperación hubiera sido más sólida”, opinó Behravesh. “No tengo ninguna duda”.

La reducida capacidad de EE UU de impulsar el crecimiento mundial no es consecuencia sólo del coronavirus. Su porcentaje de la producción y el crecimiento mundial ha ido disminuyendo en los últimos años.

La economía china ha estado creciendo a un ritmo más rápido que el de EE UU y ha reducido la brecha entre los dos. Del año 2009 al 2019 la participación de China en el crecimiento mundial fue del 28 por ciento, y la de EE UU de sólo el 17 por ciento.

“Estamos en un mundo multipolar, con muchas locomotoras... China, Europa...”, además de EE UU, indicó Behravesh.

Los fabricantes de autos de EE UU, que dominan el mercado mundial de vehículos de lujo, han registrado un aumento de ventas en China. Las ventas de BMW subieron un 17 por ciento en el segundo trimestre comparado con el mismo período en el año previo. Las de Daimler aumentaron un 15 por ciento en China, mientras que en EE UU mermaron un 36 por ciento.

EL ROL DE CHINA

El economista Philipp Hauber, del Instituto para la Economía Mundial de Kiel, describió que, “de hecho, China ha sido la locomotora de la economía mundial en los últimos años. Esto no quiere decir que el desarrollo de la economía estadounidense no sea relevante. Las dos economías tienen casi el mismo tamaño, dependiendo de cómo las midas, y las dos son los principales socios comerciales de la eurozona”.

Los exportadores chinos ya estaban buscando alternativas al mercado de EE UU desde que el presidente Donald Trump aumentó los aranceles sobre sus exportaciones en 2018. Esto ayudó a que las exportaciones chinas crecieran a un paso más acelerado que el promedio, restándoles mercados a países en desarrollo. Mercados de Asia, Europa y América latina, no obstante, generalmente compran productos más baratos.

El Partido Comunista chino ha estado tratando desde hace una década de reducir la dependencia de las exportaciones y de alentar el consumo interno.

No obstante, en todos lados se espera una reactivación de la economía estadounidense. (AP)

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla