Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Policiales |Los hornos
Buscan a dos hombres que mataron a un menor al que acusaban de un robo

El adolescente, de 17 años, tomaba licor con un amigo en 152, 75 y 76. Los atacantes lo increparon para que les devolviera una moto y le pegaron con la culata de un revólver, que se accionó por los golpes. Escaparon

Buscan a dos hombres que mataron a un menor al que acusaban de un robo

El barrio donde vivía el menor asesinado, en los hornos/dolores Ripoll

2 de Agosto de 2020 | 03:45
Edición impresa

El joven que fue baleado antenoche en Los Hornos, en un incidente tan brutal como confuso del que este diario dio cuenta en su edición de ayer, murió a la madrugada mientras los médicos del hospital San Martín intentaban estabilizarlo.

Las mismas fuentes que confirmaron esta información lo identificaron como Javier Zarza, un adolescente de 17 años que vivía a unas 12 cuadras de donde lo mataron.

El caso no tiene por ahora detenidos, aunque los investigadores ya tienen en carpeta el nombre de un sospechoso que también es de la zona en la que pasó todo.

¿Cuál fue el móvil? Cuentan los testigos que le reclamaban a Zarza por el robo de una moto que sería la que la policía secuestró a metros de donde el pibe cayó mortalmente herido.

Noche de furia

Como se anticipó en la edición de ayer, el hecho sucedió poco antes de las 23 del viernes en 152 entre 75 y 76, donde Zarza y un amigo suyo estaban sentados en un banquito, tomando licor.

Según los testigos, en eso aparecieron otros dos muchachos que comenzaron a increpar fuertemente a la víctima, acusándola de haberle robado la moto a uno de ellos.

“Uno tenía un arma con la que le empezó a dar culatazos en la cabeza a Zarza- dijo a este diario una fuente del caso -y en esas circunstancias se le escapó un disparo” que atravesó el cráneo del adolescente.

Todo cambió a partir del instante que duró la detonación. Javier cayó al piso, inconsciente, mientras su amigo se quedó paralizado y los otros dos escaparon corriendo.

Los vecinos que estaban más cerca en ese sector de calles de tierra y casillas se asomaron a ver qué pasaba; al ver al chico tirado algunos se aproximaron en un intento desesperado por ayudarlo, mientras otros se apuraron en llamar al 911.

Los primeros que llegaron a la escena fueron los móviles del Comando de Patrullas, cuyo personal convocó a los emergentólogos del SAME.

Según la información oficial, Zarza todavía estaba vivo cuando llegó la ambulancia que lo trasladó de urgencia hasta el hospital San Martín. Pero no sobrevivió mucho más tiempo.

En los primeros minutos del sábado los médicos comunicaron a los investigadores que el joven había muerto.

A partir de ese momento, la causa que se había abierto por “abuso de arma y lesiones graves” se caratuló como “homicidio”, y el lugar donde cayó el menor se transformó en la escena de un crimen a la que acudieron peritos de Policía Científica en busca de rastros, junto con personal de la comisaría Tercera de Los Hornos y del Gabinete Especializado de la DDI La Plata.

En el lugar secuestraron un par de guantes de lana, una petaca de licor de una marca conocida y levantaron rastros de manchas hemáticas que serían de sangre, pero lo más importante que se llevaron fue la moto FZ Yamaha de color negra, que tenía la ignición “puenteada” y estaba sin llave, ni patente. Por el número de motor podrían dar con el dueño legítimo, un dato que resulta importante teniendo en cuenta que el robo de esa moto sería lo que derivó en el asesinato.

Por otro lado, el rodado será sometido a peritajes.

Primeras pistas

Bajo la instrucción del fiscal en turno Marcelo Martini, los detectives conversaron con distintos testigos, incluido, claro, el joven que estaba junto a Javier cuando llegaron los atacantes y presenció de cerca el desarrollo de la secuencia completa.

Tras algunas entrevistas consiguieron el apodo y la dirección de uno de los presuntos responsables: “Vive en la zona”, se limitó a revelar una fuente del caso, sin aportar otras precisiones.

Hasta anoche no se habían realizado allanamientos, pero avanzaban con algunas medidas para reforzar los indicios con los que ya cuentan.

De Javier Zarza se sabe que “tiene ingresos en comisarías por delitos contra la propiedad y sospechas de otros incluso más graves”, apuntó un vocero, pero “al tratarse de un menor de edad no figuran en un prontuario”. Esas circunstancias importan particularmente en este momento para poner en contexto la principal hipótesis.

El cuerpo del adolescente fue trasladado a la morgue para la autopsia, luego de la cual será entregado a sus familiares.

Los forenses ya determinaron que el disparo se hizo con un revólver (no se sabe el calibre todavía) y que el proyectil le atravesó el cráneo.

La víctima tenía también algunos golpes que le provocaron con la culata del arma, lo que habría causado, justamente, que ésta se detonara.

Javier vivía a unas 12 cuadras del lugar donde lo mataron. Este diario estuvo ayer en su casa, pero la familia no estaba.

“Esta zona es muy pesada”, comentó a los cronistas una mujer que reside a unas dos cuadras de la escena del crimen, “dos por tres se escuchan disparos o hay corridas. Los pibes de ahí viven drogados y ya hubo otro crimen. Yo les diría que ni se acerquen”, recomendó.

Secuestraron en la escena una petaca de licor, guantes de lana y una moto “puenteada”

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla