Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $95,08
Dólar Ahorro/Turista $156.88
Dólar Blue $143,00
Euro $113,00
Merval 0,00%
Riesgo País 1504
La Ciudad |Un drama de todos los veranos
El mal de las canillas secas se expande y crece la bronca por la escasez de agua

Barrio Jardín, Los Hornos, Villa Argüello, Ringuelet y Tolosa, entre las zonas más afectadas por los problemas con el servicio de Absa

El mal de las canillas secas se expande y crece la bronca por la escasez de agua

los vecinos abren las canillas, no sale una gota y hay hartazgo/el dia

20 de Enero de 2021 | 02:08
Edición impresa

La “epidemia de las canillas secas”, que en tiempos de Covid-19 acecha también en diferentes barrios platenses no deja de expandirse y ocasiona que miles de vecinos de la Ciudad padezcan por la escasez de un suministro tan esencial como el agua.

Ayer desde temprano incontables platenses pusieron el grito en el cielo por una problemática que se hace cada vez más recurrente en épocas estivales. Si bien Absa anticipó que se estarían realizando algunas tareas que podían afectar el suministro y que otras se estarán ejecutando durante la jornada de hoy (ver aparte), los usuarios estallaron de bronca porque, afirman, los inconvenientes, lejos de ser puntuales, ya se han convertido en crónicos en diferentes barrios.

Además, está presente en los reclamos la necesidad de contar con un buen suministro en el marco de los cuidados que hay que tener en el contexto de pandemia de coronavirus. “Otro día sin nada de agua. Ya es imposible poder disponer de este vital elemento. El servicio es deficiente, malo. La baja presión es una constante desde octubre. Seguramente reclamaremos una vez más con una nota de intimidación a ABSA”, consignó ayer Gabriela, una usuaria de la zona de 32 entre 115 y 116.

También volvieron a reclamar desde los edificios de 85 bis y 116, donde aseguraban que una vez más no contaban con agua en los hogares debido a la presión ínfima que no alcanzaba para abastecer a las familias. “Con estos calores y la pandemia es una locura lo que hacen. Ni siquiera han entregado bidones con agua”, manifestó Gustavo Camaño.

Ringuelet era otro punto crítico en cuanto al deficiente servicio de agua que brinda Absa. “En canillas a más de 60 centímetros del piso no sale ni una gota. La empresa es un desastre y desde el Gobierno nadie toma cartas en el asunto”, aseguró Carlos. Según consignó, el faltante abarca como mínimo de 3 a 10 y de 516 a 520.

“Hoy me levanté a la madrugada y no tenía ni una gota. Ayer el agua salía marrón. Ahora estamos a la deriva. Esperamos que devuelvan el suministro cuanto antes”, reclamaron desde 5 entre 36 y 37. Por su parte, en El Mondongo aseguraron que “llevamos 48 horas con agua marrón y sale un hilito. Es imposible tomarla”. La misma situación de líquido turbio se reportó en 4 y 48, Villa Argüello y Barrio Jardín.

De esta forma no cesan los reclamos por falta de agua, ya sea por cortes, por baja presión o “marrón”. Según sospechan, la falta de mantenimiento de la misma podría ser una causa de la mínima presión de agua en los hogares.

Ese es el caso de Luberto, de 50 y 139, Los Hornos, quien dio a conocer que no cuenta con agua desde hace una semana y que a escasos metros de su casa tiene un caño averiado que provoca la disminución de presión en las veredas. “No sé qué pasa con ABSA, hace más de un año que tenemos esta filtración y no la vienen a arreglar”.

A su vez, en 50 entre 134 y 135 de esa localidad aseguraron que “estamos sin presión desde hace 15 días”. “Estamos en medio de una pandemia, hace calor. Es una pesadilla el servicio”, dijo un usuario que se identificó como Fernando.

Los problemas se replicaban en el barrio PAMI. “En 74 entre 117 y 118 estamos con muy baja presión, pero muy baja a un punto de que no tenemos ni una gota, y encima la solución no llega”, expresó María.

Otro sector afectado era 7 entre 138 y 139, en el barrio Villa Nueva de Berisso. “No tenemos agua en las canillas y los vecinos se abastecen con una canilla que está en la esquina, donde a veces salen gusanos. No es digno vivir así”, sentenciaron.

El disgusto por el servicio también se hizo notar en 3 y 514, donde ayer apenas salía “un hilito” que no alcanzaba para abastecerse.

Un calvario similar vivían los frentistas en 531 y 115, donde los problemas con el suministro ya son cosa de todos los días. Hay fuerte malestar y esperan soluciones de Absa.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla