Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
Dólar Oficial $106,41
Dólar Ahorro/Turista $175.58
Dólar Blue $201,00
Euro $120,00
Riesgo País 1878
El Mundo |BODA SIN EL RITUAL TRADICIONAL
Mako, la princesa que dejó la realeza por amor

La sobrina del emperador Naruhito de Japón se casó con su novio plebeyo y perdió su título en medio de una fuerte controversia

Mako, la princesa que dejó la realeza por amor

La princesa Mako y su marido Kei Komuro, tras anunciar su matrimonio en un hotel de Tokio/AP

27 de Octubre de 2021 | 02:02
Edición impresa

TOKIO

La princesa Mako de Japón se casó finalmente ayer con su amor de la universidad, Kei Komuro, aunque la ceremonia se celebró de forma muy discreta después de años de controversia.

Desde que anunció su compromiso en 2017, la pareja se convirtió en blanco predilecto de los diarios que hablaban de las dificultades financieras de la familia plebeya de Komuro.

Pero finalmente, “los papeles del matrimonio fueron cumplimentados y aceptados”, dijo un responsable de la casa imperial.

Las imágenes televisivas mostraron a la princesa y sobrina del emperador Naruhito abandonando la residencial imperial de Akasaka. Con un ramo de flores rosas pálidas en las manos, Mako se despidió con una reverencia de sus padres y de la prensa y con un abrazo de su hermana.

“Kei es un ser insustituible”, dijo Mako en una declaración retransmitida en directo por televisión.

“Amo a Mako”, proclamó a su vez su esposo, quien agregó que “de ahora en adelante quiero estar al lado del amor de mi vida”.

En la familia imperial nipona, las mujeres no pueden acceder al Trono de Crisantemo y pierden su título cuando se casan con un plebeyo.

Pero por primera vez en la historia de Japón después de la guerra, la princesa de 30 años recién cumplidos y su prometido, de la misma edad y abogado en una firma estadounidense, se casaron sin el ritual tradicional. Además, Mako -graduada en Arte y con una maestría en Leicester- renunció a una importante suma (1,35 millones de dólares) ofrecida habitualmente a las mujeres de la familia imperial en ocasión de su boda.

Aprobación popular

Cuando la pareja se comprometió hace cuatro años, todo era sonrisas tímidas. Komuro describió a Mako como “la luna” que lo cuidaba discretamente y ella comparó su sonrisa con el sol.

Pero cuando la prensa empezó a ahondar en el pasado de Komuro, aparecieron informaciones de que su madre no devolvió un préstamo de 4 millones de yenes (35.000 dólares) a un antiguo prometido.

La disputa, aún no resuelta, causó escándalo en Japón, donde se espera un comportamiento impecable de los miembros de la familia imperial. Tanta atención mediática provocó un complejo estrés postraumático a Mako.

La pareja retrasó su enlace y Komuro se trasladó a Nueva York para estudiar derecho en 2018, decisión interpretada como un intento de escapar de la prensa.

El recién graduado volvió a Japón el mes pasado, luciendo un nuevo peinado con una pequeña cola de caballo. “Existen diferentes opiniones sobre mi matrimonio con Kei”, reconoció Mako ayer. “Yo agradezco a quienes siempre nos han apoyaron, sin escuchar los rumores infundados”, agregó la princesa, quien dijo haber sentido “miedo, tristeza y dolor” por las versiones.

Pese a esta mala prensa, en un sondeo del diario Yomiuri Shimbun, la mitad de los encuestados aprueban el enlace, contra un 33 por ciento en contra.

El trono japonés solo puede ser heredado por hombres de la familia. (AFP)

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $305.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla