Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
EN VIVO

EN VIVO.-- La Cumbre de Líderes sobre el Clima

Ampliar
Dólar Oficial $98,61
Dólar Ahorro/Turista $162.71
Dólar Blue $144,00
Euro $115,29
Riesgo País 1599
Las olas del tsunami por el vacunagate aún no se detuvieron

Las olas del tsunami por el vacunagate aún no se detuvieron

Alberto Fernández echó a Ginés González García por el vacunagate / Web

Por: OSVALDO GRANADOS
osvaldoperiodista@gmail.com

28 de Febrero de 2021 | 06:49
Edición impresa

Nadie percibió la repercusión que tuvo el vacuna gate. Se incendiaba la pradera y no había forma de detener el fuego. Las llamas alcanzaban al gobierno.

Ahora, el capitalismo de amigos existe. Las licitaciones, las ventajas, las obras públicas, la compra de empresas es para los “nuestros”. Paso en las últimas décadas. Todavía estamos pagando juicios millonarios por la forma que se realizaron.

Ahora, ¿qué esperaban que hiciesen con las vacunas?

No calcularon, que esto no eran dólares, era la vida o la muerte para mucha gente mayor que esta aislada en su casa hace meses.

Esa es la razón por la cual el impacto social del escándalo es profundo.

Alberto va a México, y el presidente lo recibe con estas frases “acá las vacunas son para todos”, “no hay preferencia para nadie”.

Las olas llegaron como un tsunami a todo el mundo.

Habrá mucha publicidad, pautas, sobres, relatos fantásticos de acá a las elecciones, pero el daño es profundo. En México, un vocero de Alberto les dijo: “entregamos a Gines, los bajamos del avión a Valdés y Taiana, entregamos la lista de los vacunados”. “¿Qué quieren? Váyanse a la reputisima madre que los parió”

Las señales económicas son variadas.

Si nos guiamos por el uso de la electricidad de la producción, febrero contra febrero, nos muestra, la industria todavía 10 por ciento debajo del 2020. Pero la peor performance, el comercio, un 43 por ciento de baja.

La caída del turismo es importante. Mar del Plata tuvo un 40 por ciento menos.

Lo que mejor reaccionó es un sector de la construcción, pero con el dato que se toma gente en “negro”.

Se están abriendo, canillas que estaban cerradas. Por eso se percibe un “rebote”, en varios sectores, pero todavía lejos de la normalidad.

Según CAME y el Indec, aún el consumo masivo no reaccionó.

La clave es que tenemos inflación, suba de precios de alimentos y todavía no hubo paritarias.

Otro dato de CAME, “creció” la brecha entre “lo que se lleva el productor y lo que le queda al negocio”.

Menor margen de ganancia al minorista.

En la AFIP, están preparando un nuevo impuesto.

Sería para las viviendas desocupadas. Es una forma de forzar a los propietarios para que coloquen sus propiedades en el mercado y bajen los precios.

Al pretender regularlos se consiguió el efecto contrario. Salieron del mercado.

El problema se agrava por el congelamiento de los contratos que se sigue prorrogando. ¿Cuándo finaliza el período de excepción? Nadie lo sabe. Más se demora, más explosiva será la salida.

Entre tanto, el sistema financiero permite absorber oxígeno para llegar hasta abril y mayo, cuando ingresen los dólares de la cosecha.

La soja a 520 dólares la tonelada y el blue por debajo de los 150 pesos.

¿Por qué baja el paralelo y el contado con liqui?.

El pago del impuesto a la riqueza demandara unos 400.000 millones de pesos. Buena parte de ese dinero viene de la venta de dólares.

También hubo superávit. El ajuste de gastos vino por el lado de la cancelación del IFE, Ingreso Familiar de Emergencia, ni préstamos, ni ATP para el pago del 50 por ciento de los salarios.

Hay además, una entrada de dólares importante por la liquidación de retenciones a las exportaciones.

El tema central, la mayor preocupación continúa siendo la suba de precios.

La Universidad Di Tella marcó una suba para todo el año del 45,2 por ciento. Martín Guzmán ya sabe que estará más cerca de esa cifra que el pronostico del 29 por ciento que se puso en el Presupuesto.

Dejando las cifras económicas de lado, lo más importante fue un estudio de un organismo que depende de la Presidencia de La Nación.

Allí se indica que el 47 por ciento de la población es pobre, son 21 millones. No solo miden los ingresos, en blanco o en negro sino también la vivienda precaria, asistencia escolar, precariedad del empleo, salud, etc.

El 55 por ciento de los menores de 18 años viven en la pobreza.

A lo largo de décadas los hemos multiplicado. Gobiernos estatistas y populistas, que gobernaron la mayor parte del tiempo, siempre dijeron que tenían la solución.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla