Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 25 °C
Parcialmente nublado
Humedad: 73 %
25.4.2018
EL DRAMA DE UN COMERCIANTE

Es para el Guinness: ya le robaron 400 veces

Hugo Beber es dueño de tres estaciones de servicio. Una de ellas, situada en 19 y 520, fue escenario de otro robo violento ayer a la madrugada. Entre la impotencia, la bronca y el miedo

Es para el Guinness: ya le robaron 400 veces

Hugo Beber contó que algunos empleados sufrieron secuelas psicológicas por el delito/roberto acosta

Armado y decidido a todo, un hombre asaltó ayer a la madrugada una estación de servicio en Ringuelet, donde no pudo llevarse más que los billetes que tenía el playero encima. Una fuente policial aseguró que en plena fuga el ladrón hizo un disparo que por suerte no lastimó a nadie, pero el dato más relevante lo aportó el dueño de esa expendedora, al precisar que ya fue víctima de 400 asaltos, teniendo en cuenta los ocurridos allí y en otras dos estaciones de servicio cercanas.

“No sabemos si hacer una torta para ‘celebrarlo’”, como hizo cuando llegaron a los primeros 150 robos, “o pedir que nos incorporen al libro Guinness”, ironizó Hugo Beber (69), propietario de la Petrobrás de 19 y 520 donde sucedió el último hecho y de las estaciones de servicio de 13 y 520 y 520 y 118.

El caso de la madrugada sucedió alrededor de las dos de la mañana. Según el reporte de la Policía, un sujeto que bajó de un automóvil Peugeot 206 se acercó directamente al playero y, encañonándolo, le exigió la entrega de toda la plata que tuviera.

“Le dio los 600 pesos que tenía en la billetera de la recaudación”, apuntó Beber, destacando que “ni siquiera le importó que adentro del mismo playón, a unos 30 metros, estuviera un patrullero con personal haciendo una guardia cerca del minishop, ni que hubiera otras personas”.

Una vez que tuvo lo que quería el asaltante volvió al coche donde lo esperaba, por lo menos, un compinche y escaparon a toda velocidad. Según una fuente policial, antes de eso hizo un disparo que no lastimó a nadie ni provocó daños, teniendo en cuenta que esto pasó cerca de los surtidores.

Tras la denuncia al 911 varios patrulleros salieron en busca del 206, que logró eludir el cerco.

“NO LE TIENEN MIEDO A NADA”

“Hoy en día los delincuentes no le tienen miedo a nada ni a nadie”, reflexionó el comerciante, quien para reafirmarlo recordó lo que pasó en esa misma expendedora durante el último mes de noviembre.

“Cuando fue el recital de Don Omar, en el Estadio Único, esta zona estaba llena de policías y sin embargo nos vinieron a robar igual, como si la tuvieran liberada”, se indignó.

Con todo, Beber aseguró que lo más lo preocupa “es que un día de estos, en alguno de los asaltos, puedan llegar a matar a cualquiera de nosotros”. Y se preguntó: “¿Hay que esperar a que eso suceda para que se tome conciencia y se actúe en prevención de los robos que estamos sufriendo desde hace muchos años?”.

“Si me pongo a pensar en la cantidad de robos, tendría que agarrar la valija e irme”

Hugo Beber
Dueño de estaciones de servicio

 

Detrás de los números y el dato irrefutable de que todas las estaciones de servicio se han convertido en escenarios de riesgo, hay historias individuales que reflejan la gravedad del problema que Beber, entre otros, vienen denunciando desde hace tiempo.

“Hay un playero que trabajó siete años cubriendo el turno noche, desde 2010 hasta el año pasado, pero después de que le partieron la cabeza durante un asalto no quiso saber nada más de trabajar de noche”, detalló Beber.

Y hay más: “Una playera a la que hace poco un delincuente le puso un arma de fuego en la cabeza y la arrastró varios metros por el piso está con carpeta médica psiquiátrica”.

Todo lo antedicho lo llevó a reflexionar que “los empleados que trabajan acá se juegan la vida”, como también que “si me pongo a pensar en la gran cantidad de robos que hemos sufrido entre las tres estaciones de servicio, tendría que agarrar la valija e irme definitivamente”.

SEGUIDILLA

Días atrás hubo una seguidilla de robos en estaciones de servicio de distintos barrios, algunos de ellos muy violentos, lo que encendió la luz de alerta de los responsables del sector.

Los casos ocurrieron en Centenario y 464; Belgrano y Arana; 60 y 31; 120 y 522 (donde el chofer de un colectivo recibió un puntazo al ser asaltado en el baño) y la YPF de 9 y 51, que terminó con una persecución, choque y la captura de una pareja sindicada como responsable de ese asalto.

En este contexto, la Unión de Expendedores de Nafta y Afines (UENyA), reclama una audiencia con el ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo.

 

Tres
estaciones de servicio. Son las que tiene Hugo Beber y llevan acumulados, entre todas, la escalofriante cifra de 400 asaltos.El comerciante reconoce que lo que más lo aterra es que “un día maten a alguien”, porque “los empleados se juegan la vida”.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...