Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
LA DEVALUACIÓN DISPARÓ LOS PRECIOS

Denuncian que la crisis hizo recrudecer el robo y contrabando de autopartes

Las piezas originales son hasta 4 veces más caras que las de desarmaderos. Y la sustracción de autos subió 18,3% en el país

Denuncian que la crisis hizo recrudecer el robo y contrabando de autopartes

En el año se incrementó el secuestro de autopartes robadas/archivo

Las entidades vinculadas a la producción y comercialización de autopartes alertaron sobre el incremento del robo, falsificación y contrabando de piezas, que vincularon al reacomodamiento de precios tras la devaluación del segundo trimestre y señalaron que eso reactivó el mercado negro automotor.

“El robo, la falsificación y el contrabando están en su apogeo” aseguró Ricardo Grosbard, presidente de la Federación Argentina de Cámaras de Comerciantes en Repuestos Automotor (Faccera), en el marco de la 10ma edición de la feria Automechanika que terminó ayer en La Rural.

El directivo entendió como una de las principales causas del incremento del delito vinculado a autopartes a “la apreciación del tipo de cambio que ubicó a las piezas originales comercializadas por canales legales a precios hasta 3 o 4 veces más caros que lo que se ofrece en un desarmadero”.

Tanto desde la Asociación de Fabricas Argentinas de Componentes (AFAC) como de Faccera, se destacó que la industria impulsa “la lucha contra el mercado ilegal de autopartes a partir de reclamos que incluyen más controles, nuevos mecanismos de prevención y mayor conciencia de la problemática de parte los usuarios”.

Según datos de la Policía Federal, sólo en los primeros ocho meses del año se secuestraron 8.430.460 autopartes robadas con destino a abastecer el mercado ilegal. Dicha cifra representa un valor superior a los $19.000 millones, y es casi el doble de la cantidad de piezas secuestradas en 2017, según datos del Ministerio de Seguridad.

A pesar del fuerte incremento del secuestro de autopartes en lo que va del año, Grosbard explicó que el sector reclama que las piezas incautadas en los distintos operativos se destruyan, para que “ no queden en los desarmaderos como depositarios”.

“Es necesario generar la conciencia en el cliente que detrás de una pieza robada que puede conseguir a muy bajo precio en un desarmadero esconde detrás un producto malhabido y un posible baño de sangre”, en referencia al delito de robo de vehículos.

Al respecto, las entidades reiteraron los reclamos por la necesidad de hacer controles más profundos que acompañen la lucha contra los desarmaderos ilegales, ante el aumento de un 18,3% a nivel nacional del robo de vehículos para la venta ilegal de piezas. “Ante la duda de por qué no conviene adquirir autopartes en el mercado ilegal, la primera respuesta es indiscutible: porque si sale barato, alguien lo pagó muy caro, y el comprador está fomentando el mercado ilegal”, afirmó Grosbard.

 

Si llegaste hasta acá, es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad. Suscribite a uno de nuestros planes digitales y seguí leyendo más www.eldia.com

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...