Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
ESPERAN UN RECRUDECIMIENTO DE LA VIOLENCIA

Francia teme otro día de furia con los chalecos amarillos

Francia teme otro día de furia con los chalecos amarillos

parís

Las autoridades francesas temen una movilización “mayor” que la de la semana pasada en toda Francia en el noveno sábado de protestas del movimiento de los chalecos amarillo, advirtieron el prefecto de policía de París y el jefe de la policía nacional.

En todo el país “prevemos un regreso a un nivel de movilización similar al que se vio antes de las vacaciones de Navidad”, señaló el viernes el Director General de la Policía Nacional, Éric Morvan.

En París, “creemos que la movilización será más importante que el sábado pasado y que los grupos presentes serán más radicales”, declaró el prefecto de policía de París, Michel Delpuech, en la cadena de noticias CNews.

El sábado pasado unos 50.000 “chalecos amarillos” salieron a manifestar en toda Francia - de los cuales 3.500 marcharon en París - tras una caída de la movilización registrada durante las fiestas de Fin de Año.

La octava jornada de protestas de este sector contra el gobierno, que reúne a franceses de las clases populares y medias, volvió a terminar con episodios de violencia callejera.

“Observamos semana tras semana una tendencia hacia un comportamiento cada vez más violento”, de “pequeños grupos”, apuntó Delpuech. Según él, estos grupos tienen en la mira los “lugares de poder”.

El prefecto confirmó que se desplegará un importante dispositivo de seguridad el sábado, similar al desplegado a mediados de diciembre, compuesto por 80.000 policías, de los cuales 5.000 estarán en París y 14 vehículos blindados de la gendarmería.

El movimiento de los chalecos amarillos, llamados así porque usan ese elemento sobre su vestimenta para salir a protestar, empezó como una manifestación contra el alza del precio de los combustibles, pero ha derivado en una revuelta contra las políticas del gobierno del presidente Emmanuel Macron.

Para intentar calmar los ánimos, el mandatario ha anunciado una serie de medidas, incluyendo el aumento de 100 euros del salario mínimo. Pero sin frenar las movilizaciones (AP y AFP)

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...