Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
El caso de la nena platense que murió al derrumbare un acantilado

Carta abierta del padre de Emma, a un año de la tragedia en Mar del Plata

Carta abierta del padre de Emma, a un año de la tragedia en Mar del Plata

Por Juan Javier Perazzo (Padre de Emma)

Es difícil comenzar a escribir esta carta abierta en el día del aniversario donde mi vida y la de mis seres queridos cambio para siempre (NdR la muerte de su hija Emma, de 3 años, al derrumbarse un acantilado en una playa de la zona Camet, en Mar del Plata), pero me siento con la obligación moral de correrme un segundo de la tristeza para poder transformarla en algo productivo para el resto.

Miles de preguntas pueden surgir, como por ejemplo si fue el destino o qué hubiera sucedido si… pero eso ya queda para el pasado y es momento de hacer en el presente para evitar futuros accidentes.

Para ello creo que es necesario detallar de alguna manera las medidas que sí se han tomado y las que no, los trabajos y proyectos generados en base a esta problemática, la falta del accionar de algunos actores en cuanto a responsabilidades, etc. Al día de la fecha:

1. Sigue faltando la totalidad de la cartelería preventiva habiendo solamente 29 señalizaciones en lo largo de toda la costa marplatense... Particularmente en la Playa Las Delicias siguen colocadas las 2 señales que fueron instaladas en los días posteriores al hecho. Lo que se necesita es aumentar dicha cartelería sumándole señalización (móvil o no) en la playa propiamente dicha, o sea abajo por donde la gente pasa el día mayoritariamente.

2. Es fundamental que estas medidas preventivas sean acompañadas y reforzadas mediante campañas de información y concientización, en donde creo que es responsabilidad del Estado educar, concientizar y prevenir sobre esta problemática que año a año se ha hecho más cotidiana. Los guardavidas han tratado de señalizar mediante aerosoles y otras herramientas pero la gente sigue sin tomar dimensión de lo que puede ocurrir, ignorando cualquier tipo de riesgo.

3. En cuanto al servicio de Guardavidas, el incumplimiento de la Ley Provincial 14798 Art.19 inciso A, donde se dispone que habrá “un (1) guardavidas por cada ochenta (80) metros o fracción de extensión en caso de playas marítimas y fluviales y lacustres, ya sean éstas naturales o artificiales, utilizadas como balnearios”. Claramente incumplido esto último ya que el día del accidente solo se encontraban en funciones activas cuatro (4) guardavidas para una playa de unos 1.200 metros de extensión. En la actualidad fueron incorporados dos (2) guardavidas...

4. Respecto a responsabilidades sobre la aplicación de algunos de los puntos anteriores tengo entendido lo siguiente: *Departamento Ejecutivo: Intendente y secretario de Hacienda, deben aprobar las partidas presupuestarias para la implementación. *El Concejo Deliberante aprobar la legislación adecuada para que se generen políticas de prevención y promoción para los ciudadanos. *El ente que debe regular y destinar fondos es el EMTUR. *El emvial y enosur solo se encargan de la colocación de la cartelería. *Desde la secretaria de gobierno el responsable de la gestión es el director del departamento de seguridad y control en playas. Puede ser que desconozca algún grado de aplicación o el alcance del entramado de relaciones de dichos entes, pero sí creo que de una manera u otra existen vías y actores para mejorar todo esto que se plantea.

5. El servicio profesional de ambulancias y primeros auxilios debe mejorar con lo que respecta a la ubicación y distribución de los móviles a lo largo de la costa. Al inaugurar la temporada de verano se hacen presentes móviles que al pasar los días solo están en un funcionamiento activo una cantidad menor a la expuesta inicialmente...

Sin más para decir o resaltar, simplemente lo que deseo es ver un cambio y una puesta en marcha del accionar no solo de unos pocos, sino del colectivo de personas e instituciones que pueden generar que episodios como el ocurrido el 8 de Enero del año 2018 en la Playa Las Delicias no vuelva a repetirse en lo posible. Por otro lado, pedirles encarecidamente a las personas que asisten a playas con este tipo de geografía, que al permanecer cerca de un acantilado sean conscientes del peligro que corren. Aquel día no fuimos alertados de ninguna manera y esto que ocurrió debe trascender para evitar que esto vuelva a suceder.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...