Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Dos categorías albirrojas que van por un sueño este fin de semana

Lovazzano y Ascacibar analizaron su choque ante Central. Arango y Curi lo que les espera el domingo ante Lanús en City Bell

Dos categorías albirrojas que van por un sueño este fin de semana
Martín Cabrera

Por: Martín Cabrera
mcabrera@eldia.com

15 de Noviembre de 2019 | 03:52
Edición impresa

El fútbol juvenil de Estudiantes tiene motivos para sentirse orgulloso en este fin de año: mañana y el domingo la Quinta y Novena División jugarán las semifinales de sus categorías y todas las miradas estarán puestas allí.

La Quinta, que tiene la dirección de Maximiliano Marquestaut y terminó segunda en la zona B, jugará mañana en calidad de visitante ante Rosario Central, que fue primero en la zona A.

Julián Ascacibar y Lautaro “Sopa” Lovazzano son dos fieles representantes de este equipo que viene prometiendo desde sus inicios en AFA y que ya le aportó varios jugadores 2001 a la Reserva.

“Habíamos arrancado muy bien, pero tuvimos un bajón promediando el torneo. Tuvimos la suerte que los equipos de abajo no ganaban y eso nos permitió seguir en zona de clasificación”, arrancó su diálogo Lovazzano, que destacó el empate en la anteúltima fecha ante Newell’s.

Es verdad que el equipo se fue desarmando por la promoción de jugadores a Reserva, pero ambos protagonistas atribuyeron el bajón a la falta de confianza que les generó no poder ganar.

“No se nos daban los resultados. Jugábamos bien pero no podíamos hacer goles. Y entonces fuimos empatando muchos partidos”, explicó el Ruso, hermano de Santiago Ascacibar que juega de lateral por izquierda.

Naya, Obregón y Vásquez fueron algunos de los jugadores promovidos al equipo de Reserva que comanda el Chavo Desábato. Todos ellos son delanteros y eso explica la falta de gol que tuvo el equipo.

Central será el rival, en Rosario. “Es un equipo muy duro. Lo enfrentamos hace pocas semanas en el Country, en el interzonal. Ganábamos 1-0 pero lo dieron vuelta en el segundo tiempo. Tienen un buen equipo”, analizó Lovazzano.

El plantel de Quinta, luego del almuerzo, emprenderá hoy el viaje rumbo a la ciudad de Rosario, donde mañana jugará ante Rosario Central, en el predio de Granadero Baigorra.

Para el choque con el Canalla los jugadores pinchas convocados son: Zozaya, Cacace, Ascacibar, Morales, Flores, Luna Pico, Valente, Giaccone, Lovazzano, Zanoni, Biffi, Marcone, Vásquez, Pachamé, Romeo, Naya, Obregón, Kociubinski, Segovia.

LA GRAN CAMPAÑA DE LA NOVENA

La categoría más pequeña del fútbol juvenil de Estudiantes, la Novena, realizó una campaña espectacular en la segunda parte del año, con una seguidilla de victorias consecutivas que lo depositaron en un primer puesto que nunca abandonaron. Por eso fue primera en la zona B y se medirá contra Lanús en el Country Club, el escolta en la A, que se clasificó en la última fecha pese a perder.

Juan Pablo Arango y Katriel Curi, los extremos izquierdo y derecho del equipo, hicieron un resumen de la campaña a lo largo del año y coincidieron en afirmar que “fueron de menos a más”.

“En este torneo arrancamos flojos, pero logramos nueve victorias consecutivas y alcanzamos esta clasificación que tanto anhelábamos”, contó Arango, un habilidoso jugador que llegó desde Necochea. “En el primer partido de esa racha, contra Talleres, cambiamos la mentalidad”, agregó.

“El fuerte que tenemos es que somos un equipo, damos todo uno por el otro”, destacó de inmediato.

“Cuando comenzó el segundo torneo nos propusimos sumar más puntos que el anterior. Pero no dice que habíamos estado mal, porque nosotros y el cuerpo técnico estábamos conformes con lo realizado”, reflexionó Curi, nacido en Melchor Romero, abriendo otra puerta a la hora de analizar rendimientos de jugadores tan chicos: que a veces los resultados no son lo más importantes.

Arango y Curi son los extremos de un equipo que cambió de esquema en el transcurso del año: de un 4-3-3 a un 4-4-2. “Jugamos un rato cada uno, rotamos mucho durante los partidos”, dijeron a dúo.

Para los chicos, además, el premio de poder concentrar en el edificio principal, aprovechando que la Primera no tendrá actividad por tratarse de la fecha FIFA. “Es un sueño y lo vamos a aprovechar”, dijeron y confirmaron que vendrán sus familiares.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia

El Sopa Lovazzano junto con Julián Ascacibar / Sebastián Casali

Juan Pablo Arango y Katriel Curi, de la novena / Sebastián Casali

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla