Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Opinan los lectores
7 de Noviembre de 2019 | 02:05
Edición impresa

¿HABRÍAN FAKE NEWS BÍBLICAS?

Juan Antonio Vazquez expresa: “Una canción revela: ‘Cuando la mentira es la verdad / etc.’. En la Biblia parecen fantasías, ficciones y noticias falsas (fake news): las creaciones de Adán y Eva (Génesis 1. 25 a 2.25); la conversación entre Eva y una serpiente (Génesis 3. 1-24); el diluvio y el arca de Noé (Génesis capítulos 6 a 8), el cruce del Mar Rojo por israelitas (Éxodo 14.1 - 31); el diálogo entre Balaam y su asna (Números 22. 21 - 35); la caída de las murallas de Jericó (Josué 6.1-27); la permanencia de Jonás vivo dentro de un gran pez (Jonás 1.15 - 2.10); la concepción y nacimiento de Jesús con porcentajes de ángel y humano (Mateo 1. 18-25); los milagros de Jesús (Marcos 8.1-9, Juan 6.1-15, etc.); la resurrección de los muertos; el Paraíso; el libro Apocalipsis; etc. Mi enfoque agnóstico y apartidario: ¿Qué diagnosticarían psicólogos y psiquiatras si un humano les dice que habló y oyó hablar a una serpiente y a una asna y que él estuvo vivo tres días dentro de un gran pez? ¿Qué dirían psicoanalistas si un humano les dice que vio, habló y oyó a Jesucristo y a la Virgen María Santísima o estuvo con un ser extraterrestre? ¿Qué dicen desde la Psicología y Psiquiatría sobre los milagros, la resurrección y otros discursos religiosos? ¿Qué porcentajes de alucinaciones, mentiras y verdades habrían en la Biblia, El Corán, los Vedas, etc.?”.
 

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla