Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
De Cuba con amor: el año de Ana de Armas, la chica Bond que hará de Marylin

La actriz consolidó su salto a Hollywood en una temporada donde rodó la cinta del agente 007 y se puso en la piel de la rubia debilidad. Ahora, llega al cine con “Entre navajas y secretos”

De Cuba con amor: el año de Ana de Armas, la chica Bond que hará de Marylin

Ana de Armas en la piel de Marta, en “Entre navajas y secretos”

9 de Diciembre de 2019 | 04:06
Edición impresa

Ana de Armas no para: desde que llegó a Hollywood ha tenido propuesta tras propuesta, y en este año ha sido el del despegue definitivo de la cubana de 31 años. De alguna forma, en su agenda entraron los rodajes de la adaptación de la novela de Patricia Highsmith “Deep Water’’ dirigida por Adrian Lyne, la cinta que la convirtió en la nueva chica Bond, “No Time To Die’’, la biopic sobre Marilyn Monroe “Blonde’’, en el que hace nada más y nada menos que de la superestrella antes conocida como Norma Jean, y otra película sobre el difunto diplomático de Naciones Unidas Sergio Vieira de Mello.

Ahora, llega a los cines con una cinta rodada en 2018, que aterriza en los cines en el momento más alto de la carrera de la intérprete: “Entre navajas y secretos” la tiene rodeada por nombres como Daniel Craig, Jamie Lee Curtis, Chris Evans o Christopher Plummer, pero ninguno logra eclipsar a la cubana en esta película de Rian Johnson que mezcla misterio y humor, y homenajea y a la vez parodia las historias de Agatha Christie con una investigación sobre la muerte del patriarca de una adinerada familia.

“Hasta este momento no creía que fuese una actriz cómica”, se ríe De Armas, que bajo las órdenes de Johnson se vuelve la protagonista de este misterio en la piel de la enfermera del patriarca muerto, y también sospechosa de su ¿crimen?

Pero Ana podría no haber sido parte del filme. La actriz, que llegó a Hollywood gracias a la cinta de terror “Knock knock”, y que en su primer año en Los Ángeles fue elegida para protagonizar “Blade Runner 2049”, rechazó varias veces el típico rol de “latina”, y cuando le llegó la posibilidad de interpretar Marta Cabrera, una enfermera de ascendencia latina, en “Entre secretos y navajas”, dudó.

“Me llegó este email diciendo, ‘enfermera en una casa, es latina y bonita, y esta es la escena’’’, recuerda entre risas. “Pensé, ‘¿Me están tomando el pelo? No entiendo de qué se trata’. Esa breve descripción no me dice nada’’.

De Armas sabía que Johnson había escrito y dirigiría el filme y que un actor de renombre, Daniel Craig, estaba vinculado al proyecto. Pero también es protectora de su carrera y necesitaba saber más antes de siquiera aceptar hacer una audición. Aunque naturalmente tiene un acento al hablar inglés, ha trabajado duro para poder interpretar personajes fuera de su grupo étnico y empuja a su equipo a enviarla a pruebas para todo tipo de papeles.

“No es que rechace hacer de latina. Soy cubana, orgullosa de ser cubana, y haré de latina toda la vida porque es lo que represento. Lo que rechazo son los papeles de latina que no tienen nada que aportar y que destacan características que no son necesariamente lo que representa a la comunidad latina”, lanza Ana, y explica que “no todos somos prostitutas, ladrones o criadas. Son papeles muy limitados y eso es lo que yo rechazo: cuando el personaje no tiene nada positivo, que pinte otra imagen de nosotros. Y Marta lo tiene. Es el único personaje que tiene unos valores que no tiene el resto de la familia, por mucho dinero o poder que tengan. Eso es lo que me hizo enamorarme de Marta: que aprende rápidamente a nadar entre tiburones”.

“Entre secretos y navajas” supone su segundo trabajo con Daniel Craig, el protagonista de la saga de James Bond en la que participa Ana De Armas, quien afirma que en la última entrega del agente, que saldrá a la luz el año que viene, hay un giro para matizar el histórico rol machista que da Bond a sus chicas.

“El giro que están dando a los personajes femeninos en Bond es básicamente que tengan algo que decir, que aporten algo a la historia: que no sean ornamentales. Que la inteligencia y la belleza estén cincuenta a cincuenta: que estén totalmente balanceadas”, cuenta De Armas. “Eso se va a ver en esta película en la construcción de los personajes, en cuán importantes son para la historia, en los diálogos... Son mujeres reales y creo que se refleja en esta nueva película”.

De hecho, su “Paloma” no está escrita como el resto de las chicas Bond. Phoebe Waller-Bridge, la creadora y protagonista de “Fleabag”, escribió sus escenas, y de Armas se alegró al descubrir que Paloma no era la chica Bond estereotípicamente “perfecta”, sino una mujer “desorganizada y un poquito loca’’.

“Pensé: ‘puedo ser esa chica Bond’”, dijo.

DE ARMAS TOMAR

Pero el camino a ser chica Bond fue largo, y marcado por la perseverancia. Tras haber estudiado teatro en La Habana, de Armas se mudó a Madrid con 300 dólares en el bolsillo para probar suerte en un mercado más grande. Era un monto que pensó que la ayudaría a subsistir unos meses (lo habría hecho en Cuba), pero pronto se dio cuenta de que no sería así. De cualquier modo, encontró la manera y consiguió papeles en televisión y cine. Ocho años después se sintió lista para ir a Hollywood, aun cuando su inglés era muy limitado.

Una de sus ventajas era que tenía un agente y manager, gracias al actor venezolano Édgar Ramírez, con quien trabajó en “Manos de piedra’’) y quien la presentó a su equipo. Cuando arribó a Los Ángeles, alquiló un apartamento de una habitación compartido con una amiga y se inscribió en clases de inglés, pero también le dijo a sus agentes que no quería esperar. Quería empezar a ir a audiciones.

“Entre navajas y misterios” es un misterio juguetón que homenajea y parodia a Christie

 

“Estaba clara de que la razón por la que estaba aquí no era para recibir un título de inglés”, dijo de Armas. “Los obligué a mandarme a audiciones y reuniones, aun cuando no podía entender la mitad de lo que decían”.

Su gran oportunidad llegó al verdadero estilo de Hollywood. Parada afuera en el valet parking de la agencia CAA, la productora Colleen Camp la divisó y comenzó a tomarle fotos mientras le gritaba que tenía que conocer de inmediato al cineasta Eli Roth. Estaban haciendo casting para el thriller “Knock Knock”, con Keanu Reeves, pero de Armas estaba literalmente en camino al aeropuerto. Logró reunirse con el director, con su maleta en mano, y llegó a tiempo a su vuelo. Al día siguiente firmaron contrato.

“Mi agente me dijo, `tengo que sacarte a almorzar más a menudo’’’, dijo de Armas entre risas. Con su inglés rudimentario, pasó la prueba aprendiéndose sus diálogos por fonética.

“Knock Knock’’ le abrió las puertas a otras oportunidades. Consiguió un papel en “War Dogs”, de Todd Phillips, el director de ”Joker”, y luego en “Blade Runner 2049”, como la novia-holograma de Ryan Gosling. Así fue como Andrew Dominik pensó en ella para el papel de Marilyn para la biopic basada en la novela de Joyce Carol Oates con fecha de estreno en 2021. Con tanto trabajo en este 2019, Ana ya avisó que “2020 será un año de descanso”. ¿La dejarán tranquila?

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia

Ana de Armas en la piel de Marta, en “Entre navajas y secretos”

De Armas, junto a Daniel Craig, compañero en la nueva Bond

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla