Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Despilfarro sin fin y peatones incómodos por una pérdida que espera por Absa en pleno centro

En la cuadra de 47 entre 7 y 8 pasan los días y las quejas vecinales, pero no llegan los arreglos. En otros barrios aún claman por el servicio

Despilfarro sin fin y peatones incómodos por una pérdida que espera por Absa en pleno centro

esquivando charcos. en la cuadra de 47 entre 7 y 8 los peatones hacen equilibrio para pasar/ d. ripoll

11 de Febrero de 2019 | 02:53
Edición impresa

Una de las cuadras más transitadas del centro platense está convertida, por estos días, en un virtual pantano. Hace por lo menos dos semanas -al decir de los vecinos y comerciantes- que la vereda de calle 47 entre 7 y 8, mano izquierda, es escenario de un derroche continuo de miles de litros de agua por la rotura de un caño en la vía pública. Como a pesar de los reiterados reclamos realizados no apareció ningún operario de Absa para darle solución, con el correr de los días la filtración se agravó, socavando la vereda y destruyendo las baldosas.

Quienes a diario transitan por allí tienen que andar esquivando la “laguna” que se forma sobre la acera, desde donde parte del agua escurre a la calzada y fluye hacia los sumideros de la red de desagües. “Es tanta la gente que pasa por acá que ya vimos a muchas personas caerse, porque por más que quieran esquivar la pérdida, el agua cubre toda la vereda y es un peligro si tienen que bajar a la calle”, dijo a este diario una comerciante de la cuadra, que ya hizo cinco denuncias ante la prestataria Absa.

A esto se sumó la inquietud porque por la noche arrojan basura en las inmediaciones, a raíz de lo cual es frecuente que se forme un “enchastre” que persiste hasta la mañana siguiente.

Esta situación es, si se quiere, similar a la que se vive en incontables esquinas platenses en donde las roturas de los caños de Absa brotan como en una epidemia. Este caso se potencia, claro está, por tratarse de una cuadra céntrica, por la que circulan a diario miles de peatones. Pero la demora en la ejecución de los arreglos en nada dista de lo que ocurre, por caso, en calle 33 entre 19 y 20, donde hay otra filtración que altera a los vecinos.

Se sabe que el de las filtraciones es un problema endémico de la Ciudad. Hace dos años, un concejal creó una cartografía virtual en la que en poco tiempo se enumeran más de dos mil reclamos por cañerías rotas. Los autores de ese mapa interactivo aseguraron entonces que son al menos “3,5 millones de litros de agua los que se derrochan por semana” por las molestas pérdidas.

siguen sin suministro

Lo que se derrocha en un sitio, se reclama en otro: es que en zonas de Melchor Romero, Barrio Aeropuerto, 3 entre 76 y 78 en Villa Elvira y Ringuelet insistieron ayer con los reclamos por las canillas secas.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla