Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
ANÁLISIS

Sorpresiva reaparición para conjurar al fortalecido PJ Federal

Sorpresiva reaparición para conjurar al fortalecido PJ Federal

Archivo

Por MARIANO SPEZZAPRIA

@mnspezzapria

Cristina Kirchner sabe que tiene buenos números en las encuestas, pero también es consciente de que si no consigue cerrar un armado político sólido, posiblemente no le alcance con ese apoyo para volver a la Casa Rosada en diciembre próximo. Tan presente tiene la ex presidenta esa premisa, que ayer volvió a pisar la sede del PJ nacional luego de más de 15 años de ausencia.

Con esa jugada, Cristina blanqueó que la actual conducción del Consejo Nacional Justicialista, encabezada por José Luis Gioja, se encolumna detrás de su posible candidatura presidencial. Y también reveló cierto temor a que un sector importante del peronismo le de vuelta la espalda, sobre todo tras la rotunda victoria electoral del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti.

La gran mayoría de los gobernadores del PJ elude pronunciarse a favor de Cristina

 

Según pudo constatar EL DIA en el edificio de la porteña calle Matheu, la movida de la ex presidenta se asemejó a una suerte de blindaje del PJ en torno a su liderazgo, en momentos en que crece la figura del gobernador Schiaretti y que amenaza –desde el punto de vista del kirchnerismo- con atraer hacia Alternativa Federal a dirigentes de todas las provincias.

En el mapa federal, Cristina lleva por ahora las de perder: la gran mayoría de los gobernadores del PJ elude pronunciarse a su favor. Por eso mismo, la ex presidenta ubicó ayer en primera línea –para la foto oficial partidaria- a las gobernadoras Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Lucía Corpacci (Catamarca), quienes participaron de la reunión junto Gildo Insfrán (Formosa).

Pero en el entorno de la ex presidenta no están pensando solamente en captar a los gobernadores, sino también a dirigentes con “votos propios”. El primero en esa lista es Sergio Massa, el líder del Frente Renovador, a quien el kirchnerismo ya invita abiertamente a sumarse al “frente patriótico”, una coalición “lo más grande posible”, según definió ayer Cristina Kirchner.

Según afirmó Alberto Fernández, convertido en el jefe de campaña de la ex presidenta, para el frente peronista-kirchnerista sería ideal que Cristina compita contra Massa en las PASO de agosto próximo, para ensanchar la base electoral propia. No pensaría lo mismo en los casos de Daniel Scioli, Felipe Solá y Agustín Rossi, quienes no aparecen bien posicionados en las encuestas.

Los tres estuvieron ayer en la sede de Matheu, en el barrio de Once, pero solamente Scioli manifestó que seguiría siendo precandidato a presidente si Cristina se largara oficialmente a esa contienda. Para Alberto Fernández, la confirmación de esa candidatura está “cada día más cerca”, tras el regreso formal al PJ y de la presentación de su libro “Sinceramente” en la Feria del Libro.

Solamente Scioli manifestó que seguiría siendo precandidato si Cristina se largara

 

“Siempre fui peronista, orgullosamente peronista”, afirmó Cristina en el quincho del segundo piso, hasta donde también llegaron sindicalistas enfrentados con el Gobierno como Hugo Moyano, Hugo Yasky, Omar Plaini y Víctor Santa María, pero no se vio a los jerarcas de la CGT, que ayer definieron un paro nacional para el 29 de mayo y que parecen más cercanos al PJ federal.

De hecho, en el peronismo no pasó inadvertido que el 29 de mayo es la fecha del Cordobazo, como se recuerda a la rebelión de los obreros industriales de 1969, con lo cual se interpretó un guiño de la CGT a Schiaretti y, por extensión, a Roberto Lavagna, quien en tándem con Miguel Pichetto trabaja en una articulación entre su Consenso 19 y el espacio de Alternativa Federal.

En ese contexto Carlos Acuña, uno de los dos triunviros que le quedan a la central obrera, dijo que apoya la candidatura de Massa pero advirtió que quiere “la unidad del peronismo” para la cual “confluyan todos” los sectores por ahora dispersos. Una señal de que el mapa actual del PJ y sus inmediaciones no quedará dibujado de la misma manera al anotar los frentes el 15 de junio.

Menos contemplativo se mostró Pichetto, quien en una reunión con dirigentes de la Primera Sección Electoral bonaerense que “el PJ va al encuentro de Unidad Ciudadana” y les advirtió: “Entonces ustedes saben que la lapicera, a la hora de armar las listas de candidatos, de nuevo la van a manejar los Zanini, los Parrilli, los Verbitzky y el PC con dirigentes de La Cámpora”.

Aunque más allá de los cuestionamientos partidarios, Cristina consiguió ayer alivio político cuando la Corte pospuso para el año próximo el inicio de un juicio oral que, de otro modo, la hubiera tenido sentada en el banquillo de los acusados en plena campaña electoral.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...