Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Opinión

Un conflicto entre familiares y no con los médicos

Un conflicto entre familiares y no con los médicos

JOSÉ LUIS MAINETTI

Oncólogo, especialista en Ética Médica

Una de las aristas destacadas de este caso que conmueve a Francia es que el conflicto de intereses en torno a la decisión de retirar el soporte vital a una persona, se produce entre familiares y no -como sucedía hasta hace pocos años- entre familiares y médicos.

En los últimos años cada vez se refuerzan más los conceptos de calidad de vida y muerte digna entre los médicos. No se trata de dar soporte vital para prolongar la agonía de un paciente que no puede ya tener contacto consciente con la realidad y cuyo pronóstico no contempla que esa situación pueda revertirse.

Hasta fines del siglo XX todavía regía entre los médicos un criterio paternalista que ponía por delante de todo el juramento hipocrático que postula defender la vida a cualquier precio aún a riesgo de caer en el encarnizamiento terapéutico. Es probable que si no hubieran existido las diferencias entre familiares que se dieron en este caso, no hubiera sido necesario llegar a la Justicia y los médicos hubieran accedido a la petición de la familia de quitar el soporte vital. Cuando se presentan casos así, se pueden seguir tres criterios. Si el paciente dejó directivas anticipadas (una herramienta que está contemplada también en nuestro país) diciendo qué hacer en caso de quedar en un estado vegetativo irreversible, los médicos se atienen a esas directivas. Si no, puede ajustarse a un criterio subjetivo, que es el que expresan los familiares diciendo cuáles eran las creencias del paciente y si hubiera querido sostener el soporte vital en ese caso o no. El tercer criterio es el que pone por delante a los mejores intereses del paciente: en este caso interviene un comité de ética médica del hospital, que analiza el pronóstico de ese paciente: si tiene alguna posibilidad de recuperación o si, de continuar con el soporte vital se puede llegar a incurrir en un encarnizamiento terapéutico sin chance de mejoría.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla