Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Le dieron domiciliaria a un penitenciario condenado por la muerte de 33 presos

Es Rubén Montes de Oca, uno de los tres guardias sentenciados en 2018. Usará tobillera. Sólo uno sigue preso en un penal

Le dieron domiciliaria a un penitenciario condenado por la muerte de 33 presos

el juicio se desarrolló entre agosto de 2017 y febrero de 2018/archivo

21 de Julio de 2019 | 05:52
Edición impresa

El Tribunal Oral en lo Criminal V de la Plata otorgó la prisión domiciliaria a Rubén Alejandro Montes de Oca, uno de los tres agentes del Servicio Penitenciario Bonaerense que fueron condenados por la muerte de 33 presos durante un incendio en la Unidad 28 de Magdalena, hace casi 14 años.

Fuentes judiciales revelaron que la medida fue otorgada bajo el sistema de monitoreo electrónico conocido como tobillera magnética.

El juicio oral por esta verdadera catástrofe duró cerca de seis meses y concluyó en febrero del año pasado con la absolución de la mayoría de los imputados, excepto tres: el entonces director de la Unidad Penitenciaria 28 de Magdalena, Daniel Oscar Tejeda; el secretario, Raimundo Fernández y el oficial Rubén Montes de Oca.

Tejeda recibió la pena más baja y por su edad recibió la prisión domiciliaria a los pocos meses, mientras que Montes de Oca fue condenado a 10 años de prisión, “sentencia que está apelada y se encuentra en revisión en el Tribunal de Casación”, aclaró su abogado defensor, Darío Saldaño. De este modo, Fernández es el único que permanece detenido en una unidad carcelaria.

“Lo que hicimos fue empezar a trabajar con el tribunal para demostrarles que no había ningún peligro de que Alejandro se escapara”, explicó Saldaño, sin pasar por alto que el sentenciado “siempre estuvo a disposición de la Justicia y colaborando”. También resaltaron “la situación familiar, el apoyo que tenía de la comunidad de Magdalena (que juntó firmas en su apoyo) y los llamados de distintos representantes de la comunidad”, para probar que “era una persona de fuerte arraigo”, sin riesgo de fuga o entorpecimiento de proceso.

A Montes de Oca se le va a colocar una tobillera electrónica con un sistema de monitoreo por celular con un chip de la empresa con mejor cobertura en Magdalena.

“Tiene un monitoreo por GPS con un radio de movimientos que no excede la ubicación de su vivienda -dijo Saldaño-; si se aleja de ese radio suena una alarma. Mientras él esté en su casa sigue estando detenido, o sea que sigue cumpliendo la sentencia”, cerró.

El año pasado el Tribunal condenó a los tres penitenciarios bonaerenses y absolvió a otros 14 por las muertes de 33 presos del penal de Magdalena durante el incendio ocurrido el 16 de octubre de 2005.

Los jueces Carmen Palacio Arias, Ezequiel Medrano y María Isabel Martiarena absolvieron de culpa y cargo a María del Rosario Roma, segunda jefa de guardia de seguridad exterior y a Jorge Martí, encargado de turno, que fueron quienes dispararon balas de goma contra los reclusos amotinados.

La misma decisión adoptó para los penitenciarios Gualberto Molina, Gonzalo Pérez, Carlos Bustos, Juan Santamaría, Marcelo Valdivieso, Juan Zacheo, Juan César Romano, Marcos Sánchez, Eduardo Villarreal, Maximiliano Morcella y Mauricio Giannobile.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla