Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Papelón de la academia: river lo aplastó por 6 a 1

Una paliza histórica

Racing había empezado ganando, pero el Millo se lo dio vuelta con una ráfaga demoledora de tres goles en menos de tres minutos y luego completó el carnaval en el complemento, para condenar a los del Chacho al ridículo

borré celebra su primer gol. el millo fue una máquina / fotobaires

borré, una de las figuras del millo, celebra un gol

Con una actuación que rozó la perfección, River aplastó anoche a Racing por 6-1, en Avellaneda, en un partido de altísimo nivel individual y colectivo, y en donde el elenco de Marcelo Gallardo no dejó ningún tipo de dudas.

El Millonario manejó el partido desde el comienzo, y a pesar de arrancar en desventaja, la calidad de sus jugadores le permitieron abrochar una victoria histórica, que no se da todos los días en el fútbol de hoy.

CON UNA RÁFAGA LO DIO VUELTA

River mostró su mejor versión durante el primer capítulo, porque a pesar de estar en desventaja desde muy temprano, manejó la pelota, los hilos del partidos, y terminó justificando ampliamente la victoria sobre un Racing que tuvo solo diez minutos de inspiración, y que regaló prácticamente el partido con desaciertos defensivos muy notorios y cuestionados por su técnico.

El equipo del Chacho Coudet pegó primero (a los 3), con una definición de Augusto Solari, entrando por izquierda, después de aprovechar un desacierto defensivo de Montiel. Todos se pensaron que Racing se iba a comer los chicos crudos, y sin embargo, nada de eso sucedió. River, que jamás se alteró con el resultado adverso, le manejó la pelota todo el tiempo, gracias a la movilidad de Exequiel Palacios (el mejor de la cancha), a la inteligencia de Nacho Fernández para cambiar el ritmo y al sacrificio de Enzo Pérez en la recuperación de la pelota. Pero además, tuvo otros dos puntos altos: Matías Suárez y Rafael Borré, dos delanteros peligrosos, rápidos, que metieron en serios problemas a una defensa que dio enormes espacios y no se lo perdonaron.

Y cuando mejor estaba jugando, River da vuelta la historia en una ráfaga de tres minutos. Sí, a los 35, Borré definió después de un pase milimétrico de Enzo Pérez. Al minuto, nuevamente Borré definió ante la salida de Arias, luego de un excelente pase al medio de Suárez, en combinación con Palacios. Y a los 37, apareció Matías Suárez para resolver con soltura. Delirio y partido prácticamente liquidado.

Racing insinuó alguna reacción de contra, vía Zaracho y Lisandro López, pero River siempre estuvo un minuto adelantado, y con un juego sincronizado y letal, se fue al descanso con una ventaja casi indescontable.

UN BAILE ABSOLUTO

Racing trató de adelantar líneas en el complemento, y salió en la búsqueda de achicar la diferencia, a partir de los cambios que metió Eduardo Coudet.

Sin embargo, de entrada nomás, se quedó con uno menos por la expulsión de Leonardo Sigali. De ahí, el juego colectivo del local se derrumbó como un castillo de naipes, y River, utilizando todos sus recursos tácticos, se hizo un verdadero festival.

El cuarto tanto del Millonario llegó a través de un penal ejecutado por Nacho Fernández (hubo falta de Pillud sobre el ex Gimnasia), pero después, vino la seguidilla de goles de Nicolás De la Cruz y de Ignacio Scocco, que volvió a jugar después de un largo período de inactividad, producto de un desgarro en el gemelo derecho.

River, en definitiva, cerró un partido impecable, donde mostró toda su categoría para destrozar a su rival.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla