Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Lo habían condenado a 8 años por los golpes que incapacitaron a la víctima

Dejó ciega a su ex mujer, lo liberaron con una tobillera y vivirá con su novia

Dejó ciega a su ex mujer, lo liberaron con una tobillera y vivirá con su novia

El condenado por haber dejado ciega a golpes a su ex mujer, que pese a haber cumplido con la totalidad de la pena, por orden judicial se dispuso que siga privado de su libertad, fue liberado ayer, hábeas corpus mediante, por el Tribunal de Casación Penal bonaerense.

Sin embargo, por orden de un Tribunal de Familia el condenado Carlos Goncharuk fue trasladado, con un dispositivo electrónico de monitoreo en su tobillo, a la localidad bonaerense de Merlo, donde fijó domicilio en la casa de su actual novia, para cumplir con la medida de restricción dispuesta sobre él, que consiste en que no podrá acercarse a la víctima de este caso, Susana Gómez, en un radio de 100 kilómetros.

Por orden del juez de Familia Hugo Rondina se dispuso también una custodia policial para Gómez y se le entregó un dispositivo electrónico que le indicará si su ex incumple con la restricción fijada.

En estas actuaciones, en un fallo considerado inédito, el juez de Ejecución Penal José Villafañe dispuso que Goncharuk continúe en prisión pese a que el 14 de este mes cumplió con la totalidad de la pena a 8 años de cárcel que le impusieron en un juicio oral por “lesiones gravísimas”, en perjuicio de su ex, quien quedó ciega por esos ataques.

En esa resolución se hizo lugar a un planteo de la fiscal de Ejecución Laura Lasarte, luego de analizar los informes sobre la salud mental de Goncharuk, su negativa a someterse a tratamientos y los episodios de violencia que protagonizó en las cárceles en las que estuvo. Por todo eso, el juez manifestó que se le debe dictar, más allá de haber cumplido la condena, “una orden de internación compulsiva para que reciba tratamiento específico, como medida de seguridad en resguardo de la víctima, familiares y el resto de la sociedad”.

El juez valoró el historial carcelario de Goncharuk: estuvo en una decena de cárceles bonaerenses, pasando por la de Gorina, Sierra Chica, La Unidad 9 de La Plata, penales de Florencio Varela, la Unidad 1 de Olmos, entre otras. Nunca aceptó el tratamiento ordenado por la Justicia en relación a las problemáticas de género.

“No se evidencian elementos que den cuenta de mecanismos revisores de su accionar, intentando responsabilizar a terceros de los hechos por los cuales está privado de su libertad”, concluyeron los peritos psiquiatras y psicólogos de Tribunales.

También expresaron en el informe analizado por Villafañe que Goncharuk, “si bien trata de brindar una imagen de superación, consideramos que aún se sostienen sentimientos de ira y enojo por la situación de encierro”.

Los peritos destacan que “su detención no ha posibilitado la revisión de su conducta pretérita” y que presenta “agresividad contenida e intenta intimidar al entrevistador y poner condiciones para proseguir con el examen de acuerdo a los resultados del mismo obedezcan a su conveniencia e interés de una actitud abiertamente manipulativa”.

El magistrado dispuso que el condenado siga preso hasta que “tome intervención y adopte una decisión el Juzgado de Familia que resulte competente en el caso, sobre las medidas de fondo solicitadas”.

También le ordenó al Servicio Penitenciario Bonaerense que aloje a Goncharuk en un sitio posibilite su evaluación y le ofrezca “un tratamiento tendiente a lograr un reposicionamiento subjetivo frente a los actos de violencia de género”.

Gómez había denunciado a Goncharuk en 13 oportunidades, durante los 9 años en que convivieron.

Ayer finalmente la Sala V de Casación -integrada por los jueces Carlos Natiello y María Florencia Budiño- hizo lugar al hábeas corpus interpuesto por la defensora oficial Cecilia Sicard y se ordenó su inmediata libertad, que se hizo efectiva desde el penal de Gorina, con estricto control sobre lo dispuesto por el juez Rondina.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

  • + Vistas
  • + Comentadas

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla