Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Tres hermanitos murieron en una casa de Berisso y sus padres están graves

Tenían 1, 3 y 6 años. Sus abuelos se toparon con la escena cerca del mediodía. El matrimonio fue trasladado al hospital con signos vitales débiles. Se habrían intoxicado con monóxido de carbono. Conmoción en la zona

21 de Septiembre de 2019 | 03:43
Edición impresa

Los peritos dirán en su informe qué fue lo que causó la muerte de tres hermanitos y dejó en grave estado a sus padres, pero la dimensión de la tragedia que castigó a un barrio de Berisso trasciende cualquier explicación; se adivinaba en el silencio contenido de los policías que entraban y salían, ayer al mediodía, del chalet de 96 entre 128 y 129, donde pasó todo.

En el fondo de aquel terreno vivían hasta Rocío Astorga, de 27 años, su marido Marcos González, de 31, y sus tres hijos, Olivia, de 6; Ramiro, que estaba a punto de cumplir 4, y Simón; de 1 año y 9 meses.

En la casa que da a la calle residen los padres de la chica, Ramón y Amelia, que fueron quienes descubrieron lo sucedido una vez que cayeron en la cuenta de que Marcos no había salido ayer hacia su trabajo, como lo hace todos los días.

Amelia habría sido la primera en ir a lo de su hija para ver si estaba todo en orden, aunque su esposo fue quien decidió ingresar en el lugar rompiendo el vidrio de la ventana por la que llegó a observar una parte de la tremenda escena que encontró instantes después.

Según la información oficial, el caso se conoció alrededor de las 11 de la mañana de ayer, cuando Ramón y su mujer llamaron desesperados al 911 para pedir ayuda: su hija, su yerno y los tres nenes yacían inconscientes dentro de la casa.

Rocío estaba en el piso junto con Olivia, porque aparentemente se disponía a bañarla, mientras que Marcos fue hallado en la zona de la cocina comedor y en una habitación a sus dos hijos menores.

En cuestión de minutos llegaron policías, bomberos y las ambulancias que se ocuparon de trasladar al matrimonio al hospital Larrain de Berisso con débiles signos vitales. Anoche continuaban internados allí, González con el cuadro más complicado y en terapia intensiva, según fuentes oficiales.

Los médicos constataron que los tres niños ya habían muerto, de modo que el personal de la comisaría Tercera de esa ciudad preservó el lugar a la espera de que llegaran los peritos de Científica y la morguera.

Si bien los peritajes permitirán saber qué fue lo que sucedió, hasta ahora la única hipótesis es que se trató de una intoxicación por monóxido de carbono, ya que cuando los bomberos llegaron “no había olor a gas”, dijo a este diario una fuente que trabajó en la escena.

Los investigadores “le apuntan a un calefón” que el dueño de casa habría estado arreglando la noche previa.

un barrio en shock

Conmocionados, los vecinos buscaban explicaciones entre el asombro y el estupor que les causó la noticia, ya que la familia golpeada por la tragedia reside en ese barrio desde hace muchos años.

Leticia, vecina de allí y empleada en un centro de salud, contó que la primera aproximación al drama la dieron “las sirenas de la Policía, las corridas, la ambulancia y los Bomberos, fue un despliegue grandísimo por eso nos imaginamos lo peor”.

Sobre la terrible situación que vivieron en la zona dijo que “la abuela se dio cuenta de que el muchacho (por el yerno) no fue a trabajar y cuando fue a avisarle que se quedó dormido encontró toda la escena”.

La mujer, que según manifestó conoce a los papás de las tres víctimas porque llevan viviendo allí “desde siempre”, agregó: “Conocemos a la familia porque yo trabajo en el centro de salud del barrio y atendíamos a sus niños. Además la abuela hizo una residencia allí, así que lamentamos mucho todo esto que están pasando. Queremos ayudar a Amelia, la abuela, porque esto es terrible”.

El fiscal en turno, Alvaro Garganta, dispuso abrir una causa por averiguación causales de muerte, al menos hasta conocer el informe preliminar de la autopsia que confirme la hipótesis de la tragedia accidental. Con ese relevamiento, la causa pasará al fuero culposo.

asesino silencioso

El monóxido de carbono es un gas altamente tóxico que causa graves daños en el organismo y hasta la muerte por inhalación en cuestión de minutos.

Su principal característica es la de ser inodoro, y en ella radica su mayor peligro: quienes lo respiran no son conscientes de eso.

Se produce por la combustión incompleta o defectuosa en el funcionamiento de estufas, calefones, termotanques a gas, hornallas, braseros y salamandras. Pero también es parte de los gases que expulsan los motores, como los de los automóviles.

Entre las recomendaciones más simples e importantes se destacan la de controlar los artefactos a gas cada año al comienzo de la época invernal y prestar atención a que la llama sea siempre azul ya que, si su color es naranja o rojo, es indicador de que el artefacto funciona mal y libera monóxido de carbono.

 

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla