Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Espectáculos |EN DIÁLOGO CON EL DIA
Malena Narvay: “La música es una gran compañía, es lo más cercano a la magia”

La actriz y cantante que estrena este mes su nueva película, “Yo, adolescente”, y que prepara nuevas canciones, dice que a pesar de todo, durante la cuarentena se encontró a sí misma

Malena Narvay: “La música es una gran compañía, es lo más cercano a la magia”

Escena de “Yo, adolescente”, la película protagonizada por Malena Narvay que llega a Cine.ar el 23 de julio

Pedro Garay

Por: Pedro Garay
pgaray@eldia.com

2 de Julio de 2020 | 04:52
Edición impresa

“Si quieres ver a Dios reír, cuéntale de tus planes”: el lema oficial de este 2020 también aplica para Malena Narvay, que, inquieta y siempre en la búsqueda, había comenzado a grabar la segunda temporada de “El mundo de Mateo”, y pensaba, tras un 2019 rutilante entre el teatro, la tele y la música, en grabar su próximo disco con temas “bien arriba, para bailar” mientras atravesaba los primeros días de su separación con Julián Serrano... cuando la pandemia mundial estalló, frenó su ímpetu musical y la posibilidad de todo trabajo actoral y la obligó a permanecer entre cuatro paredes. Hasta pasó encerrada su cumpleaños número 23.

Pero la actriz de “Cien días para enamorarse” dice que “soy una persona que todo el tiempo intenta ir para adelante, no me gusta hundirme”. Así, confiesa que aunque “tuve mis altibajos, obviamente”, entre el encierro y la ruptura de su relación con Serrano, “la verdad, estoy bien: hoy estoy muy centrada en mis cosas, en mi. Tengo la mente en paz. Y el amor de los amigos se siente igual, no es que me siento sola”.

No todas son pálidas, de todas formas: en medio la quietud pandémica, recibió la noticia de que su último trabajo en cine, “Yo, adolescente”, se estrenará el 23 de julio a través de la pantalla virtual de Cine.Ar. “En esta cuarentena donde todos los días son iguales, recibir la noticia del estreno de ‘Yo adolescente’ me dio una alegría inmensa. ¡Un poquito de movimiento!”, confiesa Narvay, en diálogo con EL DIA.

Es la historia de un joven que atraviesa el duelo por la muerte de un amigo en la era post-Cromañón, donde parecía que los adolescentes no podían divertirse. Y en el mundo de ese muchacho aparecen romances varios, incluido uno que cambiará para siempre su vida: Tina, una estudiante universitaria encarnada por Narvay.

OTRAS ADOLESCENCIAS

Protagonizada por Renato Quattordio (con quien Narvay coincidiría luego en “El Mundo de Mateo”) la película está basado en el recordado libro de Zabo, uno de los primeros influencers que se hizo desde internet y que, cuenta la actriz, “colaboró en la escritura de ‘Quiero vivir a tu lado’, mi primera tira. Él escribió mis primeras escenas en la tele, y de eso me enteré en el set. Fue muy lindo”.

El relato de Zabo irrumpió desde las pantallas virtuales rompiendo con la tendencia televisiva de edulcorar los años adolescentes: por eso, la película, a pesar de su frescura juvenil, lidia con problemáticas como la depresión, el suicidio, el bullying y la homosexualidad.

“A veces la adolescencia, en la tele, está contada desde un lado más light. Las tiras juveniles, todo más alegre… Se muestran algunos conflictos adolescentes, pero desde un lado más alegre: está bueno abrirnos a películas y series que muestren también esta otra parte de la adolescencia, porque si bien la adolescencia es una etapa que tiene cosas muy lindas, también hay muchas adolescencias con oscuridades, momentos difíciles, chicos con depresión, ansiedad…”, dice al respecto Narvay.

Y agrega: “Mostrar esta parte de la adolescencia es importante para que un chico que vea esta película diga: ‘Ah, OK, no todo es color de rosas como veo en los otros programas, o en las redes’. Porque viste que lo que pasa hoy en día es que en las redes son todos felices. De esa forma, pueden ver que hay otras personas que también se sientan mal: está bueno que puedan ver esto y no sentirse solos, que no se sientan alguien raro que tiene que esconder lo que le sucede, y que pueda pedir ayuda. Que pueda compartir sus sentimientos, y no tenga que guardarselos”.

LA MÚSICA

En la película, una herramienta crucial para combatir esa infinita soledad, ese sentimiento de incomprensión y furia con un mundo injusto, que se siente tan a flor de piel en la adolescencia, es la música: suenan de fondo temas emblemáticos de principios de los 2000 (reversionados en las voces de Benito Cerati, Lichi y el elenco del film).

Y también para Narvay la música ha sido en su vida un instrumento para no sentirse sola. “Nunca estás solo cuando estás con música: aunque no estés rodeado de personas, tenés tu instrumento, tu voz, o la voz de un artista que estás escuchando, y te hace sentir que estás acompañado. Te identificás con las letras, te expresás: la música es una gran compañía, es lo más cercano a la magia que existe en el mundo”, dice la artista.

Pero, aunque compañera, en el inicio de este extenso encierro, la música también supo ser fuente de frustración: “Cuando empezó la cuarentena estuve un mes trabadísima: pensé, listo, cuarentena, me pongo a full, voy a componer mil canciones… y el primer mes me bloquée, y encima me enojaba con mi bloqueo y eso me bloqueaba más”, comenta entre risas la intérprete.

Pero fueron pasando los días y “me tranquilicé, y fue viniendo la inspiración, también fui armando equipo, armé sesiones de composición con productores por videollamada”, revela. Empujar hacia adelante, seguir trabajando, explica, es parte de su forma de ser: “Soy una persona que si me quedo inactiva me desespero, me hace mal, me genera mucha ansiedad. Necesito hacer cosas, así que ahora estoy contenta porque hicimos mucho material nuevo”.

El material se convertirá, en algún momento pospandémico, en el segundo trabajo discográfico de Narvay, tras lanzar “Lena” el año pasado. “Mi disco del año pasado es para escuchar tranqui, para escuchar en la ruta. Pero ahora quería hacer algo más arriba: tenía toda esa manija… y de repente se cortó todo. Pero creo que todo pasa por algo. Pasa por algo, si le buscamos el sentido, si en cada situación uno intenta aprender, rescatar algo, y no solo la deja transcurrir”, lanza Narvay, que transita los caminos de la música desde joven, en paralelo con la actuación, un universo en el que comenzó con apenas 8 años, tomando clases de teatro y canto con Hugo Midón.

El camino actoral se abrió rápido: en 2008 trabajó en un filme de Paula de Luque y en 2009 protagonizó un corto que compitió en el Festival de Cortometrajes de Londres. Así inició la carrera que la llevó hasta “Cien días para enamorarse”, tira de Telefé que fue un gran éxito y desde la cual protagonizó uno de los romances más celebrados de los últimos tiempos, el que sostuvo con Maite Lanata.

Pero a pesar del éxito actoral, la música seguía repiqueteando en su interior, y los temas fueron llegando. Desde ya, “como empecé a trabajar como actriz, al principio costó instalarme como cantante. Apenas lancé el disco, era la Malena actriz que lanzaba un disco: pero de a poco me empezaron a poner en las notas ‘actriz y cantante’, y ya me emocionaba, ¡me ponía re contenta!”, se ríe.

“Descubrí que puedo ser mi amiga, desde la meditación, desde escribir, desde pasar tiempo conmigo”

 

Pero “ahora en cuarentena, mi música se fue dando a conocer más. No sé por qué, por ahí la gente se puso a investigar cosas nuevas. Incluso de otros países. Así que hoy en día creo que estoy más instalada en la carrera musical”, responde Narvay, que ya se subió al escenario con sus temas el año pasado y hasta cantó con No te va gustar.

“Soy muy apasionada de la música”, explica Narvay su camino musical. Y revela que ha utilizado la cuarentena para componer, sino también para escuchar de todo: “Todo el tiempo descubriendo, entonces no me cierro en ningún género, ni para escuchar ni para crear”.

El descubrimiento más grande del encierro, sin embargo, es de otra índole: “Descubrí la conexión conmigo misma: descubrí que puedo ser mi propia amiga, y generé esta relación, desde la meditación, desde escribir, desde pasar tiempo conmigo… Si hay algo que tengo que recomendar al mundo es que traten de a poquito de encontrarse, de generar esta amistad con uno mismo. En la vida te pueden pasar cosas buenas y cosas malas, pero si vos estás agarrado de vos, no te suelta nadie”.

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla