Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
La Ciudad |ENCIMA, COMERCIANTES PLATENSES ADVIERTEN POR RECARGOS Y FALTANTES DE UNA MARCA LÍDER
Aumentos, disparidad de precios y achiques impactan en un menor consumo de lácteos

Yogures, postres, queso cremas y duros están entre los productos que más restringieron los consumidores

Aumentos, disparidad de precios y achiques impactan en un menor consumo de lácteos

Disparidad en el precio de la leche y fuerte caída en el consumo de yogures y quesos en la región / C. Santoro

8 de Agosto de 2020 | 04:08
Edición impresa

Yogures, postres, queso cremas y duros, son algunos de los productos a los que tuvieron que renunciar los consumidores, ante el agravamiento de la crisis que desató la pandemia. Según los datos de la industria láctea, se pronunció la caída de la venta de leche, pero mucho más la de los artículos considerados “premium”. Otro factor que inquieta a la hora de hacer las compras en comercios platenses es la disparidad de precios, un sachet de leche de una primera marca se vende en algunos almacenes a $70 y en otros, a $61.

Un almacenero de la zona de diagonal 73 y 47 señaló indignado: “El repartidor de leche me dijo que ahora hay que hacer un recargo del 3 por ciento por el flete, eso hace que tenga que cobrar el sachet a $70”.

En otros supermercados directamente optaron por dejar de vender la marca líder que pretende cobrar un 3 por ciento más a raíz del costo de flete y, a modo de aviso a los clientes, colocaron un cartel que explica la razón de esa faltante en las heladeras.

Desde el sector se indicó que al igual que otros productos de la canasta básica, la leche sintió el impacto de la crisis. A eso se sumó un reclamo gremial que afectó el abastecimiento de leche fluida y otros productos.

Las ventas de yogures bebibles sufrieron en mayo una merma del 25,7 por ciento, con un consumo que durante el año pasado tuvo una retracción del 20 por ciento; los postres lácteos tuvieron una caída mensual en mayo del 16,1 por ciento y los postres lácteos firmes, una baja del 21,3 por ciento. Según los datos del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina, en la última década cayó un 35 por ciento.

Por otra parte, un informe de la consultora Focus Market indicó que en el top de 10 categorías de productos que más aumentaron en forma interanual de julio de 2019 a julio de 2020, están los yogures, con el 121,7 por ciento.

En ese contexto, tras un relevamiento de consumidores en supermercados de la Ciudad se constató que muchas familias renunciaron a la compra de yogures y postres y priorizan la leche, fundamentalmente en hogares donde hay niños.

Precisamente, desde un supermercado mayorista de la avenida 520 le explicaron a EL DIA que “registramos un incremento del 26 por ciento en la venta de leche sachet en nuestra sucursal de La Plata, y el crecimiento es aún mayor a nivel nacional, en todas nuestras tiendas. Esto responde a que es un producto que está dentro del plan de precios máximos y es uno de los principales alimentos de la dieta diaria de los consumidores finales, las familias numerosas que nos visitan periódicamente para hacer su compra de abastecimiento”. Agregaron que “así como también es uno de los productos más demandados por nuestros principales clientes, los comerciantes minoristas, quienes lo ponen a disposición de los consumidores finales en sus comercios de cercanía”.

En cuanto a la leche chocolatada, “observamos una leve caída de su consumo en todas nuestras tiendas. Este comportamiento se debe a que este es un producto mayormente consumido en época escolar, y dado el contexto actual, este hábito se ha modificado”.

Distintas empresas lácteas expresaron que uno de los factores que impacta en la crisis, es el precio de referencia de la leche pagado al productor. En el caso de productos como yogures y quesos, un costo del 34 por ciento, tuvo una evolución desde el 2019 a la fecha del orden de 110 por ciento, frente a una variación del índice de precios al consumidor del 53,8 por ciento. Tampoco es menor en la cadena de valor la cotización del dólar que está asociado a los insumos del packaging, como plásticos y cartón.

Además se informó que la producción de leche en la Argentina registra desde hace años una baja importante en sus niveles. En 2019 la producción total fue de 10.343 millones de litros. Y si se compara con 2015, que fue el año del pico de producción con 12.061 millones de litros, hay una baja del 14,2 por ciento.

Según un relevamiento realizado por el Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina (Siglea), que distribuye la Dirección Nacional Láctea, el precio pagado en junio pasado por la leche en las tranqueras se ubicó en $18,25, hecho que actúa en detrimento del tambero.

Los datos del Observatorio de la Cadena Láctea Argentina muestran que las empresas lácteas que encabezan el ranking de la leche producida en el país son Mastellone con el 11,8 por ciento de participación y Saputo con el 11,5por ciento. Las que siguen tienen una participación de entre 4,9 por ciento y 2,2 por ciento.

Por otro lado, la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel) también advirtió sobre la caída en las ventas de lácteos, la ubicó en el orden del 25 al 30 por ciento. Aunque la producción de alimentos está exceptuada del aislamiento obligatorio, el cambio en los hábitos y volúmenes de consumo “golpea a unas actividades más que a otras”, aseguraron desde Apymel.

Pablo Villano, presidente de la entidad, señaló que “el sistema de Pymes depende de la venta de dulce de leche y queso cremoso” y agregó que bajó muchísimo el consumo de quesos duros, semiduros, especiales, con ojos y barra.

Es que la paralización de las actividades escolares, bares, confiterías, pizzerías, restaurantes y hoteles, aseguraron, los afectó de manera drástica.

El presidente de Apymel estimó que, en promedio, las ventas cayeron entre 25 por ciento y 30 por ciento desde el arranque de la cuarentena.

Citó como ejemplo que el que vendía mozzarella en plancha o cilindro a los restaurantes y pizzerías, el negocio se le cayó el cien por ciento. En ese contexto, algunos comenzaron a hacer queso cremoso. Algo similar ocurrió con el dulce de leche que se distribuía a confiterías, heladerías o para la elaboración de alfajores.

El dirigente consignó que se produjeron cierres temporales de los que no pueden reconvertirse, otros están con la actividad a medias, con poca producción y venta, o tienen inconvenientes con empleados que no van a trabajar porque integran la población de riesgo.

 

121%
AUMENTARON, de un año al otro, los yogures, según un relevamientos de precios de una consultora privada. Es el producto de la rama alimenticia cuyo costo más se incrementó entre 2019 y 2020. En el mismo período, la variación del índice de precios al consumidor fue del 53,8 por ciento.
25%
CAYERON en mayo pasado las ventas de yogures bebibles, con un consumo que durante el año pasado tuvo una retracción del 20 por ciento. También los postres lácteos tuvieron una caída mensual en mayo del 16,1 por ciento y los postres lácteos firmes, una baja del 21,3 por ciento, informó el Observatorio de la Cadena Láctea.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $223.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla