Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $91,76
Dólar Ahorro/Turista $151.40
Dólar Blue $156,00
Euro $109,14
Merval 0,00%
Riesgo País 1421
Espectáculos |EN DIÁLOGO CON EL DIA
Jorge Suárez: “Estamos haciendo una patriada”

El reconocido actor volvió al teatro presencial con “Lo escucho”, la comedia francesa que debió estrenarse en marzo pasado. Navegando “a la deriva, como en un barquito de papel”, celebra haber vuelto a actuar

Jorge Suárez: “Estamos haciendo una patriada”

Jorge Suárez, “Puma” Goity y Julieta Vallina hacen “Lo escucho” en el porteño Metropolitan Sura

María Virginia Bruno

Por: María Virginia Bruno
vbruno@eldia.com

14 de Enero de 2021 | 03:05
Edición impresa

Faltaban cinco días para el estreno de “Lo escucho” en el porteño Metropolitan Sura cuando Alberto Fernández, en conferencia de prensa, anunció el inicio del aislamiento social, preventivo y obligatorio a causa de la pandemia. La historia, desde ese 19 de marzo de 2020, es tristemente conocida y para los artistas supuso un parate inmediato de toda actividad presencial. Pero la semana pasada, y con una postergación de casi 10 meses, la comedia escrita por el actor y músico francés Bénabar y el chileno Héctor Cabello Reyes, bajo la dirección de Carlos Olivieri, finalmente pudo tener su estreno con todos los protocolos que este presente demanda, y Jorge Suárez, uno de sus protagonistas, celebra la gesta heroica de haber podido regresar a las tablas porque fue volver a actuar que es “lo que, a los actores, nos termina de formar como personas”.

Con 40 años de trayectoria, y una carrera que se movió principalmente entre el teatro y la televisión, el reconocido actor asegura en diálogo con EL DIA que “más allá de lo económico, hay algo en la necesidad humana de constituirse como lo que uno es”. Para Suárez, “la profesión no es algo que uno elige solamente” sino que es algo que “se elige mutuamente” y que, después, “hay algo de eso que empieza a ser parte inherente de uno” que es difícil de separar. “Hay algo de la profesión que excede a la profesión en sí misma, hay algo de uno puesto en juego”, remarca.

Por eso, admite, fue tan emocionante volver al teatro presencial, sobre todo en un momento donde existe un “97% de desocupación en el gremio” y que tiene a todos sus colegas “muy preocupados y necesitados de trabajar”.

Compara el intérprete la experiencia de estar haciendo teatro en un momento donde siempre existe la posibilidad de una nueva restricción para la actividad, con la sensación de “ir navegando a la deriva en un barquito de papel” y, al mismo tiempo, y por las mismas circunstancias, destaca el esfuerzo de productores y actores para, a pesar de los riesgos, seguir apostando.

“La sensación es de estar haciendo patria, en el mejor sentido de la palabra, de estar haciendo lo que uno sabe hacer, con toda la entrega, con toda el alma, con lo mejor que tiene, y no necesariamente para ganar plata, sino para tratar de sostener nuestro oficio. Estamos todos haciendo una patriada”, destaca.

Más allá de las “raras” circunstancias, en el marco de una sala totalmente acondicionada para llevar a cabo los más estrictos protocolos sanitarios pensados para la seguridad del público -entre desinfecciones, sanitizaciones, distancias, sistemas de ventilación y demás medidas como el aforo reducido que sólo permite el ingreso de 180 personas en una sala para 600-, celebra el hecho de haber podido volver a enfrentarse al público y de haberlo hecho con una obra “encantadora”.

Acompañado en escena por Gabriel “El Puma” Goity, Julieta Vallina, Daniela Pal y Ricardo Cerone, Suárez detalla que la obra tiene los condimentos de la comedia típica francesa aunque “tratamos de acercarla a lo argentino”.

La trama se desarrolla a partir de un señor (Goity) que se hace pasar por un paciente de un psiquiatra (Suárez) pero, en realidad, es el marido de una paciente (Vallina) del psiquiatra que cree que por culpa de la terapia la esposa lo dejó. “Se arma una que ni te cuento y me amenaza de muerte con un aparato explosivo”, se ríe el intérprete sobre la “situación francamente desopilante” a partir de la cual se desarrolla la historia de “Lo escucho”, que tiene funciones de miércoles a domingo en la sala de Av. Corrientes 1343.

Se sincera el actor a la hora de contar cómo se esfuerzan por llevar adelante, con la mayor verdad posible, la “locura” que se desarrolla arriba del escenario “porque, imaginate, en un departamento de dos ambientes, oscurito y en medio de algún barrio como el Once o Villa Crespo, de repente te llega un loco de estas dimensiones...”.

La química, al igual que la amenaza, es explosiva entre Suárez y Goity, quienes han forjado una relación que bajó de los escenarios y que lleva 40 años, los mismos desde que los dos comenzaran a transitar sus formaciones en el Conservatorio.

“Los dos hacemos muchísima fuerza para sostenernos (risas). Somos actores formados para tratar de hacer la comedia, pero no para necesariamente reírnos nosotros, pero a veces hay que tener un aguante extraordinario sin que pase nada más allá de lo que tiene que pasar”, confiesa.

La dupla Suárez-Goity atesora en la mochila dos grandes éxitos: “El método Grönholm”, que duró tres años en cartelera, y “Gorda”, hace diez años y convertido en otro pequeño fenómeno teatral, por lo que “Lo escucho” marca el regreso de este dúo a las andanzas, algo que disfruta y vive con mucha algarabía. Una conexión natural que lleva al público a reírse a carcajadas de principio a final.

Como ahora, a Suárez le ha tocado hacer reír; le ha tocado hacer reflexionar, como en “El test” y, también, le ha tocado emocionar como en “Manzi”, por ejemplo, la obra con la que escuchaba llorar a los espectadores, una de las experiencias más transformadoras que le ha regalado su profesión.

Jorge se siente “bendecido” por haber encontrado un oficio que, se atreve a decir, “me salvó la vida”. Hijo único, cuenta que sus padres “eran gente humilde y muy buena, muy cariñosos, pero encontrarte con un oficio que te acompañe y que te siga acompañando con esa energía en la vida, que vos puedas entregarte por completo y no tengas miedo, es algo inexplicable. Es inexplicable la sensación que uno tiene arriba del escenario, es algo muy parecido a volar”.

Casado y con dos hijos, el actor se sincera al decir que sin su familia contenedora al lado hubiera sido muy difícil alcanzar la plenitud laboral y el disfrute que le genera cada proyecto entre manos.

“Cuando mi papá tenía 80 años, me decía ‘me parece que tengo 30 años, siento intacta mi alegría, mi sentir, mis deseos’. Yo le decía ‘bueno, papi, por supuesto’, como uno cuando escucha con respeto a los padres porque, al menos antes, se los escuchaba con atención. Y ahora yo, que tengo casi 58, pienso que yo también tengo 20 años en el corazón y cuando estoy en el escenario creo que tengo 7. Esta profesión te hace sentir un chico, una sensación de juego permanente, con una enorme responsabilidad de adulto, también, porque es salir a entregar lo mejor para que el público que pagó su entrada pase un buen momento”.

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

Jorge Suárez, “Puma” Goity y Julieta Vallina hacen “Lo escucho” en el porteño Metropolitan Sura

Jorge suárez es un psiquiatra “berreta” en “LO ESCUCHO”

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla