Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Buscar
El Mundo |PERFIL
Bolsonaro, con el fusil en una mano y la Biblia en la otra

3 de Octubre de 2022 | 02:38
Edición impresa

Jair Bolsonaro, capitán de la reserva del Ejército y mayor referente de la extrema derecha latinoamericana, aspira a un nuevo mandato con un fusil en una mano y la Biblia en la otra.

Con la misma base que lo llevó al poder en 2018 y que incluye a militares, policías, pastores evangelistas y empresarios del campo, el “capitán del pueblo” adoptó para su campaña el lema “Dios, Patria y Familia”, que popularizó en la Italia de la década de 1930 Benito Mussolini.

Su ideario se completa con el “respeto” a las “tradiciones judeocristianas” y la búsqueda de la “plena libertad” individual, en la cual incluye, según una muy particular lectura de la Biblia, el “derecho” de los ciudadanos a la autodefensa y a poseer y portar armas, que ha impulsado mediante leyes promovidas por su Gobierno.

Es un ferviente anticomunista y un nostálgico confeso de la dictadura brasileña (1964-1985) y de otros regímenes militares que imperaron en varios países de Sudamérica en la década de 1970.

En contrapartida, califica de “comunistas” a todos los líderes de izquierda como, por caso, el mexicano Andrés Manuel López Obrador o el chileno Gabriel Boric. A todos los usa para descalificar a Lula.

Así como el estadounidense Donald Trump, a quien suele citar como “modelo político”, Bolsonaro apuesta al conflicto permanente, hasta con instituciones como la Corte Suprema o la Justicia electoral, a las que acusa de ser “herramientas del sistema”.

Desde que llegó al Gobierno, mantuvo duras pulseadas con la Justicia, que reguló su armamentismo y su negación de la pandemia de Covid-19 (a la que llamó “gripecita”), que hasta ahora dejó cerca de 690.000 muertos en Brasil.

Expresiones que muchos califican de homofóbicas, así como otras tildadas de machistas o racistas son parte de su cotidiano.

Su carrera militar terminó en 1988, tras enfrentar un proceso en la Justicia militar por estar al borde de llamar a una insurrección en demanda de subas salariales para la oficialidad media. Comenzó entonces su vida política. Fue concejal en Río de Janeiro y luego diputado federal durante 28 años. En 2018 aspiró a la Presidencia y ganó con un 55 por ciento. (EFE)

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico Promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$60.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $490.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla