Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Dólar Oficial $83,85
Dólar Ahorro/Turista $138.35
Dólar Blue $195,00
Euro $96,37
Merval 0,00%
Riesgo País 1425
Bedel y su arte paradojal

Bedel y su arte paradojal

Bedel y su arte paradojal

Por: Por Nicolas isasi

9 de Octubre de 2015 | 00:59

Planos, cortes, vistas. Varias caras de un mismo plano. Gotas y líneas que en realidad ya no son líquidas como en el momento de realización, sino que ahora pertenecen a un material sólido que las alberga hasta la eternidad.

Esta exposición, que se presenta en la Galería Henrique Faria de Buenos Aires muestra la obra de Jacques Bedel. Un artista conceptual que desafía la lógica de la física, utilizando elementos que oscilan entre la liviandad y la pesadez.

Todas esas esculturas dialogan entre sí por más que fueran creadas en diversos años y con distintos objetivos. Hay un punto en común que tiene que ver con la indagación del artista respecto a la desmaterialización. Esto es bastante claro al momento de ver obras con materiales aparentemente pesados o fuertes que se muestran livianos o algo impensado como es el caso de su serie “aproximaciones al mal” donde se pueden ver bacterias o virus sobre una placa transparente que mediante la luz proyectan sombras en las paredes.

Toda su obra tiene una estricta relación con su profesión de arquitecto. Nacido en Buenos Aires en 1947, Bedel inicia su camino en la plástica de forma autodidacta y en 1968 obtiene la medalla de Bronce del Premio Braque, ganando una beca de estudios en Francia. En 1974 recibe la beca del British Council para estudiar escultura en Londres. Perteneció al grupo CAyC donde se encontraba por ejemplo Luiz Pazos y Clorindo Testa, entre otros. Y en 1980 obtiene la Beca Fulbright para llevar a cabo investigaciones en el National Astronomy and Ionosphere Center de Cornell University en New York y la NASA en Washington D.C.

El uso de la iluminación es esencial para su obra ya que ésta determina la forma en que serán contempladas por cada uno de los espectadores. No es lo mismo tenerlas de frente que de atrás. Como tampoco en diagonal o de costado. Todo está pensado para lograr el efecto buscado. Y la disposición de las obras en la galería tiene una ubicación correcta para poder ser vistas de diversos perfiles, incluso se preparó para que las primeras obras puedan observarse desde la vidriera de afuera.

El “objeto paradojal” es una estructura de hierro perforado de poco más de un metro y presenta múltiples aristas intervenidas por el ángulo de incidencia de la luz. Luego hay una obra específica que trabaja con materiales tridimensionales, generando su famoso “alter ego” con acrílicos y espejo azul la cual impacta por sobre todas las cosas porque uno se ve reflejado de una manera algo extraña. Quizás sea porque realmente la obra logra llegar a ese otro que tenemos adentro, al pasar por esa tridimensionalidad.

Bedel obtuvo 45 premios nacionales e internacionales, incluyendo la Medalla de Oro en la Exposición de las Naciones Unidas y el Gran Premio de la Bienal de San Pablo.

PARA AGENDAR

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $265.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla