Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Estiman que en el 75% de los delitos que cometen en La Plata se mueven en moto

En la Ciudad la policía tiene menos de 200. En tres de los crímenes de este año hubo alguna. Medidas y reclamos

19 de Abril de 2015 | 01:52

El reclamo que más se escucha en las reuniones vecinales por seguridad está directamente relacionado con los motochorros, porque bajo esa modalidad se cometen buena parte de los delitos y las medidas que se ha intentado para frenarlos no parecen estar dando resultados. Hace dos semanas el médico Francisco Guerrero (28) fue ejecutado frente a su novia por un delincuente que le disparó al pecho por negarse a entregar la billetera y escapó en una moto, junto a un amigo que lo esperaba enfrente.

En números

A falta de estadísticas oficiales, distintos jefes oficiales especulan con que “el 75% de los hechos” ocurridos en la Región son cometidos a bordo de este tipo de vehículos, fenómeno que se incrementó sensiblemente en los últimos tres años. Los “motochorros” aparecían, sobre todo, en los arrebatos callejeros o salideras, mientras que en modalidades más complejas -como las entraderas o golpes comando-, los autores preferían movilizarse en autos o camionetas.

“Eso cambió. Ahora utilizan motos en asaltos bancarios y hasta de apoyo en organizaciones de piratas del asfalto”, retrucó un jefe policial, sin pasar por alto que son vehículos de fuga en hechos de sangre y homicidios. El motivo es simple: son baratas, rápidas, fáciles de descartar y escurridizas a la hora de la fuga.

En cuatro de los 13 homicidios que ocurrieron en lo que va del año en la región hubo una moto involucrada. El primero de ellos, que se produjo justamente en los primeros minutos del 1 de enero, Walter Mongelo iba en una moto y fue asesinado por un policía al que habría intentado robarle la suya.

LAS PREFIEREN CHICAS

Teniendo en cuenta los registros oficiales, las motos más populares entre los delincuentes son las de entre 100 y 200 centímetros cúbicos, como Honda Wave o Titán y Gilera Smash, que por la misma razón son las más robadas.

En este escenario, la policía bonaerense incrementó la cantidad de motos asignadas a los patrullajes, seguimientos y operativos especiales. En La Plata hay alrededor de 180, distribuidas entre las dos Departamentales (Sur y Norte) y el Comando de Prevención Comunitaria - en estos casos utilizan la marca Yamaha- y la policía local (que adquirió rodados Cerro). Si hablamos de cilindrada, las oficiales van entre los 150 y los 400 cc.

“No es lo mismo una persecución por la ciudad que en una ruta o una autopista”, aclaró un jefe de la fuerza, explicando para qué se usan las más potentes.

La DDI dispone también de algunas motos de la marca Honda que no son identificables, ya que suelen asignarse a seguimientos y operativos encubiertos.

Para enfrentar el problema de los motochorros decidieron implementar en la Ciudad dos tipos de operativos: los “dinámicos”, que son los que realizan el CPC y las comisarías cuando en un patrullaje detectan una situación que consideran “sospechosa”; y los estáticos, que a diario se desarrollan en 10 puntos fijos, que cambian cada 24 horas.

SECUESTRADAS

En promedio, y por contravenciones, se secuestran a diario entre 40 y 50 motovehículos, mientras que son entre 5 y 8 los que terminan en Control Urbano o una comisaría por haber sido robados o usados en un delito.

Estos son devueltos a sus dueños, mientras que el 60% del resto va a proceso de destrucción, ya que para sus propietarios resulta menos oneroso perderlos que afrontar el pago de las multas por las que se los secuestraron (ver aparte).

Más allá de los operativos y controles, desde el Estado intentaron dar respuesta al reclamo con medidas que cosecharon más polémica que resultados. Una de ellas fue la resolución 224/14, que obliga al acompañante de un conductor de motocicleta a usar casco y chaleco reflectantes con la identificación del vehículo, como parte del plan de emergencia de seguridad decretado por el gobernador Daniel Scioli.

Los funcionarios justificaron la medida en el hecho de que en la “modalidad de delito de `motochorros´ siempre la comete el segundo, que es el que baja del vehículo”.

El artículo 8 del decreto 220 facultaba a los municipios a restringir zonas geográficas y horarios en los que no pueda circular más de una persona por moto, algo que generó muchísimos cuestionamientos, igual que lo anterior.

La Plata no adhirió a esas reglamentaciones y nunca se aplicaron.

Más allá de los números o los planes de prevención, lo concreto es lo que se a diario, en cualquier barrio.

“Los robos callejeros no paran y algunos son violentos”, dijo el jueves pasado Fernando, un vecino de El Mondongo que participó de la cuarta reunión organizada tras el crimen de Guerrero.

“La modalidad más común es en moto. Se suben a la vereda, te cortan el paso y fuiste. En general te amenazan a mano armada o con cuchillos”, evaluó Fernando, para después agregar: “Lo que más nos preocupa es que esto antes pasaba a la madrugada, pero hoy es a cualquier horario”.

En falta
Las contravención más frecuente entre los motociclistas es por circular sin seguro (23%); seguida por la falta de licencia de conducir (21%); de espejos retrovisores (15%) y el no uso del uso del casco (13%)
Multimedia
+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla