Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp

LA COTIZACIÓN, MINUTO A MINUTO

Baja el dólar en el inicio de la semana: se vende a $37,30 en el Banco Nación

Ayer encañonaron a una mujer

Vecinos denuncian que en el Barrio Hipódromo hay, por lo menos, “dos robos por día”

Aseguran que casi siempre son los mismos dos delincuentes, armados y a bordo de una moto roja. “Estamos solos”, dijeron

Vecinos denuncian que en el Barrio Hipódromo hay, por lo menos, “dos robos por día”

“No sabemos qué es lo que pasa, por qué se ensañaron con este sector”, lamentaron / demian alday

Acosados por una banda de delincuentes que ataca “entre dos a tres veces por día”, los vecinos del Barrio Hipódromo elevaron un desesperado pedido de ayuda y alertaron de una situación que “se vive desde hace meses”. Los rostros son de hastío y de sorpresa por una realidad que no saben cómo cambiar.

En diálogo con este medio, explicaron que “casi siempre son los mismos. Dos pibes que andan en una moto 110cc roja, armados”.

Reunidos en la esquina de 36 y 118, epicentro de los incidentes, fueron relatando uno por uno las experiencias con los robos, asaltos y escruches con los que conviven.

Estefanía, una joven que estudia Medicina y trabaja para una empresa de pedidos, vive en la cuadra de 36 entre 118 y 119, una de las más golpeadas.

Desconocidos entraron por la noche en su edificio y se llevaron al menos tres bicicletas, tras cortar las cadenas con las que se encontraban atadas.

“Me quitaron la herramienta de trabajo y el transporte para ir a la Facultad”, lamentó.

DÍAS DE FURIA

Hace un par de semanas, en la esquina, sobre 119, la víctima fue una mujer que realiza tareas de limpieza en una casa.

Según contaron los frentistas, “a ella la abordaron los sujetos a bordo del rodado, por la mañana”.

Algunas horas más tarde, fue el turno de un hombre que habita en un edificio de 119 entre 37 y 38, y, según afirman los damnificados, “era la misma moto”. Desde ese día, los casos comenzaron a multiplicarse, al punto de llegar a más de 10 en cinco días.

“No sabemos qué es lo que pasa, ni de dónde vienen o por qué se ensañaron con este sector del barrio”, lamentaron los presentes.

No obstante, algunos creen que llegan desde “la 120, del otro lado de las vías”.

Los hechos son tantos y tan variados que dos de las personas perjudicadas se preguntaron si “estos chorros no duermen”.

En una jornada, “los pibes de la moto roja” le robaron al mediodía, en 116 entre 38 y 39, a una pareja. “La tiraron a la señora al suelo y la tuvieron que trasladar al hospital”, contaron. Luego, por la madrugada probaron suerte con una mujer que había terminado su jornada laboral. A ella la interceptaron en 119 y 38. Pero eso no fue todo. Horas más tarde, cerca de las 7.30, los mismos individuos asaltaron a una chica en 119 entre 36 y 37. La intervención de dos vecinos terminó impidiendo la acción.

En tanto, mientras los frentistas dialogaban con EL DIA, un mensaje al grupo de Whatsapp que comparten sorprendió a todos: “La agarraron a mi mujer hace una hora y media en 117 y 40. La puso contra la pared muy violento, yo recién llegó a mi casa. Misma moto, casco negro y revólver. No está solo, te ficha...no es al voleo”, advirtió el hombre.

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...