Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Pronóstico  La Plata, Bs. As.
Temperatura: 21 °C
Nublado
Humedad: 89 %
20.4.2018
EDITORIAL

Alarma por el avance del narcotráfico en nuestra zona

En buena hora la sucesión de operativos policiales y judiciales que en los últimos días lograron detener a bandas de narcotraficantes en nuestra región, en los que se secuestraron grandes cargamentos de drogas químicas y marihuana, aún cuando esa seguidilla vuelve a confirmar, tal como se ha dicho, que las organizaciones dedicadas al comercio de estas sustancias han hecho pie en La Plata, con propósitos que, inclusive, excederían a los de la sola promoción del consumo interno y que apuntarían a la irradiación posterior del fenómeno más allá de las fronteras del país.

Se trata, por cierto, de datos que deberían inquietar profundamente a las autoridades y a la sociedad, obligándolas a impulsar en forma inmediata acciones y estrategias eficaces para erradicar a este flagelo.

Tal como se informó, a menos de 72 horas de la caída de una banda que se movía en autos blindados y capitaneaba la venta de cocaína en la Ciudad, y al día siguiente del hallazgo de más de 25 mil pastillas de éxtasis en una encomienda que llegó al Correo de 4 y 51, anteayer se secuestró un cargamento de 220 kilos de marihuana en la bajada de la Autopista.

En este último operativo, según se informó, fueron detenidos dos ciudadanos extranjeros. Las fuentes oficiales consultadas, si bien no confirmaron si esas personas tienen antecedentes penales, indicaron que llevan una vida muy holgada y que el cargamento secuestrado tiene un valor de mercado que ronda los dos millones y medio de pesos

Corresponde aquí recordar que en 2013 un informe de la Oficina Antidrogas de las Naciones Unidas ubicó a la Argentina como el tercer punto de partida de cocaína hacia el mundo detrás de Brasil y Colombia. En el mismo trabajo, advertía sobre la fragilidad de los controles en los puertos. Ese dato fue el primero que demostró la enorme gravedad de lo que ocurría en el país, hasta entonces considerado de tránsito, pero ya convertido en país productor, consumidor y en la mira de los carteles internacionales.

Para esos carteles, el interés de la Argentina no pasa tanto por el mercado interno de las drogas, al que consideran pequeño y sujeto a fuertes altibajos económicos. El objetivo pasa por convertir al país en base de almacenamiento y movimiento estratégico para llegar a su segundo mercado más importante: el europeo. Especialistas en el tema postulan que el primer interés de los carteles en el país fueron los fueron los precursores químicos para producir cocaína y drogas de diseño, cuando aquí pudieron conseguirlos a precios irrisoriamente bajos.

La enorme gravedad del problema obliga a ponderar la decisiva importancia que debe tener el Estado, como investigador y represor principal de las organizaciones del narcotráfico que se ha instalado con creciente fuerza y que cuenta con centrales internacionales de apoyo. De sobra se conoce que los narcotraficantes exponen, en forma cotidiana, la millonaria y delictiva trama de negocios y vínculos políticos que los respaldan, en un proceso que encuentra a nuestro país en desventaja frente a ese fenómeno.

Hace ya demasiado tiempo que se viene advirtiendo sobre el evidente avance del narcotráfico y del consumo de drogas en la sociedad. Y es también cierto que, a partir de allí, se reclama de las autoridades la intensificación de campañas de prevención, en especial para neutralizar la eventual relación de esa actividad ilegal con funcionarios públicos y dirigentes con influencia en la vida social.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...