Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EDITORIAL

Darle su nombre al Bosque, un merecido homenaje a Favaloro

Numerosas plazas, paseos, ramblas y otros espacios públicos de nuestra ciudad se encuentran designados con los nombres de próceres de la historia nacional, de personalidades políticas, de científicos, de intelectuales, de artistas y de otras personalidades que aportaron sus mejores cualidades a la patria y al bien de sus conciudadanos.

Así puede decirse que, salvo algunas inevitables omisiones, la Ciudad no se ha mostrado ingrata con aquellos que han merecido el tributo de las generaciones y de allí, tal como se ha dicho tantas veces en esta columna, la necesidad de que sus monumentos o las plaquetas que los recuerdan se encuentren siempre bien preservados y no lastimados por los s actos de vandalismo, tan habituales como inexplicables.

En ese contexto es que ahora La Plata ha decido designar a uno de sus lugares más significativos, el Paseo del Bosque, con el nombre del médico platense René Favaloro. La aprobación unánime en el Concejo Deliberante de esa iniciativa no hace sino convalidar, aún más, la justicia intrínseca del homenaje.

Favaloro sintetizó en su persona, como muy pocos otros, la sabiduría de un médico reconocido en todo el mundo –como se sabe, desarrolló la técnica del bypass y transformó así la historia de la medicina cardiológica- con los profundos conocimientos de la filosofía y de la historia, en especial de nuestro país. Admiró a San Martín y cada vez que hablaba sobre el Libertador se le quebraba la voz.

Fue también no sólo un especialista de primer nivel, sino que creó y administró una fundación médica que lo perpetúa, en la que brindó servicios médicos de excelencia, creó escuela e impuso la mayor consideración posible hacia los enfermos carentes de recursos.

El humanismo que lo caracterizaba, su sensibilidad social, el amor que mantuvo por su ciudad, por el Colegio Nacional y la Universidad en la que se forjó, el respeto y la admiración que demostró por sus profesores, la alegría con que se reunía con sus viejos compañeros de estudio y su inserción como un vecino más en la vida de las instituciones platenses formaron parte, también, de su rica personalidad.

Tal como se informó, la facultad de Medicina platense se propone levantarle un monumento en los jardines que la circundan. El proyecto, que todavía está en etapa de preparación y será presentado en sociedad el próximo 26 de septiembre en el Senado bonaerense, cuenta con el respaldo de la Universidad Nacional de La Plata, la Fundación Favaloro, el club Gimnasia y Esgrima, la Fundación Bioquímica Argentina, la Fundación Ciclo, el Colegio Nacional “Rafael Hernández” el Hospital Italiano, el Consulado de Italia en La Plata y la Facultad de Informática de la UNLP, entidades que actualmente patrocinan la muestra itinerante “La Voz del Corazón”, también dedicada a la vida y obra del pionero del by-pass.

Rindiendo estos homenajes a Favaloro, la ciudad de La Plata también se honra a si misma.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...