Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Gianluca Simeone

“Quiero dejar de ser el hijo de...”

El Cholito se presentó en sociedad con la camiseta de Gimnasia. Se definió un delantero de área, dijo que su ídolo es Diego Costa y que su papá le corrige los errores

“Quiero dejar de ser el hijo de...”

Facundo Aché

Enviado especial a Mar del Plata

Porta un apellido pesado en el fútbol y sorprendió en su llegada a Gimnasia. En exclusiva y por primera vez, Gianluca Simeone habló desde su arribo. El delantero, de apenas 20 años, mencionó a su padre, sus espejos, su experiencia en Chile y sus ganas de triunfar en el conjunto de Pedro Troglio.

El fastuoso primer piso del Hotel Provincial, escenario de la primera entrevista de Gianluca como jugador de Gimnasia, contrasta con la humildad del pibe. Quiere ser uno más y ganarse su lugar.

El fútbol, ese único tema familiar, con padre DT y hermanos jugadores atraviesa toda su vida. Justamente la familia es el puntapié inicial de la charla. “Somos los tres delanteros, los tres con nombres italianos (Giovanni, Gianluca y Giuliano). Somos todos futboleros, incluido mi abuelo. Cuando nos juntamos es una mesa tremenda. En año nuevo estuvimos todos juntos y se habla solo de fútbol”, comenzó.

De pibe jugaba como extremo. Después quiso jugar cerca del arco, nada que ver con el juego del Cholo, su padre, a quien casi no vivió como jugador. “De mi papá como jugador vi el final. Vi muchos videos, goles de él, pero agarré lo último”, sostuvo.

Jugar, sólo jugar, ese era su objetivo. “Es lo que siempre quise. La pasión fue más fuerte que cualquier sinsabor. En mi familia el lema es insistir pase lo que pase. Cuando estés muy mal, cuando estés muy bien, hay que insistir y nunca bajar los brazos”, explicó. ¿En la cancha es igual? “Siempre. Con el cuchillo entre los dientes, como dice mi viejo”. Sobre su apellido explicó que lejos está de presionarlo. “El apellido me pesaba en Inferiores, ahora no. Quiero ser Gianluca, dejar de ser ‘el hijo de’, ‘el hermano de’. Quiero crear mi propio camino en Gimnasia”, comentó.

La charla encaró otra vez hacia el área de enfrente, hacia el arco, como él. “Siempre fui delantero. Me gustaba hacer goles. En ese sentido no lo seguí a mi viejo, me gustaba ir más adelante, disfrutar del gol”.

Nadie lo imaginó con la camiseta tripera, pero Gianluca se ilusiona. “Es un gran equipo e hizo una gran Copa. Me entusiasmó la posibilidad y siento que puedo aportar mucho. No sé si estoy ansioso, porque a los 20 años vos querés jugar, mostrarte, dar todo. Espero que se me de”, dijo.

Su paso por el fútbol chileno no le dio la continuidad esperada. “En Unión La Calera estuve seis meses y aprendí mucho. Terminamos clasificando a la Copa Sudamericana, que fue muy lindo y muy grande para el club”. Pibe y con un jugador “hecho” adelante, pudo jugar poco. “Tenía adelante mío a Discoteca Núñez que juega muy bien. Era mi primera experiencia en un club fuera de la Reserva de River así que se me hacía difícil. Tuve poco rodaje”, sostuvo. Sin embargo, rescató la vida del otro lado de la cordillera. “Vivir solo fue muy lindo. Al principio costaba, pero después me fui desarrollando bien. Salí a la vida”, reconoció.

A la hora de buscar referencias, Gianluca las encontró bien cerca. “Acá lo tengo al tanque Silva, que es un gran jugador. Tiene mucha experiencia y muchos goles. Hay que mirarlo y aprender de él”.

Su ídolo está en España, bien cerca de su viejo. “Mi ídolo es Diego Costa, lo seguí siempre desde que mi papá está en Atlético Madrid. Es un jugador excepcional, lo miro mucho para aprender”, comentó.

La opinión sobre su padre regresó sobre el cierre a la charla. “Mi papá siempre me dice las cosas que hice mal en cada partido. Me corrige mucho y es muy lindo para mi que lo haga”, afirmó. ¿Y Troglio, qué le dijo? “Me dio la tranquilidad de que el cuerpo técnico va a estar junto a mi. Me dijo que esté tranquilo”.

“Me gusta sentirme como referencia de área y tirar diagonales. Y me gusta mucho ir de alto”, se describió.

Por último, antes de compartir unos minutos con los más jóvenes, se animó a contar sus deseos. “Quiero sentirme parte del grupo. Encontrar rodaje y empezar a mostrar lo que tengo para Gimnasia”, finalizó.

Simeone, un apellido con historia. Gianluca, un chico que quiere escribir la suya.

 

 

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...