Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Argentina empató 2 a 2 con alemania, en dortmund

El vaso medio lleno

El equipo nacional se encaminaba a un papelón tras el rápido 2-0 teutón, pero cambió radicalmente en el complemento y logró una merecida igualdad. Que sirva de lección

el frentazo del pipa alario que derivó en el primer gol de argentina, que encaminada el trámite / ap

El seleccionado argentino, que estaba para el cachetazo, se recuperó en el segundo capítulo gracias a los cambios justos y precisos que introdujo el entrenador Lionel Scaloni, y rescató un empate con sabor a hazaña ante Alemania (2 a 2), en la ciudad de Dortmund, en el primero de los dos partidos amistosos incluidos en la ventana de fechas FIFA.

Serge Gnabry, a los 15 del primer tiempo, y Kai Havertz, a los 22 minutos, pusieron dos goles arriba al conjunto alemán.

Sin embargo, el equipo nacional, que esta vez, volvió a no contar en sus filas con el astro Lionel Messi (purga una suspensión) alcanzó la igualdad gracias a los goles de Lucas Alario, a los 20 del complemento, con un frentazo, y de Lucas Ocampos, a cinco minutos del final.

Al comienzo, ambos equipos tuvieron como prioridad mantener la posesión de la pelota y por eso evitaron arriesgar.

Sin embargo, fue el elenco teutón el que mostró una mejor predisposición para atacar y buscar los espacios, a partir de un excelente dominio del balón de los volantes, especialmente de Marcel Halstenber, Joshua Kimmich y de Lukas Klostermann.

La Selección intentó también poner la pelota contra el piso, pero fue impreciso en las entregas y por momentos, desbordado por un equipo mejor posicionado y estructurado.

La primera jugada de peligro fue para Alemania, cuando, a los 13 minutos, Julian Brandt entró en el área por la derecha tras un contraataque. Sin embargo, Agustín Marchesín desvió el remate con el pie derecho.

En la siguiente jugada bien hilvanada por los volantes teutones, Gnabry recibió un pase desde la derecha del ataque, escapando en velocidad de Nicolás Tagliafico, se sacó a sus marcas de encima con el control y luego definió con calidad ante la salida del arquero para poner el 1-0, a los 15 minutos.

Poco después, a los 22, Argentina perdió la pelota en la salida y Alemania anotó el 2-0 con un efectivo contraataque; Gnabry asistió a Havertz, quien solo tuvo que empujar la pelota a la red.

Todo surgió a partir de un error de Marcos Rojo, quien entregó la pelota en forma equivocada, permitiéndole que el equipo local respondiera con una contra letal y determinante.

A partir de allí, el partido se volvió de ida y vuelta, porque Argentino, con algunos problemas en el traslado, se animó a responder.

Inclusive, en el minuto 32, Rodrigo De Paul recibió a espaldas de los centrales de Alemania, se perfiló, se acomodó y logró sacar un violento derechazo que se estrelló en el palo derecho de Ter-Stegen.

Después de la media hora, el partido se cayó en un pozo, aunque los alemanes, que tuvieron muchas bajas, la más notoria, sin dudas, fue la del volante del real Madrid, Tony Kroos, siempre tuvieron el control de la pelota, de los espacios y de las situaciones de gol.

SCALONI ACERTÓ EN LOS CAMBIOS

El técnico argentino, Lionel Scaloni, modificó la alineación (dejó la línea de 4 para terminar jugando con tres en el fondo) e hizo dos cambios en el entretiempo, lo que impulsó la reacción del equipo.

Sin embargo, en la primera llegada clara del complemento (a los 9), Emre Can tuvo un mano a mano ante Marchesín, que evitó el gol con una gran atajada.

Los ingresos de Lucas Alario (por Paulo Dybala), de Marcos Acuña (por Marcos Rojo) y de Lucas Ocampos (por Angel Correa) le cambiaron la cara el equipo nacional.

Precisamente, Alario (ex River y Colón), a los 20, que había ingresado cinco minutos antes, puso el 2-1 de cabeza tras un centro desde la izquierda que envió Marcos Acuña, que también comenzó el partido en el banco.

Desde entonces, Argentina presionó alto y estuvo cerca de volver a convertir varias ocasiones.

Hubo buena triangulación de tres cuartos de cancha hacia adelante, y otra predisposición para intentar cambiar la imagen que había mostrado en el comienzo.

A los 40, Alario, tras una gran jugada individual, asistió a Lucas Ocampos, que puso el 2-2 definitivo, en el mejor momento del equipo argentino.

La Selección dejó una mejor impresión, sobre todo en el complemento, y a partir de los cambios efectuados por el técnico. Pero también tendrá que apuntalar el trabajo para mejorar la defensa.

Argentina, como quedó dicho, no contó con el astro Lionel Messi por una suspensión ni con jugadores de Boca y River, involucrados en la revancha de las semifinales de la Copa Libertadores. El equipo cerrará la doble fecha FIFA el domingo, a las 11, hora de nuestro país, ante Ecuador, en Elche (España).

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla