Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Los deseos de Zloto: las últimas horas y voluntades del periodista

La muerte del respetado economista, cuyos restos se velaron ayer, causó sorpresa y conmoción. Qué pidió antes de morir

Los deseos de Zloto: las últimas horas y voluntades del periodista

Respetado periodista económico, Marcelo Zlotogwiazda falleció el martes a los 61. Sufrió cáncer de colon

17 de Octubre de 2019 | 03:40
Edición impresa

El periodista Marcelo Zlotogwiazda, que falleció el martes por la noche, fue velado ayer en la calle O´Higgins 2842 y, en esa despedida, se cumplió su última voluntad: él mismo le había pedido a sus familiares y allegados “no enviar flores” y sí alimentos no perecederos para entregar a “La Poderosa”, que luego los distribuirá en comedores carenciados.

Justamente desde “La Garganta poderosa”, el medio que comanda esta organización social, le dedicaron un saludo especial: “Gracias por hablar cuando era incómodo y por pisar el barrio cuando se apagaban las cámaras. Hasta siempre, Marce”.

Alguien que se emocionó en vivo al recordarlo, fue su amigo y coequiper, Ernesto Tenembaum, que le dedicó unas emotivas palabras y quiso recordar cómo fueron sus últimos días de vida. En la apertura de su ciclo “Y ahora quién podrá ayudarnos” (Radio con Vos), advirtió que iba a ser un “programa complicado”.

“La muerte de Zloto, a todos nosotros y en especial a mí, hace que todo lo demás esté en sepia” y quiso relatar “cómo fueron los últimos 20 días de Marcelo, que muestran que era una persona tenaz, comprometida, tan terco en lo que decidía, tan empacado que era impactante. Tenía una convicción y no lo movías. Marcelo tenía un cáncer de colon que después se le expandió por el resto del cuerpo durante el último año”, contó.

Su compañero precisó que el “último lunes de septiembre tuvo una clara desmejoría y lo internaron con muchísimo dolor”. Desde ese momento le dieron “parches de morfina”, tuvo días difíciles hasta que salió del hospital y cuando regresó a la tele, a C5N, fueron juntos a comer pizza antes del programa: “Yo no lo miraba en tele hace rato, ese día puse para ver que no se cayera y se lo veía coherente y lúcido, aunque empecé a ver en las redes comentarios con preguntas sobre qué le pasaba a Zloto”. Luego de esa noche, Marcelo también se sumó a la radio: “Y se lo escuchaba bien, coherente y energético. El sábado hizo un cumpleaños que tuvo mucha intensidad porque sobrevolaba que era una despedida, pero fue lleno de amor”.

Zloto condujo toda la semana pasada su programa radial, hasta el jueves. “Ese fue su último programa antes de morir, hizo las tres horas de punta a punta y se fue en avión a Comodoro Rivadavia a dar una charla; se fue con toda la panza inflada y dolores. Él decía que iba a poder, era un maratonista”, lo definió Tenembaum, quien añadió: “Me dijo que fue difícil antes y difícil después, pero se bancó un recorrido por una fábrica abandonada y la charla que dio. Estela, su mujer, me dijo que estuvo inteligente, atractivo y coherente. El lunes lo vi por última vez cuando estuve entre las 7.30 y 8.45 en su casa. Estaba cansado y después no se levantó más”.

“La muerte de Zloto, a todos nosotros y en especial a mí, hace que todo lo demás esté en sepia”

Ernesto Tenembaum
Periodista

 

La partida de Zloto “es una gran pérdida para el periodismo argentino”, afirmó su par, quien no dudó en asegurar que, cuando empezó la democracia, Marcelo “inauguró algo nuevo en el periodismo, porque hasta ese momento el periodismo económico eran solo números (...) Entonces empezó a hacer un periodismo que le ponía cara, cuerpo y nombres a cosas en donde no se hacía”. Por ejemplo “se metía con las grandes empresas, decía que empresarios que fugan capitales y no pagan impuestos”.

“Tenía una admiración de él antes de hacerme amigo y que no se me fue ni un segundo hasta el día de su muerte”, fue la despedida de Tenembaum.

OTRO PEDIDO

Antes de partir, el también economista compartió ese último cumpleaños (el 6 de octubre) rodeado de su mujer, Estela, sus hijas, Lara (23) e Ivana (19), y sus seres queridos. A todos, además de solicitarles no enviar flores sino alimentos no perecederos a su velatorio, les realizó otro pedido: no quiso que le regalen cosas, sino dinero para una donación. Y así pudo entregar la suma de “50 mil pesos al profesorado de la Villa 21”, según reveló Guillermo Parodi, secretario adjunto de la Unión de Trabajadores de la Educación en la Ciudad de Buenos Aires.

Una de sus últimas apariciones en TV, que también recordó un Luis Novaresio “absolutamente angustiado”, fue justamente en el ciclo “LNE”, por A24, a pedido de Tenembaum. “Quiero que quede este recuerdo”, le dijo Ernesto a Luis y los tres se juntaron: “Fue tremenda la entrevista”.

Allí, el periodista económico había declarado: “¿Qué quiero hacer cuando sea grande? Me voy a poner a llorar… Disfrutar la vida” y ante la clásica pregunta de Novaresio (“Nos morimos ¿y qué pasa?”), Zloto contestó: “En mi caso, estoy decidiendo, ¿no?” (los presentes se rieron pero el público no sabía de su enfermedad). Estoy decidiendo si me creman, si me entierran. No pasa nada. Nos morimos y nos morimos. No creo... Superé eso, superé el temor a la muerte. Los que sufren son los que se quedan”.

 

 

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla