Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Tremenda bienvenida a Mascherano, que se quiere quedar por mucho tiempo

En la presentación le hicieron saber que el Pincha es una familia y el jugador dijo que ya siente una conexión con el Club

Martín Cabrera

Por: Martín Cabrera
mcabrera@eldia.com

8 de Diciembre de 2019 | 04:13
Edición impresa

Pavada de presentación tuvo Javier Mascherano en Estudiantes. El presidente Juan Sebastián Verón, los campeones del mundo Carlos Pachamé, Bambi Flores, Eduardo Flores y la Bruja Verón. Claudio Gugnali, ex jugador del equipo de 1982 y ayudante de campo de Alejandro Sabella, que estuvo junto a él por la mañana antes de su arribo al Country. Agustín Alayes, del plantel campeón 2006. Sus próximos compañeros Mariano Andújar, Gastón Fernández y Jonatan Schunke. Gabriel Milito, su entrenador y amigo suyo del Barcelona. Y 15 mil personas en las tribunas. Nadie en la historia de Estudiantes tuvo semejante recibimiento. Fue ayer, en 57 y 1, un sábado que quedará en el recuerdo de propios y extraños que dejó muchas frases pero una que hizo explotar a los presentes: “Vine para quedarme por mucho tiempo”.

Al mediodía el ex jugador de River, Barcelona y otros más, se encontró con Alejandro Sabella en una casa de un barrio privado de City Bell. De ahí fue hasta el Country, donde lo esperaron el presidente Verón, el técnico y sus nuevos compañeros. Fue presentado uno a uno, a todos y todas: allegados, utileros, masajistas, cocineros, fotógrafos... No quedó nadie sin darle la mano.

Estudios de rutina, algunas fotos filtradas a la prensa y camino al estadio, donde desde las 16 horas había hinchas dando vueltas esperando que se abran las puertas. Fue abrumadora la concurrencia, al punto que el operativo tuvo que dejar de revisar tanto los documentos para hacer pasar más rápido por los portones.

“Metiste el doble de gente que yo”, bromeó la Brujita en el centro del campo, con el micrófono en sus manos y recordando su llegada a Estudiantes procedente del Inter, en el invierno de 2006, cuando el equipo se preparaba para jugar cuartos de final de la Copa Libertadores y pelear el torneo Apertura que ganaría gracias a un final de película.

 

“Viniste al mejor club del mundo”, le expresó Gastón Fernández, tal de los jugadores que más hizo para su llegada, el que hizo inferiores junto a él en River y el fútbol los vuelve a encontrar en el Pincha.

“Estudiantes es una familia y la familia es lo mejor que hay”, le dijo Jonatan Schunke, otro de los referentes del plantel que estuvo a su lado. Destacó que ya le había tocado jugar al lado de Verón, un jugador de extrema jerarquía. “Ahora me toca estar al lado tuyo”.

Mariano Andújar también le dio la bienvenida. Le dijo que había elegido muy bien y que con el tiempo iba a descubrir lo especial que era el hincha. “Nos esperaba menos de la gente y vamos a demostrarle que somos un club diferente a todos”.

También hablaron los campeones del mundo. Carlos Pachamé le dio la bienvenida y reconoció todo lo que le puede dar a un plantel como Estudiantes. El Bocha Flores confesó que le hubiese gustado jugar con él y Juan Ramón Verón aseguró que el equipo necesitaba una voz de mando en la mitad de la cancha.

“Es bueno que sepa a qué club viene y cómo lo van a recibir. Estoy feliz verlo con la camiseta de Estudiantes. El hincha lo va a disfrutar. Qué sea feliz jugando al fútbol”, le deseó Gabriel Milito. Fueron compañeros y muy buenos amigos en Barcelona y, según contó antes en conferencia de prensa, fue quien le sugirió la posibilidad de jugar como central, cuando en España empezaron a retrasarlo en el campo de juego.

Agustín Alayes le habló a Mascherano y a los hinchas. Dijo que con el objetivo cumplido del estadio ahora era momento de apuntar por lo fútbolístico. Y se sumó Verón: “Vamos a buscar eso, que no lo vamos a nombrar pero lo queremos”. Mascherano fue presentado y dejó la vara bien alta para los próximos meses.

En el final le prepararon una veintena de pelotas, que firmó uno por una para arrojarlas a lo más alto de la platea de 115 y la tribuna de 55. Los hinchas saltaron de sus butacas para poder agarrar una. Incluso fue tanta la fiebre que generó que algunos le arrojaron celulares desde la baranda para tener una selfie suya. Bien por el jugador, que uno que necesitaba la clave de huella lo arrojó de nuevo para la foto. “Masche, jugá el lunes”, le gritaron en un momento de silencio, frase que se escuchó dentro del campo y hasta provocó la sonrisa de los presentes.

“Este recibimiento es una de las cosas más lindas de mi carrera”, dejó en su despedida y luego de más de 40 minutos en la mitad de cancha. Fue la frase que despertó uno de las últimas ovaciones de la tarde/noche.

UNA MONTAÑA DE JUGUETES

Además de ver a Mascherano y (muchísimos) conocer el nuevo estadio, el evento de ayer dejó una movida solidaria de envergadura: una montaña de juguetes nuevos, viejos y reparados que serán entregados por la Fundación Estudiantes en la previa de Navidad. Sin lugar a dudas, un hecho para destacar y que le despertará una sonrisa a miles de chicos con necesidades económicas.

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Multimedia

JR Verón, Gata Fernández, Andújar, Milito, Pachamé, Mascherano, Bambi Flores, Alayes, Schunke, Gugnali, Bocha Flores y JS Verón / Demian Alday

Verón hizo las veces de presentador y entrevistó a todos / Demian Alday

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla