Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
UN DIVORCIO MUY COMPLICADO

Reino Unido pedirá a la Unión Europea postergar el Brexit

El Parlamento rechazó un nuevo referéndum, pero respaldó solicitar a Bruselas que la salida británica del bloque comunitario, fijada para el 29 de marzo, pase al 30 de junio

Reino Unido pedirá a la Unión Europea postergar el Brexit

Un militante anti Brexit (izq.) y un partidario de dejar la Unión Europea, cerca del Parlamento en Londres / AFP

LONDRES

La Cámara de los Comunes (Parlamento) británica respaldó ayer, por 412 votos frente a 202, pedir a la Unión Europea (UE) que se retrase la fecha para la salida del Reino Unido del bloque (Brexit) -fijada para el 29 de marzo-, hasta el 30 de junio próximo.

A fin de evitar una salida caótica de la UE, los diputados respaldaron una moción de May para que el gobierno pida una prórroga del plazo de negociación hasta el 30 de junio si el Parlamento aprueba un pacto de Brexit antes del 20 de marzo -víspera del Consejo Europeo-, y más larga si no hay acuerdo.

En el segundo caso, precisa el texto, el Reino Unido tendría que justificar ante sus otros 27 socios europeos “el propósito” de la prórroga y, si la concedieran, el país debería concurrir a las elecciones europeas que se celebrarán entre el 23 y el 26 de mayo.

En respuesta a la votación, la Comisión Europea ha señalado que la extensión del artículo, cuya activación por parte del Reino Unido dio inicio a los dos años de conversaciones entre Londres y Bruselas, “requiere el consentimiento unánime de los 27 Estados miembros”. “Será el Consejo Europeo el que considere la solicitud” en su cumbre de los días 21 y 22 de marzo, señaló un portavoz.

La UE ha reiterado que si Londres pide ampliar las negociaciones, deberá explicar el motivo, cómo prevé consensuar una propuesta mayoritaria en el Parlamento y qué tipo de relación desearía tener con el bloque comunitario una vez afuera.

Sin embargo, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, afirmó que, en sus conversaciones previas al Consejo Europeo del 21 y 22 de marzo, pedirá a los líderes comunitarios que acepten una prórroga “larga” si el Reino Unido decide replantearse su estrategia.

La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, quiere someter su tratado para la salida de la UE a votación por tercera vez seguramente el próximo martes, después de que ya fuera rechazado con contundencia el 15 de enero y el 12 de marzo.

En los próximos días, espera convencer a sus colegas conservadores euroescépticos y sus socios parlamentarios del Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte de que respalden su pacto en lugar de arriesgarse a que, con la prórroga, no llegue a producirse el Brexit.

Al iniciar ayer el debate en el Parlamento, el ministro del Gabinete, David Lidington, explicó que si el acuerdo del gobierno vuelve a ser descartado, los diputados tendrán “dos semanas” después de la cumbre europea para votar sobre diferentes opciones a fin de definir la hoja de ruta.

Antes de aprobar la moción gubernamental, los diputados rechazaron tres enmiendas a la misma, entre ellas una que pedía la organización de un segundo referéndum del Brexit -tras el de 2016-, que fue descartada por 334 votos a 85.

SEMANA AGITADA

Las votaciones de ayer ponen fin a tres días consecutivos de decisiones cruciales. El martes, los diputados rechazaron ampliamente de nuevo el Tratado de Retirada negociado con la UE y, un día después, la posibilidad de abandonar el bloque de manera abrupta.

Pese a todo, un Brexit sin acuerdo sigue siendo la opción “por defecto”. Si llegada la fecha fatídica, el 29 de marzo, no se ha aprobado una solución alternativa, Reino Unido puede verse involuntariamente abocado a la temida salida abrupta de la UE.

Ante el impacto que la incertidumbre está teniendo en la actividad económica y en las familias, el vicedirector general de la gran patronal CBI, Josh Hardie, pidió un “nuevo enfoque”, urgiendo a los diputados a usar “cualquier tiempo adicional para elaborar finalmente una solución que proteja los empleos y a los colectivos (grupos) en todo Reino Unido”. (TÉLAM y AFP)

 

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...