Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Una modalidad varios antecedentes en las últimas semanas

La ola de escruches se extiende por los edificios de la zona céntrica platense

Como en hechos previos, aprovecharon la ausencia de una joven en 7 y 62 para robarle una notebook. Habría otros dos casos

La ola de escruches se extiende por los edificios de la zona céntrica platense

el edificio de 7 entre 61 y 62, al que entraron a robar a un departamento del segundo piso/demián alday

Los robos en departamentos de edificios de la Ciudad continúan sumando nuevos capítulos, en una situación que mantiene en vilo a quienes residen en esas viviendas.

Por lo general los hechos delictivos se registran mediante escruches, es decir cuando sus moradores se ausentan circunstancialmente de los departamentos.

Y esto una vez más sucedió ayer, esta vez en un edificio de 7 entre 61 y 62, cuando la mujer que vive en el 2º C salió de su departamento y los delincuentes aprovecharon para colarse por la fuerza en el inmueble y concretar un robo.

Fuentes policiales ligadas a la investigación informaron que el escruche se produjo entre la mañana y las primeras horas de la tarde de ayer.

Según aseguró la damnificada -una joven de 25 años- los ladrones “sólo se llevaron una notebook”, aunque no habría que descartar que se constataran otros faltantes.

Grande fue la sorpresa y la angustia de la joven cuando al regresar al departamento que habita se encontró con que la puerta de entrada se hallaba violentada, presumiblemente mediante el uso de una barreta, como ya se ha convertido en una costumbre en episodios similares.

Según los primeros informes, la polícía arribó al lugar, donde se pudo constatar la presencia de los delincuentes en el interior del departamento, al igual que los daños provocados en la puerta de acceso al lugar.

De inmediato comenzó un rastrillaje en todo el edificio ante la sospecha que los delincuentes pudieran haber intentado ingresar a otros departamentos, pero con resultado negativos.

Sin embargo, luego de una minuciosa búsqueda por los pisos de la torre, se estableció que los delincuentes ya se habían dado a la fuga con la notebook.

Los escruches en edificios se dan por lo general entre la mañana y la tarde

 

Ahora en la comisaría novena se instruyeron la respectivas actuaciones caratuladas “robo”, con intervención de la UFI Nº 9 de Autores Ignorados.

¿HUBO OTROS DOS CASOS?

Pese a que en la seccional se admitió sólo este robo, de fuentes policiales trascendió que también en la jornada de ayer se registraron otros dos escruches en edificios de la misma jurisdicción.

Al respecto, se aseguró que uno de esos casos se desarrolló en una torre de departamentos de 62 entre 1 y 2.

Siempre en base a lo dado a conocer a este diario por las fuentes en la fuerza, los maleantes que actuaron allí primero forzaron la puerta de entrada al edificio, en momentos en que no había testigos.

Y sostuvieron que una vez que lograron ingresar al edificio “también forzaron las puertas de entrada de los departamentos 1º A, 4º C y 4º D, llevándoles dinero y objetos de valor de pequeño tamaño”.

“Fue en momentos en que quienes viven en esos departamentos, no se encontraban. Es como si los ladrones hubieran tenido previamente la información con los horarios en que se mueven los damnificados”, expresaron indignados y dejando un margen a las suspicacias.

Asimismo, también se recibió una denuncia de que delincuentes habían robado en un departamento del segundo piso en la cuadra de 57 entre 4 y 5, siguiendo un modus operandi similar.

Lo cierto es que, como sucede casi siempre en estos casos, no se produjeron detenciones y los maleantes permanecen prófugos e impunes, según indicaron las fuentes.

ANTECEDENTE RECIENTE

Como viene señalando este diario, el último antecedente conocido de escruches en un edificio se había dado en el emplazado en 11 entre 60 y 61.

En esa torre de 8 pisos y 15 departamentos, un joven que vive en el 3º A y una mujer que habita con su marido el 3º B sufrieron la visita de ladrones que, en ausencia de aquellos, sustrajeron diversos elementos de valor.

El episodio alertó a quienes residen en ese edificio, al punto que decidieron instalar cámaras de seguridad, cambiar cerraduras y crear un grupo de WhatsApp.

Lo cierto es que la ola de escruches no parece tener fin.

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...