Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
LA CÁMARA BAJA APROBÓ UNA RESOLUCIÓN que CONDENA LOS comentarios xenófobos del magnate

“No hay ni un hueso racista en mi cuerpo”, afirmó Trump

Tras instarlas a “irse” a sus países de origen, el mandatario negó que sus declaraciones sobre cuatro legisladoras demócratas pertenecientes a minorías fueran discriminatorias

“No hay ni un hueso racista en mi cuerpo”, afirmó Trump

El presidente Donald Trump durante una reunión de gabinete ayer, en la Casa Blanca / AFP

WASHINGTON

El presidente de EE UU, Donald Trump, negó ayer que sus virulentos comentarios contra cuatro congresistas demócratas pertenecientes a minorías fueran racistas, mientras la polémica por sus declaraciones crece.

Luego de haber aconsejado el fin de semana a estas cuatro congresistas demócratas que “regresen” a sus países de origen, el presidente intensificó sus ataques el lunes, y ayer negó que sus comentarios fueran racistas. “Estos tuits no eran racistas. No tengo ni un hueso racista en mi cuerpo”, dijo Trump en Twitter. Sin embargo, la Cámara de Representantes, dominada por los demócratas, aprobó anoche una resolución que “condena enérgicamente los comentarios racistas” de Trump “que han legitimado e incrementado el miedo y el odio hacia los nuevos estadounidenses y hacia la gente de color”. El texto fue suscripto por cuatro legisladores republicanos que se sumaron a los 235 votos demócratas.

Trump atacó a Alexandria Ocasio-Cortez (representante de Nueva York, de origen puertorriqueño), Ilhan Omar (de Minnesota, estadounidense nacida en Somalia), Ayanna Pressley (una legisladora negra que representa a Massachusetts) y Rashida Tlaib (de Michigan, de ascendencia palestina).

Estas cuatro legisladoras, que llegaron a la Cámara a principios de 2019, son apodadas “El escuadrón” por algunos medios, en tanto que se destacan por su intensa actividad en las redes sociales y por posiciones inclinadas hacia la izquierda.

Trump se aferró a su estrategia de alimentar la polémica que él mismo lanzó y en la mañana de ayer reiteró su mensaje a las congresistas: “Depende de ellas lo que quieran hacer: pueden quedarse, pero deben amar a nuestro país y trabajar por el bien de nuestro país, y si no están felices aquí, pueden irse”, les espetó.

“Tengo videos aquí. Las declaraciones más viles y horribles sobre nuestro país, acerca de Israel, sobre otros”, puntualizó Trump, en abierta queja sobre las congresistas.

En un comentario en su cuenta de Twitter, la congresista Ocasio-Cortez ironizó ante la rara afirmación del presidente y le dio la razón al asegurar que Trump “no tiene ni un hueso racista en su cuerpo”. “Tienes una mente racista en tu cabeza y un corazón racista en tu pecho”, afirmó, no obstante, la legisladora representante de los barrios neoyorquinos del Bronx y Queens.

En carrera por un segundo periodo en las elecciones de 2020, Trump parece más decidido que nunca a avivar las llamas de la tensión racial para reforzar su base electoral, mayoritariamente blanca, pero también para sembrar divisiones entre sus opositores políticos.

En una rueda de prensa el lunes por la noche, las cuatro congresistas atacadas subrayaron que el debate político debe centrarse en temas como la cobertura de salud o la inmigración, particularmente en el sensible tema de los solicitantes de asilo en la frontera con México.

“Mentes y líderes débiles discuten sobre lealtad a nuestro país para evitar preguntas y debates sobre sus políticas”, dijo Ocasio-Cortez. (AFP y EFE)

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla