Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
EL ANIVERSARIO DEL VIAJE DE LA APOLO 11

Alunizados: a 50 años del primer paso, la tevé homenajea a su satélite

Entre hoy y el domingo, las pantallas ofrecerán una variada oferta de cine y series con la exploración espacial como eje

Alunizados: a 50 años del primer paso, la tevé homenajea a su satélite

La historia de Neil Armostrong, “First Man: el primer hombre en la Luna”, mañana a las 22 por HBO / Outnow

Al posarse en la Luna el 20 de julio de 1969, los estadounidenses Neil Armstrong y Buzz Aldrin pisaron con sus propios pies un astro que alimentaba las fantasías de la humanidad desde hacía años, y que se convirtió en musa particular del cine desde que aquel “Viaje a la Luna” de George Méliès, en 1903, demostró que la ciencia ficción tenía un lugar en el séptimo arte.

Pero “a partir de los años 1930-1940, los avances en el ámbito aeroespacial se van concretando, el viaje a la Luna se convierte en algo verosímil y el imaginario lunar se desdibuja”, explica Natacha Vas Deyres, profesora de Letras en la Universidad Burdeos-Montaigne.

Y más aún, después de que “nos diéramos cuenta de que la Luna era un astro completamente muerto, de que no había gran cosa que hacer allí salvo, por supuesto, avances científicos”, indica Jean-Pierre Andrevon, escritor de ciencia ficción.

La frontera se fue corriendo a Marte porque “a medida que se va explorando, vamos ampliando los lugares donde situamos cosas extraordinarias”, explica el astrofísico Roland Lehoucq, presidente del festival internacional de ciencia ficción Les Utopiales, pero, curiosamente, el aterrizaje final en la Luna, aquel 20 de julio, reavivó la presencia del satélite en la cultura pop: el alunizaje de 1969 convirtió un logro visto antes sólo en la imaginación y las películas de ciencia ficción en el evento televisivo más inverosímil, una transmisión en vivo con Neil Armstrong en medio de un paisaje desolado. Y esas impresionantes imágenes tomadas a cerca de 322.000 kilómetros (200.000 millas) de la Tierra cautivaron a los espectadores.

Ese hito hizo crecer en la imaginación de los hombres otra vez a la Luna, ahora como un lugar lleno de hombres viviendo bajo cúpulas, en bases presurizadas. Y creció una fantasiosa sospecha: ¿qué se ocultaba bajo esa superficie vacía y apacible? Una idea que se convirtió en metáfora solo cuatro años más tarde, con Pink Floyd y su “The Dark Side Of The Moon”.

Pero pasaron los años y el interés por ese satélite desolado amainó. Se enfrió la Guerra Fría hasta apagarse, y el programa espacial de NASA sufrió sucesivos recortes en medio de problemas más urgentes para Estados Unidos, hasta quedar atomizado.

Sin embargo, se han vuelto a alinear los planetas: con la carrera espacial resurgiendo, un viaje a Marte en el horizonte y los 50 años del alunizaje a punto de cumplirse, el interés por el público en el cuerpo celeste que nos mira desde el cielo ha resurgido. Y la tele lo sabe: por eso, aprovechando el aniversario de aquel pequeño paso para un hombre, pero “gran paso para la humanidad”, llenará este fin de semana su grilla de ofertas lunares.

 

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla