Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
SEGÚN ARCHIVOS SECRETOS DEL GOBIERNO BRITÁNICO FILTRADOS A LA PRENSA

Con un Brexit duro, en Reino Unido faltarán alimentos y medicamentos

También peligra el suministro de agua potable. Michael Gove, el ministro encargado de los preparativos para salir de la Unión Europea, aseguró al respecto que los documentos representan “el peor escenario posible”

Con un Brexit duro, en Reino Unido faltarán alimentos y medicamentos

LONDRES

Documentos secretos del gobierno británico filtrados al público advierten que habrá serio desabastecimiento en todo el país en caso de que el Reino Unido abandone la Unión Europea (UE) sin un acuerdo comercial para el 31 de octubre, de acuerdo con un informe periodístico difundido ayer.

El diario The Sunday Times publicó supuestos memorandos confidenciales del gobierno que describían las consecuencias de un Brexit sin acuerdo. Entre las más serias se encuentran “importantes” interrupciones en el suministro de alimentos frescos y medicamentos e incluso el potencial desabastecimiento de agua debido a la posible interrupción de importación de elementos químicos para el tratamiento de líquidos.

Si bien los sombríos escenarios descriptos en los documentos han sido discutidos por académicos y economistas durante mucho tiempo, los defensores del Brexit insisten en que solo son avisos alarmistas.

El primer ministro Boris Johnson asegura estar preparado para salir de la UE independientemente de si puede renegociar el acuerdo del Brexit alcanzado con Bruselas por su predecesora, Theresa May, durante las próximas 10 semanas.

Sin embargo, los mismos funcionarios del actual gobierno advierten que con un Brexit sin acuerdo, el intercambio de datos policiales y la salud de la crucial industria de servicios financieros de Gran Bretaña podría estar en peligro después del 31 de octubre.

Los documentos publicados por el Times también citan a los funcionarios advirtiendo que un 85% de los camiones no estarían listos para la aduana francesa en el crítico cruce del Canal de la Mancha ese día, lo que provocaría filas que podrían extenderse durante días. Un 75% de todos los medicamentos que ingresan a Gran Bretaña llegan a través de ese cruce, advierten los memorandos, “haciéndolos particularmente vulnerables a retrasos severos”.

Los funcionarios prevén que “elementos críticos” de la cadena de suministro de alimentos se verán afectados y esto “reduciría la disponibilidad y opciones y aumentaría el precio, lo que afectará a los grupos vulnerables”.

La Oficina del Gabinete de Gran Bretaña no respondió un mensaje de agencias internacionales de noticias en busca de comentarios sobre los documentos, pero Michael Gove, el ministro a cargo de los preparativos sin acuerdo de Brexit, insistió en que los archivos representan el “peor de los casos”.

ORDEN DEL GOBIERNO INGLÉS

En tanto, el gobierno británico ordenó ayer que el 31 de octubre sea derogada la ley que permitió que el Reino Unido se integrara a la Unión Europea, un simple trámite burocrático pero que parece destinado a presionar a la UE.

El anuncio se dio a conocer cuando Johnson se prepara para viajar a Alemania y Francia en esta semana y reunirse con la canciller Angela Merkel, el miércoles, y con el presidente Emmanuel Macron en París, el jueves.

La elección del día de la derogación no es fruto del azar, ya que es el anunciado para el Brexit, que ya se ha pospuesto dos veces, y es también la fecha límite en la que Boris Johnson ha prometido que su país abandonará la UE, con o sin acuerdo de salida.

“Ésta es una señal clara para los ciudadanos de este país: saldremos de la UE según lo prometido el 31 de octubre, independientemente de las circunstancias”, dijo Steve Barclay, ministro responsable del Brexit, en un comunicado.

Pero la decisión es sobre todo simbólica, según Maddy Thimont Jack, del centro de análisis políticos “Institute for Government”, ya que se trata de un trámite formal que “puede hacerse en el último minuto”.

“Ya sabíamos que se iba a derogar el texto (llamado European Communities Act 1972), pero ignorábamos en qué fecha. Es un símbolo político”, subrayó la analista.

Johnson quiere presionar a la UE para obtener un nuevo acuerdo agitando la amenaza, cada vez más inminente, de un Brexit sin acuerdo, mientras que Bruselas se niega hasta ahora a reabrir las negociaciones.

El anuncio de la derogación se hizo -además- luego de publicarse, este domingo, una carta en la que más de 100 parlamentarios piden a Johnson que convoque de inmediato al legislativo, actualmente de vacaciones, para una sesión ininterrumpida hasta el 31 de octubre. (AP y AFP)

 

Si llegaste hasta acá es porque valorás nuestras noticias. Defendé la información y formá parte de nuestra comunidad.
Suscribite a uno de nuestros planes digitales.

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla