Estimado lector, muchas gracias por su interés en nuestras notas. Hemos incorporado el registro con el objetivo de mejorar la información que le brindamos de acuerdo a sus intereses. Para más información haga clic aquí

Enviar Sugerencia
Conectarse a través de Whatsapp
Avisos Clasificados
Buscar
Kicillof no pudo acordar con bonistas y decidió pagar para evitar el default

Al fracasar la negociación, la Provincia hizo frente al vencimiento de U$S 277 millones entre capital e intereses. El Gobernador aseguró que canceló la obligación con recursos propios y apuntó contra un fondo inversor

5 de Febrero de 2020 | 03:51
Edición impresa

El gobernador Axel Kicillof logró eludir el default. Pero para evitar ese escenario temido, debió cancelar una deuda con bonistas por 277 millones de dólares, al fracasar la negociación que había ensayado con los acreedores para postergar hasta el 1° de mayo el pago de esa obligación.

La Provincia afrontó finalmente ese vencimiento con “fondos propios”, según dijo el propio mandatario. Y una porción de esos recursos los obtuvo a través de una emisión de letras en el mercado local por unos 9 mil millones de pesos que en parte fueron tomadas por varios municipios del Conurbano.

Así, terminó por escribirse un largo primer capítulo de la novela de la deuda de la Provincia. Kicillof había afirmado que la Provincia no estaba en condiciones de afrontar el vencimiento, pero finalmente consiguió los recursos, dijo, sin asistencia del gobierno nacional.

Durante una conferencia de prensa que brindó en la Casa de Gobierno, Kicillof anunció además que en los próximos días “se va a dar un cronograma (de reestructuración de deuda) que va a estar en consonancia con el de la Nación”.

La decisión de pagar el vencimiento se adoptó luego de que fracasara la negociación iniciada con los bonistas por el gobierno bonaerense y que apuntaba a posterga para mayo el vencimiento que ocurrió el 26 de enero.

Kicillof reveló que la propuesta de postergación del pago del bono tuvo una adhesión de más del 50 por ciento entre los acreedores, cuando el requerimiento para un acuerdo era del 75.

Por la falta de entendimiento, el mandatario provincial apuntó especialmente contra uno de los acreedores, Fidelity, el más grande de Estados Unidos (ver pág. 5), que mostró “una posición bloqueadora y no tuvo la misma actitud constructiva y de diálogo” que el resto de los bonistas individuales, que sí habían respaldado su propuesta de postergación de los pagos de vencimiento.

Kicillof aseguró que ese fondo mostró “una enorme intransigencia y una enorme incomprensión”, y precisó que “pretendió negociar de otra manera y ofrecía cobrar todo pero en cuotas, lo que no constituye una solución para la Provincia”.

Fuentes oficiales dijeron que se rechazó ese propuesta porque “esa forma de cancelación dificultaba el proceso de reestructuración general de deuda en moneda extranjera que busca llevar adelante la Provincia”.

También remarcó que ese grupo acreedor posee alrededor del 25 por ciento de los bonos, y destacó que “por eso estuvimos hablando hasta último momento, porque es el que tiene la llave” para destrabar la propuesta que no prosperó.

Sin embargo, explicó que “desde el 26 de enero (día de vencimiento de los bonos) supimos que no había colaboración, que había una enorme intransigencia e incomprensión de la situación”, y señaló que por ello se resolvió extender hasta ayer el plazo para que los bonistas se pronunciaran sobre el ofrecimiento.

En su última oferta, el gobierno bonaerense había propuesto a los bonistas pagar el 30 por ciento del capital que vencía el 26 de enero –aproximadamente 75 millones de dólares- y dentro de los 5 días hábiles de efectivizada la enmienda, los intereses que devengue el capital postergado al 1º de mayo –aproximadamente 5 millones de dólares-, prorrogando hasta esa fecha el pago del restante 70 por ciento del capital.

El Gobernador afirmó que la anterior administración dejó “una situación de insostenibilidad de la deuda, con vencimientos y montos que la hacen impagable”.

“El gobierno anterior endeudó al país y a la Provincia en un grado insostenible y las autoridades lo sabían. Nosotros debemos buscar una solución lo menos cruenta posible sin postergar más a quienes ya están postergados”, sostuvo Kicillof.

Detalló que “la deuda en pesos se multiplicó por cinco en cuatro años, en los que se emitieron 5.000 millones de dólares, el doble que en los ocho años anteriores, de los cuales el 94 por ciento vence entre 2020 y 2023”.

Kicillof, quien estuvo acompañado por el ministro de Hacienda Pablo López, precisó que este año vencen 220.000 millones de pesos de deuda “íntegramente producida por la etapa anterior”, lo que demandaría destinar el 15 por ciento de los fondos de la Provincia.

Además adelantó que es preciso “iniciar una reestructuración”, porque sostuvo que “este esquema de deuda externa no tiene lógica. Fue una política irresponsable” .

Sobre un posible default, Kicillof sostuvo que “no hubiera sido la solución global que ayude a resolver” la deuda provincial en moneda extranjera, y dio por iniciado el “proceso de reestructuración”. Y apuntó a la” intransigencia y mala predisposición de algunos bonistas” a la propuesta provincial.

Kicillof advirtió ayer que el default “no hubiera sido la solución global que requiere la deuda”

 

 

 

Las noticias locales nunca fueron tan importantes
SUSCRIBITE

Multimedia

el gobernador, ayer, durante la conferencia de prensa/sebastián casali

+ Comentarios

Debe iniciar sesión para continuar

cargando...
Básico promocional
Acceso ilimitado a www.eldia.com
$30.-

POR MES*

*Costo por 3 meses. Luego $194.-/mes
Mustang Cloud - CMS para portales de noticias

¿Querés recibir notificaciones de alertas?

Para ver nuestro sitio correctamente gire la pantalla